Únete al CLUB DE INNOVACIÓN PARA RESTAURANTES más grande del mundo

Cómo crear un Laboratorio Foodie

0

En nuestro último artículo convertíamos a nuestro Foodie en un personaje, Aitana, y le dábamos vida propia. Lo hacíamos mediante el Mapa de Empatía (X-Plane), un instrumento para conocer mejor a los foodies y avanzar en la creación de un producto o servicio que de verdad les aporte valor.

Pero también adelantábamos que no podíamos quedarnos aquí… en la hipótesis, en una mera invención, en un conjunto de suposiciones sobre nuestro cliente, lo que quiere y necesita, el futuro, etc. Apuntábamos la necesidad de pasar a la acción.

Nuestro siguiente movimiento será constituir una especie de Laboratorio o Banco de pruebas. Suena un tanto científico, y lo es; aunque no por ello resulta difícil, ni tedioso. Nos vamos a basar en el aprendizaje validado y la experimentación, es decir, en aprender de nuestro cliente objetivo (el foodie), validar la información y experimentar sobre él o ella lo que hemos aprendido.

Pasos para crear un Laboratorio Foodie

Lo primero que vamos a hacer es “testear” la información de nuestro Mapa de Empatía. Igual que probamos en el proceso de elaboración de la receta para con esa información rectificar, volver a probar y rectificar de nuevo hasta encontrar el “punto deseado”, vamos a probar con la creación de ese nuevo producto o servicio foodie.

Para testear vamos a utilizar la “técnica de la entrevista”. Confeccionaremos una entrevista específica mirándonos en el espejo que nos ha dejado Aitana. Lo que queremos es identificar qué hipótesis o ideas preconcebidas tenemos respecto a nuestro foodie para después, adentrarnos de nuevo en la “jungla del cliente gastronómico” y buscar con el prototipo foodie de Aitana a entre 15 y 30 personas con las que charlar con tranquilidad. Eso sí, una charla estratégicamente diseñada y dirigida de la que vamos a obtener una valiosísima información.

Un apunte importante, ¡NO es un cuestionario! Repetimos, esto no es un aburrido cuestionario de los que te hacen en la puerta del supermercado sobre un producto. Es casi, casi, una charla entre amigos en la que uno se desahoga sobre sus vivencias y anécdotas mientras que el otro aprende de su experiencia.

Pero como nada puede quedar al azar, y vamos a exprimir cada información de manera estratégica, vamos a preparar un guión de entrevista que siga estos pasos:

1.- Introducción a la entrevista

Por qué estamos  allí, quiénes somos, cuál es nuestro proyecto y por qué queremos desarrollarlo. Estaría bien comenzar con un poco de Storytelling, contarles una historieta de la búsqueda de nuestro producto o servicio foodie, o una historia inventada que sitúe y apele a las emociones de nuestro interlocutor.

2.- Formulación de preguntas  abiertas que favorezcan la narración

Usaremos un ejemplo que contiene la técnica de los “5 Por-Qué’s” para llegar a la causa-efecto del problema en particular. Se trata de contestar con un  “¿Por qué?” a cada respuesta que nos dé sobre algo, hasta en 5 ocasiones. Comienza más o menos así:

  • El/ella dice que le gusta ir a clases de cocina y nosotros “1.Por qué”
  • Contesta porque le gusta aprender cosas nuevas y le preguntamos “2.Por qué”.
  • Contesta que porque odia la monotonía, y nosotros le preguntamos “3.Por qué” odia la monotonía.
  • Seguidamente nos contesta que porque es soltera/soltero, dispone de mucho tiempo libre. Entonces vamos al “4.Por qué” ir a clases de cocina para ocupar su tiempo libre. Ella/él contesta que es una buena manera de conocer gente
  • Y llegamos al “5.Por qué”. Por qué quieres conocer gente nueva… y responde que porque quiere encontrar un espacio/grupo en el que entablar relación con gente afín a el/ella,  porque se siente un poco solo/a y es difícil encontrar a partir de una edad gente con tus gustos con la que compartir.

Y de este modo, casi siempre en 5 Por-qué’s, o quizás alguno más… encontramos la verdadera necesidad a cubrir de ese interlocutor.

3.- Solicitud de ejemplos, anécdotas

Estas dan mucha información valiosa, ya que el entrevistado se explaya y sin darse cuenta, a veces nos deja ver esos insights que pueden ser una pista fundamental en la creación de un modelo que resuelva una necesidad insatisfecha.

  • Fotos de restaurantes, ejemplos de otros productos de éxito para los foodies… para ver cuál es su opinión y hacerle recordar, quizás, experiencias suyas o de otros dentro de su misma situación y entorno.
  • Recapitulación de la información obtenida, feedback.
  • Agradecimiento por la colaboración y disposición a mostrarle el proyecto definitivo para que lo valore. Y con esto conseguimos, además, su vinculación emocional y una sincera valoración de nuestro proceso.

Por lo tanto al final de cada entrevista hemos obtenido la información de:

  • ¿Qué piensa y siente? Información a nivel individual
  • ¿Qué ve? Con respecto a cómo percibe su entorno
  • ¿Qué escucha?  Y aquí se basa en sus amistades y relaciones personales y profesionales
  • ¿Qué dice y hace? En cuanto a su propia actitud al respecto

Esta información conformaría de alguna manera el Mapa de Empatía individual de cada entrevistado.

A partir de aquí, vamos a agrupar la información que hemos ido obteniendo en distintos patrones de coincidencia. De este modo podremos evaluarla y filtrarla para  al final obtener un conocimiento que junto con los resultados de la observación y la exploración, protagonistas del siguiente paso, dará lugar a una información real de nuestra masa crítica consultada.

No podemos emprender un viaje hacia un nuevo producto o servicio en ningún sector, sin justificar que existe esa necesidad y que existe una masa crítica suficiente para que nuestro negocio sea fructífero. Estas herramientas son aportaciones y evaluaciones de esta información. Tenemos que justificar si el cliente existe, lo que pensamos que quiere y lo que realmente está dispuesto a comprar.

Posible guión de la entrevista. 

Guión-de-la-entrevista

Pero continuamos con nuestras pruebas de laboratorio. Las siguientes acciones que llevaremos a cabo son la observación con la técnica del shadowing. En ella salimos y nos convertimos en la “sombra” del foodie.

Ya habíamos comentado en anteriores artículos la importancia de acceder a su mundo y observarles… lo haremos en este caso ya con una gran cantidad de información  fidedigna y de manera más estratégica y planificada; pero esto será en el siguiente capítulo. To be continued…

Sobre el autor

Laura Laiz Murcia

Laura Laiz es experta en Innovación, RRHH y Turismo. Profesora y consultora en Florida Universitària, realiza la coordinación académica de varios masters y formación de postgrado.

Suscríbete

Deja un comentario