Únete al CLUB DE INNOVACIÓN PARA RESTAURANTES más grande del mundo

5 cosas que las cadenas de restauración no quieren que hagas en tu negocio

2

Hace unos días leía un estudio de la Asociación Nacional de Restaurantes (de Estados Unidos), del que se extraía un dato que me llamó especialmente la atención: 9 de cada 10 personas que regentan un restaurante no tiene ninguna formación en la gestión de negocios de hostelería. Si allí es constipado, aquí es pulmonía.

Cuando hablo con directivos y empresarios del sector, en ocasiones se les llena la boca hablando de lo difícil que es encontrar empleados bien formados, cuando ellos son los primeros que no disponen de ningún tipo de formación y si la tienen, no es de gestión empresarial.

Y empezando por nosotros mismos… Durante los años en los que trabajé en la restauración organizada, donde sí se invierte y mucho en la formación de sus directivos, aprendí muchas técnicas y acciones que en la restauración individual brillan por su ausencia. Por lo que te dejo 5 acciones, gratuitas y de pago, para que aprendas a desempeñar mejor tu trabajo:

  1. Define objetivos

En mis 35 años de experiencia nunca he visto en problemas a ningún empresario que tuviera el foco puesto en alcanzar sus objetivos a corto, medio y largo plazo, es decir, que tuviera un plan estratégico.

Según un estudio de la Dominican University of California, las personas que definen sus objetivos tienen un 20% más de probabilidades de alcanzar el éxito que las personas que no los tienen definidos. Por ejemplo, podemos, durante los primeros meses, sentarnos a analizar nuestra cuenta de explotación con un consultor externo para que nos ayude a planificar el futuro económico de nuestra empresa a 6 o 12 meses vista y a partir de ahí ser nosotros capaces de gestionar independientemente el negocio.

  1. Obtén información real y a tiempo

Cualquier propietario de un restaurante debería estar informado de cuál es la última tecnología en TPV, un sistema de ayuda al hostelero que suele incluir todas las herramientas necesarias para gestionar un negocio, facilitando la tarea de control, gestión y reporte.

Es una inversión importante que deberíamos estudiar bien, ya que depende de muchos otros factores. Aun así, tenemos que mirar un poco más allá y comprender los datos e informes que estos sistemas nos ofrecen, por lo que primero debemos tener una base de conocimiento sobre inventarios, mapas de turnos, menú engineering, etc. Lo que no se mide no se puede mejorar, pero cuidado, porque es muy fácil sufrir una parálisis por el análisis.

  1. Gestiona las quejas, son regalos

¿Conocemos cuáles son las quejas más comunes de tus clientes? ¿Tenemos un procedimiento para gestionarlas? Es básico saber cómo debemos actuar ante las posibles quejas que podamos sufrir por parte de un cliente que pide explicaciones, en numerosas ocasiones, de formar exaltada…

Al igual que sucede en el mundo digital, lo primero de todo es escucharlas y atenderlas de la mejor forma ya que estamos recibiendo un feedback que, positivo o no, puede ayudarnos a mejorar algún aspecto que con el ajetreo diario no habíamos identificado. Tras ello, le agradeceremos sus comentarios, le pediremos disculpas por el supuesto error cometido, haremos la correspondiente investigación y compensaremos al cliente si lo consideramos justificado.

Un procedimiento que debemos tener implantado en nuestra rutina diaria de trabajo y que si está por escrito, mucho mejor para todas las personas que forman parte de nuestro equipo. Recuerda: una queja bien gestionada fideliza a nuestro cliente enfadado. Como usuarios podemos entender que se cometan errores, lo que no toleramos es que no se nos atienda y se solucione adecuadamente el problema.

  1. Estar al día

Estar al tanto de lo que ocurre en la industria y en el sector es esencial para cualquier gerente y/o propietario de un restaurante, ya que es fácil entrar en la rutina, no ver más allá y dejar pasar oportunidades o ideas que podríamos implantar en nuestro negocio.

Podemos, además, animar a nuestro equipo a participar y hacer crecer las fuentes de información y de publicaciones (blogs, revistas especializadas, foros, etc.) para leer en los tiempos muertos que siempre suele haber entre turnos y hacer pequeñas reuniones de 10 minutos para lanzar ideas y probar cosas nuevas. En este caso, te recomiendo 3 webs que leo habitualmente: el periódico digital de DiegoCoquillat, el blog de Eva Ballarin y la web de Gastroeconomy.

  1. Mejorar nuestra formación

Y finalizo hablando de lo mismo con lo que empecé: la formación. El único aspecto que, como empresarios, podemos controlar al 100% para beneficio de nuestro restaurante y de nuestro futuro personal. La formación, en todas las escalas del negocio, es básica para conseguir alcanzar el éxito.

Sin la formación que ofrecemos desde Gastrouni con el Máster en Dirección de Restaurantes y F&B Hotelero en Madrid, Valencia, Alicante y para el resto del mundo en versión online, sería imposible conocer cómo podemos mejorar nuestros números y nuestra rentabilidad, cómo podemos motivar a nuestros empleados para que aumenten el ticket medio, cómo podemos optimizar nuestras compras, cómo podemos ahorrar más y gastar menos… en definitiva, cómo alcanzar el éxito empresarial y pasar de tener un restaurante a ser un empresario.

¡Ojalá hubieran existido estos estudios cuando acabé la carrera y me adentré en la explotación de negocios de restauración!

La gestión de negocios de hostelería es un trabajo que requiere mucha dedicación, al igual que cualquier tipo de perfil relacionado con el sector, evidentemente, pero la satisfacción que reporta es difícilmente alcanzable por otro puesto de trabajo en un sector diferente. Espero que, más pronto que tarde, en España podamos invertir la estadística con la que abría el artículo, será una buenísima noticia para el futuro de nuestro país.

Sobre el autor

Óscar Carrión

Soy un tipo con suerte al que la vida le ha dado mucho más de lo que esperaba. Imparto clases en el Instituto Universitario de Investigaciones Turísticas. Soy Director del Máster en Dirección de Restaurantes y F&B Hotelero de la Universidad de Alicante.

Suscríbete

2 comentarios

  1. Totalmente de acuerdo con el artículo. Muchas personas han querido reinventarse montándose un negocio de hostelería,pensando que es pan comido porque solo es servir Coca-Colas. Hemos podido ver estos casos en programas de televisión donde propietarios sin experiencia en el sector se han visto desbordados por la compleja gestión que requiere esta profesión y solo los que hemos trabajado en ella sabemos el esfuerzo que supone.
    Un saludo

    • Diego Coquillat

      Gracias Tamara por tu comentario, los que somos hosteleros sabemos que es un negocio muy complicado y donde la gestión profesional junto con la formación son claves para la sostenibilidad futura de la empresa.

Deja un comentario