Únete al CLUB DE INNOVACIÓN PARA RESTAURANTES más grande del mundo

Cerveza con sabor a pizza: la broma que acabó convirtiéndose en realidad

0

Cerveza con sabor a pepperoni. Esta extraña mezcla de conceptos era el nuevo producto de Pizza Hut de no ser por una cosa: el anuncio era una broma. Pero lo que comenzó como un chiste en el April Fool’s Day terminó convirtiéndose en realidad… Al menos por un día.

Pongámonos en situación. Todo comenzó el 1 de abril de 2015, cuando Pizza Hut lanzó a sus más de un millón de seguidores de su perfil de Twitter un vídeo acompañado por la frase “Dijeron que no se podía hacer”. En el vídeo aparecían dos hombres, Mike O’Malley y Zach Schultz, identificados como maestros cerveceros, hablando sobre ingredientes que a nadie se le ocurriría utilizar para crear una cerveza pero que, efectivamente, ellos lo han hecho. De fondo, cómo no, una fábrica de zumo de cebada y unos cuantos cañeros.

O’Malley y Schultz cuentan cómo se lanzaron a la aventura tras unos instantes de incredulidad y escepticismo cuando Pizza Hut les propuso elaborar una nueva cerveza con sabor a pepperoni, “una cerveza que cambiará las reglas del juego”, aseguran. A continuación, unos cuantos valientes probando la nueva bebida la clasifican como “alucinante”, “la perfección” o “muy refrescante”. Y, por último, una voz promocional que invita a saborear lo mejor de ambos mundos –pizza y cerveza- unidos en la nueva Pizza Hut Pepperoni Pilsner.

Al instante, una avalancha de comentarios inundaron la red. La noticia dio la vuelta al mundo e, incluso, fue recogida por los medios de comunicación. En Twitter, más de dos mil retweets y favoritos, e incontables respuestas al tweet. Miles de personas se hicieron eco del supuesto lanzamiento de la cerveza con sabor a pizza sin plantearse siquiera la posibilidad de que fuese una broma de la marca de comida rápida.

Tan solo unos pocos comenzaron a desconfiar al darse cuenta de la fecha. El primero de abril de cada año se celebra el tradicional April Fools, el equivalente al día de los inocentes americano, por lo que alguno ya dejó caer que el vídeo no era más que un falso anuncio con motivo del popular día. Sin embargo, la alerta de una minoría no hizo efecto en la mayoría y el anuncio fue tomado como totalmente verídico hasta que la propia empresa tuvo que salir a desmentir el lanzamiento del producto y confirmar que todo había sido una broma.

La segunda sorpresa llega unos meses más tarde, el 9 de julio, cuando Pizza Hut vuelve a publicar en sus redes sociales otro vídeo en el que se retoma el tema de la Pepperoni Pilsner, precedido por un mensaje que dice “Fue una broma del April Fools pero al final se convirtió en realidad… Solo por un día”. Aparece de nuevo Schultz, el mismo maestro cervecero del primer vídeo pero esta vez con otro acompañante, Carey Hodson, y lo que todo comenzó como una inocentada acabó por convertirse en un experimento real.

Les siguen más personas comienzo pizza y bebiendo la nueva cerveza, afirmando que sí, sabe a pepperoni y que por supuesto, es la mejor mezcla de sabores para “compartir con amigos y pasar un buen rato”

Este segundo vídeo no ha tenido la misma repercusión que el primero pero, sin duda, fue igual de ocurrente. Una gran campaña de Pizza Hut, divertida e innovadora, que consiguió sorprender al mundo con su nueva y ficticia creación y también lo hizo al convertirla en realidad durante 24 horas. Quién sabe, quizás en un futuro podremos degustar esta edición en nuestros bares.

Hay que aclarar que no todas las bromas del April Fools terminan convirtiéndose en realidad, ni mucho menos, sino que normalmente quedan para la posteridad como anécdota que contar en las escuelas de marketing. Este tipo de estrategias es muy utilizado por marcas que quieren obtener cierta repercusión mediática, ya sea para recuperar el protagonismo perdido o simplemente por no caer en el olvido de la sociedad. Al fin y al cabo, la repercusión se transcribe en ventas y las ventas, en beneficios para la empresa.

Junto a esta jugarreta de Pizza Hut encontramos el menú canino del exclusivo restaurante Barneys de Nueva York o el cuchillo-teléfono móvil de Samsung Galaxy BLADE Edge, con el que sacar fotografías o leer el correo mientras cortas tomates.

Hoy en día, el marketing rige cada paso que da una empresa y siempre es un buen momento para vender pero, a pesar de que todas busquen en última instancia –y algunas en primera- sacar provecho económico de la broma, es de agradecer los momentos divertidos que nos brindan con ocurrencias originales y disparatadas. Así todos contentos.

Sobre el autor

Marta Reñones

Graduada en Periodismo. Escritora habitual, siempre en busca de nuevas historias y anécdotas que contar. Enamorada de las nuevas tecnologías, las redes sociales y todo lo que sea innovador. Es feliz teniendo a mano un ordenador, un poco de rock y un buen partido de balonmano.

Suscríbete

Deja un comentario