Únete al CLUB DE INNOVACIÓN PARA RESTAURANTES más grande del mundo

6 ejemplos de cómo los restaurantes favorecen la responsabilidad social

2

Los restaurantes, como lugares de relación social, han favorecido la integración de distintos colectivos, algo que hemos podido ver últimamente más a menudo, sobre todo gracias a las redes sociales. Y aunque en los países de cultura mediterránea existe la tradición de fomentar la interacción entre los individuos, es en los Estados Unidos donde han aparecido los casos más novedosos.

En este artículo vamos a darte algunos ejemplos de cómo favorecer la integración en un restaurante a través del aprendizaje de idiomas y de acciones solidarias. El objetivo es ofrecer nuevas ideas a través de claves basadas en experiencias de éxito, para que los empresarios o dueños de restaurantes puedan tener una visión de conjunto de las posibilidades que ofrecen las iniciativas de este tipo.

Ejemplos de acciones sociales en restaurantes

Los restaurantes probablemente sean uno de los oficios donde podemos encontrar una población más diversa, fruto principalmente de la inmigración. Los diferentes niveles de cualificación que son necesarios para trabajar en la hostelería permiten que muchos inmigrantes opten a estos trabajos como forma de generar ingresos. Sin embargo, uno de los problemas con los que a menudo se encuentran, es la barrera idiomática.

1.- Enseña idiomas a los empleados

Hay muchos empresarios que deciden enseñar el idioma local a sus empleados como forma práctica de integración. El caso del restaurante vegano VSPOT, de Danny Carabano en Nueva York es paradigmático. Su gerente ofrece clases de inglés a sus empleados, los cuales son mayoritariamente de origen latino. En algunos restaurantes europeos, esta es también una política habitual para los trabajadores que se acaban de incorporar.

2.- Fomenta las conversaciones en otros idiomas

Aunque en principio esta práctica era más común en las cafeterías, las conversaciones de idiomas se están extendiendo en determinados restaurantes. En algunos casos, hay personas que se prestan de forma voluntaria a hablar espontáneamente. También es una forma de hacer amigos y de aumentar el círculo de relaciones sociales. Se puede nombrar el caso de La Bohème en la ciudad ecuatoriana de Guayaquil o la cervecería Beer Station, en Madrid, pero seguro que en tu ciudad, hay varios cafés y bares en los que se practica la conversación en otros idiomas.

3.- Promueve mercadillos solidarios

Hay acciones que algunos restaurantes organizan para contribuir a la integración de colectivos en riesgo de exclusión social. La organización de mercados o mercadillos para comercializar determinados productos es una forma de ayudar a quien más lo necesita y además favorecen el intercambio de experiencias, lo que convierte a esta iniciativa en una alternativa muy aconsejable. Además potencia de una forma muy positiva la imagen de marca del restaurante que lo apoya.

4.- Ofrece tus instalaciones como centro para reuniones

En los últimos años, hay restaurantes que ofrecen su espacio para que determinadas asociaciones hagan sus reuniones. No se cobra por ello, puesto que el objetivo simplemente es contribuir a mejorar la relación con el entorno.

Hay casos muy coherentes, como las asociaciones ecologistas o las protectoras de animales que se reúnen, generalmente, en restaurantes vegetarianos. La conversión de restaurantes en espacios de coworking, es otro modelo de negocio en plena expansión desde hace algunos años, una tendencia procedente de EEUU que ya ha llegado a Europa.

5.- Colabora con entidades benéficas

En algunos casos, los restaurantes cuentan con un excedente de comida que, si no se cede a entidades benéficas, se va a malgastar. Afortunadamente, la práctica de ceder aquellos alimentos que ya no se van a comercializar pero que están en perfectas condiciones para el consumo es cada vez más habitual.

En Estados Unidos, es común recurrir al Ejército de Salvación, siendo famosa la colaboración de empresas como McDonald´s. En España, los Bancos de Alimentos Cáritas suelen ser las entidades que gestionan estos procesos.

6.- Ayuda desinteresada ante catástrofes

Las catástrofes, sean ataques terroristas o de otro tipo, hacen que las personas den lo mejor de sí. En Nueva York, y durante los días posteriores al 11-S, muchos restaurantes colaboraron desinteresadamente para proveer de comida a los damnificados y las fuerzas de seguridad.

Por otra parte, en muchos casos, se favorece el uso de las infraestructuras. Esto también lo hemos podido ver en varios restaurantes de Inglaterra o Barcelona, en las últimas acciones terroristas, o como cuando Jamie Oliver ofreció comida y refugio a las víctimas del incendio de la torre Grenfell de Londres.

Los restaurantes como foco de integración social

La labor social de los restaurantes puede ser inmensa, siempre y cuando exista la voluntad de colaboración. Los ejemplos se multiplican por todo el mundo.

Se han convertido en el centro de ebullición de muchas acciones solidarias generadas de manera espontánea. Además hemos visto como se han utilizado las redes sociales para movilizar al mayor número de personas que sea posible, y dar así más fuerza a todas sus iniciativas. La posibilidad de acoger gente de otros países, enseñarle un idioma o ayudarla en los momentos difíciles no es más que la evolución moderna de la función de centro comunitario que siempre han tenido los restaurantes.

Sobre el autor

Redacción

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

2 comentarios

    • Jose Berenguer
      Jose Berenguer on

      Hola Álvaro, tienes razón. Seguro que pronto tenemos que volver a redactar un nuevo artículo sobre alguna otra acción o medida solidaria que salga de un restaurante. Esperemos que sirva de inspiración para los de aquí. ¡Un saludo!

Deja un comentario