Únete al CLUB DE INNOVACIÓN PARA RESTAURANTES más grande del mundo

Claves para lograr camareros más eficientes en un restaurante

2

Ser camarero en un restaurante puede tener inconvenientes, las horas se hacen largas, puede llegar a ser agotador, hay que tratar con clientes difíciles y platos sucios. Sin embargo, puede ser muy satisfactorio colaborar para hacer de una comida una gran experiencia. Aquí unos consejos básicos para llegar a ser un camarero feliz y… rentable.

Ser camarero puede ser financieramente rentable y extremadamente flexible, por lo que una gran variedad de personas desempeñan este empleo: estudiantes universitarios, pluriempleados, artistas…

Al igual que en cualquier trabajo, simplemente por inercia no se logrará ningún cambio, ni te aportará más dinero. Pero a diferencia de los empleos o puestos de ventas a sueldo con un ciclo de ventas más largo, hay varias maneras de que los camareros obtengan ingresos inmediatos. Si eres propietario de un restaurante y vas a contratar personal, intenta contar con aquellas personas que estén realmente interesadas en el suministro de grandes experiencias. O si eres camarero, intenta seguir estos consejos para ayudarte a llevar más dinero a casa.

Consejos para que los camareros logren incrementar los tickets de los clientes:

  1. Vende una experiencia, no una cosa. En lugar de una copa de vino, ofrece una experiencia, por ejemplo: vino francés maridado con queso e, igual, una ambientación de mesa francesa. En vez de preguntar “¿Quieres un poco de vino con la comida?” Intentaremos decir “Un Ribera del Duero haría una pareja perfecta con esa carne”…tentar, tentar y tentar.
  2. Aconseja a los comensales para que tengan una experiencia más completa acompañando su comida con algún producto típico, aperitivo o postre. Demuestra tu experiencia y conocimientos entablando una correcta, fluida y amable relación con tus clientes.
  3. Ser eficiente no es ser rápido. Que los clientes fluyan, las mesas se vacíen y se llenen reportará beneficios al restaurante y, por tanto, al camarero, pero esto no implica que hagamos correr a los comensales ni que los provoquemos una indigestión por atragantamiento. Además, podemos adoptar una serie de rutinas para no perder tiempo, ni interrumpir el servicio, yendo y viniendo de la cocina. Es decir, apréndete bien lo que hay y lo que no hay en la carta, los alimentos y las posibles alergias o, por ejemplo, pagar directamente desde la mesa. Los paseos por el comedor nunca deben hacerse con las manos vacías, siempre habrá algo que llevar y traer de la cocina, estate muy atento.

Consejos para que los gerentes formen a los camareros y se logren más ingresos en el restaurante:

  1. Entrenar, entrenar, entrenar. El gerente debe entrenar al personal de su restaurante. El camarero no podrá aumentar las ventas de manera efectiva si no sabe lo que está disponible o qué elementos del restaurante combinan a la perfección. Catas de vino, degustaciones de platos del menú y aprendizaje sobre la manera de emparejar recetas y bebidas son esenciales. El personal necesita estas experiencias culinarias para proporcionar grandes sugerencias a los comensales.
  2. Mantén un registro de los camareros más efectivos. Los registros de los dispositivos electrónicos que portan los camareros pueden ayudar al gerente a comprender el comportamiento de los camareros durante el servicio y, de esta forma, podrá ayudar a quien lo necesite y estimular con felicitaciones a quien lo haga bien. Así, la plantilla se sentirá feliz, lo que es favorable para cualquier negocio.

Consejos para camareros y gerentes:

  1. Mantén una actitud positiva. No te dejes desanimar por aquellos huéspedes imposibles de complacer. Están ahí, te tocará atenderlos cada día pero quédate y motívate con la experiencia de atender a personas amables y agradecidas. Tu sonrisa siempre tiene que estar lista para ellos.
  2. El equipo se tiene que apoyar. Como gerente, favorece las buenas relaciones laborales, como camarero, ponlas en práctica con tus compañeros. No solo será favorable para el equipo de trabajo, sino que los clientes se darán cuenta de ello, notarán el ambiente agradable y lo agradecerán.

¿Por qué tus camareros no venden?

Es una lástima tener camareros que solo se dedican a transportar platos de la cocina a la sala. El personal tiene mucho más potencial ¿no sería mejor que además vendieran? Imagina tener en cada mesa unos camareros enfocados a la atención al cliente pero también a las ventas. Sigue leyendo, adelante, aquí te decimos cómo lograrlo.

Pero, primero ¿por qué no venden tus camareros? Seguramente no sea por falta de motivación, ni porque no quieran, seguramente es porque no han sido formados para que lo hagan. El personal que entra a trabajar en tu restaurante ha sido seleccionado por ti y tú le has dicho o no lo que tiene que hacer. ¿Le explicaste cómo tenía que vender tus platos más rentables?

Aquí unos factores que te ayudarán a transformar a tu personal en excelentes vendedores de tus productos:

  • En la selección está la clave del éxito: elige personas con buen trato, agradables, simpáticas y que comuniquen con su sonrisa. Es más sencillo enseñar a una persona con estas cualidades el trabajo de un camarero que transformar a una persona seria y sin carisma.
  • Que sepa entender al cliente: el personal que está de cara al público tiene que tener una serie de capacidades que los habiliten a satisfacer al cliente en todo momento, lo que ayudará a subir la cuenta gracias a las recomendaciones.

Algunas habilidades básicas que tiene que tener el personal son, por ejemplo, saber escuchar, tener paciencia, ser proactivo, ser experto en los productos y servicios que ofrece el restaurante, desarrollar la habilidad de trabajar bajo presión, cuidar el lenguaje corporal y generar un ambiente agradable.

  • Tienes que darle la mayor información y formación posible a tu personal: los camareros deben tener un total conocimiento del producto que tienen que vender. El personal no puede responder con frases como “todo está bueno” o “acabo de empezar”.

La formación en estos casos es fundamental. El personal debe probar toda la carta, que el chef les explique cada receta, los ingredientes, qué no es apto para alérgicos e intolerantes. También se debe explicar al personal con qué vinos marida cada plato y qué platos son más rentables para el restaurante. Sala debe conocer todo lo que pasa en cocina, y la cocina debe conocer todo lo que pasa en la sala…¡está es una de las claves!

En nuestras manos está que la experiencia del cliente sea lo más satisfactoria posible y que este vuelva, puesto que es una gran forma de rentabilizar cada visita. No olvides que las facturas de tu restaurante te las pagan tus clientes.

Sobre el autor

Aythami Pérez

Periodista con Máster en Comunicación Digital. Curiosa desde que nació. Siempre con un cuaderno y un libro en la mochila. Le fascina investigar sobre temas novedosos e interesantes relacionados con el Social Media Restauranting. De Burgos, concretamente, Salas de los Infantes.

Suscríbete

2 comentarios

  1. Pingback: smilingvictor

  2. Pingback: Eficiencia del personal – smilingvictor

Deja un comentario