Abren el primer restaurante de comida rápida orgánica en Estados Unidos | DiegoCoquillat.com
Únete al CLUB DE INNOVACIÓN PARA RESTAURANTES más grande del mundo

Abren el primer restaurante de comida rápida orgánica en Estados Unidos

0

En otras ocasiones, ya hemos hablado del bucle de velocidad en el que está inmersa la sociedad, en el que el trabajo, la falta de tiempo libre y, por tanto, las prisas no nos dejan sentarnos a saborear tranquilamente nuestra comida. En su lugar, disponemos del trayecto en coche del trabajo a casa y viceversa para llenar nuestro estómago con lo que encontremos a nuestro alcance.

Es por ello por lo que los restaurantes de comida rápida y los servicios take-away están ganando la partida desde hace unos años, porque ya son muchos los que optan por esta opción cuando comen fuera de casa.

También sabemos que el vegetarianismo está en auge y que en el presente año se han multiplicado las personas que han optado por cambiar su dieta hacia una costumbre más saludable, así que nos paramos a pensar sobre cómo confluyen ambos conceptos -comida rápida y vegetarianismo- y nos surgen varias dudas.

¿Cuántos de los restaurantes de comida rápida que conocemos ofrecen menús orgánicos y/o ecológicos? ¿Acaso las personas vegetarianas o veganas no tienen la misma falta de tiempo y la necesidad de comer por el camino? ¿Cómo es que no disponen de la opción del ‘pedir para llevar’ en restaurantes de comida rápida? ¿No tiene esto un cierto cariz de discriminación?

Son muchas preguntas y un único y verdadero problema para quienes han decidido apartar los productos de origen animal de su rutina alimenticia. En cambio, lejos de tirarnos de los pelos, la cadena de restaurantes norteamericana Amy’s Kitchen ha puesto la solución al problema con el sistema más sencillo que podamos imaginar: un establecimiento de comida rápida ecológica con servicio de pedido para llevar desde el coche. Así de simple y, sobre todo, efectivo, pues ya se ha convertido en un éxito en California.

La fórmula escogida es un restaurante drive-thru al estilo de otras cadenas de comida rápida como McDonalds o Burger King pero única y exclusivamente con productos vegetarianos. Dispone tanto de mostrador y mesas para sentarse a comer, como de zona de pedido desde el coche, para que el cliente pueda disfrutar en ruta de su menú orgánico. Además, en el interior del local se pueden comprar los productos naturales congelados que son las grandes estrellas de esta pequeña empresa.

El medio de comunicación Koin 6 recoge en su página web que este nuevo local de Amy’s Kitchen es un “restaurante que sirve productos no transgénicos, orgánicos, libres de gluten y vegetarianos para todos aquellos que quieran probar un bocado, pero no desean la típica experiencia fast-food. Todos los menús están cocinados con productos que se obtienen diariamente de la granja a la vuelta de la esquina”. No se podría resumir mejor.

Lo cierto es que Amy’s Kitchen siempre ha apostado por productos orgánicos, libres de gluten o transgénicos (GMOs) y cultivados de forma ecológica. La responsabilidad de esta empresa para con la salud de sus clientes es la base de su filosofía desde que se fundó en 1987 con el fin de ofrecer comidas sanas y sabrosas aunque rápidas de hacer para todos aquellos que no dispusiesen de tiempo para cocinar.

Sus dos propietarios, Andy y Rachel Berliner, vegetarianos y amantes de la comida, pusieron en marcha un negocio familiar –que, por cierto, tomaba el nombre de su primera hija- para convertirlo en la alternativa a los escasos productos congelados realmente naturales que se podían encontrar entonces en las estanterías de los supermercados, a pesar de que ya comenzaban a ser conocidos y a tomar un cierto peso en la alimentación de cada vez más personas.

El éxito del negocio llegó con su primer producto: un pastel vegetal en conserva. No solo triunfó entre los vegetarianos, sino que también se convirtió en la opción preferida de aquellos que buscaban algo sano y rápido a la vez. Lejos queda ese pastel vegetal, que ya forma parte de una carta con más de 250 recetas orgánicas congeladas entre las que se pueden encontrar desde pizzas, sándwiches y pasteles de carne, hasta platos, aperitivos y comidas completas.

Por el momento solo es un restaurante el que han abierto, pero con este salto que supone la apertura de este establecimiento, ya se puede decir que han cubierto una necesidad real de muchos habitantes californianos, haciendo la vida de los veggies mucho más fácil. Y vosotros ¿qué opináis del fast-food saludable? ¿Lo veis como una idea que pudiera triunfar en nuestro país?

Sobre el autor

Marta Reñones

Graduada en Periodismo. Escritora habitual, siempre en busca de nuevas historias y anécdotas que contar. Enamorada de las nuevas tecnologías, las redes sociales y todo lo que sea innovador. Es feliz teniendo a mano un ordenador, un poco de rock y un buen partido de balonmano.

Suscríbete

Deja un comentario