10 claves para que triunfe la estrategia de e-mail marketing de un restaurante | DiegoCoquillat.com
Únete al CLUB DE INNOVACIÓN PARA RESTAURANTES más grande del mundo

10 claves para que triunfe la estrategia de e-mail marketing de un restaurante

0

Internet ha abierto nuevas vías de comunicación para los hosteleros que buscan establecer una relación más estrecha con el cliente a través de herramientas como los e-mails o correos electrónicos.

Muchos restaurantes hacen oídos sordos ante la opinión de voces expertas que recomiendan adaptarse a los tiempos, y siguen apostando por estrategias casi obsoletas de marketing. Con la excusa de la falta de tiempo o la pérdida de dinero, estos locales se permiten el lujo de renunciar a una parte importante de la población a la que la tecnología le importa mucho.

Tanto que en la mayoría de las ocasiones es internet el que les ayuda a elegir un restaurante proporcionando información a través del sitio web, de las redes sociales o del correo electrónico. Como siempre nos dice nuestro director Diego Coquillat “el cliente está más digitalizado que los restaurantes”.

Estas nuevas formas de promocionarse han calado en los modelos actuales hasta el punto de mantener la relación con el cliente más allá del restaurante. ¿Cómo hacerlo? Uno de los métodos más utilizados -y aclamados- es lo que se conoce como e-mail marketing, que consiste en llegar de manera directa al comensal mediante el envío de una serie de correos electrónicos para informarle de la celebración de eventos, de determinadas promociones o de las últimas sugerencias del chef.

Un correo electrónico ha de reunir una serie de características para cumplir con su cometido, que no es otro que ser leído por el cliente. Para ello, resulta fundamental seguir las siguientes recomendaciones.

Consejos para enviar la campaña de e-mail marketing de un restaurante

Recientemente se ha publicado un estudio sobre el estado de la campaña de e-mail marketing en los restaurantes de Estados Unidos y Canadá. Sus resultados no son muy favorables ya que tan solo un 18% de los establecimientos reconoce haber puesto en marcha esta técnica. Sin embargo, los hosteleros escépticos deberían saber que el sector de los Alimentos y los Restaurantes está considerado como una de las industrias con mayor porcentaje en apertura de emails, con un 25,7%. Así que, ¿por qué no aprovechar esta tendencia y seguir las 10 recomendaciones que te proponemos a continuación?

1.Conseguir suscriptores. Para iniciar una campaña de e-mail marketing es imprescindible conseguir una base de datos que incluya el correo electrónico de los futuros clientes.

Transformar los comensales en suscriptores es posible siguiendo alguna de las siguientes estrategias: proponer a los visitantes de la página web del restaurante que rellenen un formulario con su nombre y su email para conseguir ventajas exclusivas, utilizar las redes sociales como escaparate de descuentos y ofertas a través de un sencillo registro, ofrecer en persona una tarjeta de comentarios en la que para dejar su opinión sea necesario incluir sus datos, etc.

2. Controlar la frecuencia de envío de emails. Las campañas de e-mail marketing en los restaurantes suelen realizarse con una periodicidad mensual, aunque en algunas ocasiones se envían hasta dos correos al mes: uno a principios y otro a mediados.

Se trata de no saturar al suscriptor y figurar en su bandeja de entrada solo cuando se tenga algo interesante que decir: informar de promociones, anunciar un cambio en el local, felicitar su cumpleaños, proponer una cena especial con motivo del Día de San Valentín, del Día del Padre o de la Madre, aniversario del restaurante…siempre aportando valor en la comunicación, esa es la clave de esta estrategia.

Informar de promociones, anunciar un cambio en el local, felicitar su cumpleaños, proponer una cena especial con motivo del Día de San Valentín, del Día del Padre o de la Madre, aniversario del restaurante...Telepizza

3. Llamar la atención del suscriptor con el asunto del mensaje. En el momento de enviar un correo electrónico nuestro principal objetivo es que este sea leído, por lo que es de vital importancia elegir un “asunto” que seduzca al internauta. Para ello se utilizan palabras clave a través de las cuales el suscriptor sienta la necesidad de abrir el mensaje y no de enviarlo directamente a la papelera, evita palabras como gratis, oferta, regalo, etc.

 Elaboración minuciosa del email

4. Cuidar el formato del correo En lugar de enviar el correo electrónico como texto sin formato, resulta mucho más apropiado utilizar el formato HTML o una plantilla ya diseñada. En cualquier caso, lo imprescindible es presentar un mensaje claro con una ortografía y una gramática adecuadas para evitar los errores tipográficos, incomprensiblemente frecuentes. Para ello es recomendable que una persona distinta a la que ha redactado el texto lo revise antes de distribuirlo entre sus suscriptores.

5. Elaborar textos cortos. Cuando el suscriptor se siente tan atraído por el asunto de un mail que se decide a abrirlo y leerlo, espera que sea lo más breve posible, pues ha de informar únicamente sobre una cuestión en concreto: un nuevo plato, un vale de descuento… Además de no incomodar al lector con un mensaje interminable, hay que tener en cuenta que una buena parte de la población revisa su correo electrónico desde el móvil.

6. Incluir imágenes. Hay que procurar que prime la imagen sobre el texto para que con un simple vistazo el comensal capte el mensaje del remitente. Se trata de una técnica que, bien empleada, puede mostrar aquello que hace único y especial a un restaurante: la celebración de un evento, la renovación de la carta o la inauguración de un nuevo espacio. Además de las imágenes, el suscriptor recibe con agrado vídeos y gifts.

Emails pensados para un tipo de cliente

7. Crear mensajes personalizados. De acuerdo con Convince and Convert, hemos de tener en cuenta que las personas influenciadas por el e-mail marketing invierten un 138% más que el resto. Esto es gracias al vínculo que nace gracias a este tipo de estrategias en las que el restaurante se dirige al cliente -por su nombre- en un lenguaje tan cercano como directo. ¿Cómo hacerlo? Poniendo sobre la mesa toda la información a su alcance sobre los comensales en potencia: datos demográficos, preferencias o historial de contacto.

3 elementos imprescindibles: marca, reserva y formulario de baja

8. Hacer ver la marca. Es recomendable incluir el nombre del restaurante, el logotipo u otras imágenes asociadas a la marca; aunque si es el chef o dueño quien envía el mail en nombre del establecimiento puede añadir su foto al final del mensaje para que el comensal lo reconozca cuando visite su negocio y de esta forma se sienta más a gusto. También se puede incluir en el correo electrónico los enlaces a las redes sociales y a su página web.

9. Ofrecer la posibilidad de realizar una reserva. El fin de una campaña de e-mail marketing no es otro que captar nuevos clientes y fidelizar a aquellos que ya han visitado el restaurante. Pues bien, aunque parezca obvio, una manera de conseguirlo es ofreciendo la posibilidad de hacer una reserva. Para el suscriptor resulta muy cómodo reservar mesa en el restaurante con un solo click a través del correo electrónico.

10. Dar la oportunidad al usuario de finalizar la suscripción. Un restaurante, además de enviar únicamente los correos electrónicos a aquellos que se han inscrito y no a los que no lo han solicitado, ha de ofrecer la oportunidad de darse de baja de la newsletter a todo el que lo desee. El objetivo es confeccionar una lista de clientes realmente interesados y crear para ellos contenidos interesantes y personalizados, ya que 9 de cada 10 propietarios confiesan su error al no segmentar a su público.

Las irrupción de las nuevas tecnologías están provocando un cambio en la política empresarial de los restaurantes, ya que ahora son ellos los que deben captar la atención de los comensales y no esperar sentados a que entren en su local. Como hemos visto, las campañas de e-mail marketing pueden ser una herramienta poderosa para construir un vínculo entre el emisor y el receptor. ¿No lo crees?

Sobre el autor

Jennifer Rey

Graduada en Periodismo por la Universidad de Valladolid aunque es de Fabero (León). Trabajando desde hace muchos años en el sector de la hostelería. Futura experta en Periodismo Gastronómico y todo lo relacionado con los restaurantes, un mundo que la tiene fascinada. Sus otras pasiones: el rock y los deportes.

Suscríbete

Deja un comentario