Únete al CLUB DE INNOVACIÓN PARA RESTAURANTES más grande del mundo

Cómo se convirtió Subway en la cadena de restaurantes más grande del mundo

0

La historia de Subway se remonta a 1965, cuando Fred De Luca, ante la necesidad de conseguir dinero para entrar en la universidad, decidió pedirle consejo a un amigo de la familia, el Dr. Peter Buck, y le propuso abrir un restaurante de sándwiches preparados en el momento.

Con un préstamo de 1.000 dólares, el Dr. Peter Buck y Fred DeLuca se hicieron socios y crearon Subway con la intención de revolucionar el mundo de la comida rápida y en cierto sentido, así lo hicieron.

Una estrategia efectiva desde el principio

Su primer restaurante lo abrieron en su ciudad natal, Bridgeport (Connecticut) en agosto de 1965, bajo el nombre de Fred & Pete’s Submarines. Fred empezó a buscar todas las combinaciones posibles que le proporcionaran el éxito a su marca así como elementos diferenciadores que les distinguieran de la competencia.

Su intención era montar una cadena de restaurantes que ofreciera un producto de calidad, bien hecho y con un servicio al cliente excelente. Para ello, se decantó por una estrategia de marketing llamativa, sin descuidar el control de costes. Con esta filosofía comenzaron a seleccionar los locales mejor situados y  a establecer condiciones de precio especiales con los mejores proveedores de ingredientes del Estado.

Pronto las cosas empezaron a ir muy bien se marcaron el objetivo de abrir 32 restaurantes de sándwiches en 10 años, meta que no llegaron a cumplir, pero de la que se quedaron cerca. A los ocho años de abrir el primer restaurante, tenían un total de 16, distribuidos por toda Connecticut. Fue llegado ese momento cuando pensaron en convertir su cadena en franquicia, una modalidad de crecimiento que aporta el valor de su marca y consigue inversión de capital a cambio.

De Luca se reunió con Brian Dixon, amigo de este, para hacerle una propuesta. Un préstamo por la venta de uno de los restaurantes con el compromiso de que si no le gustaba el negocio, podría devolvérselo sin coste alguno.

De esta manera, Brian se convirtió en el primer franquiciado y sus creadores no sólo cumplieron sus objetivos, sino que los sobrepasaron.

El crecimiento de las franquicias Subway

Con el paso del tiempo, Subway, en base al emprendedurismo de Fred DeLuca ha ido creciendo y se ha convertido en una franquicia con más de 44.000 restaurantes en más de 110 países, repartidos por los cinco continentes.

Esto se debe, entre otras cosas, a que las condiciones que se necesitan para ser parte de la mayor cadena de restaurantes de comida rápida del mundo no son muy estrictas, pero deben cumplirse una serie de requisitos, que son los siguientes:

  • Derecho de entrada de 7.500 €
  • Inversión global. De media unos 1.600 € por m2 para un restaurante estándar (obras, equipos, muebles, decoración) no exterior
  • En los locales no hace falta salida de humos
  • Simplicidad operativa y de gestión
  • Traspaso en función local
  • Capital financiero de un 30%
  • Personal: mínimo 100.000 euros
  • Royalties: 8% sobre ventas sin impuestos
  • Fondos de marketing: 4,5% sobre ventas

Estos son los requisitos principales que han llegado a hacer de Subway la franquicia que es, ocupando un lugar privilegiado dentro del sector de la comida rápida.

Otras iniciativas de éxito

Son muchas las cadenas de restaurantes que han decidido crecer franquiciándose, algunas con mucho éxito. Un ejemplo claro lo tenemos en la empresa española Tommy Mels, que comenzó con un restaurante y ahora cuenta con más de 50 franquicias en un periodo no superior a 15 años.

¿Su secreto? Ofrecer sabrosas hamburguesas en ambientes con una bonita decoración retro, acorde con el vestuario del personal, la música, etc. Todos sus empleados visten como se hacía en los años 50 y sus altos estándares de calidad están detrás de todos los platos y bebidas que sirven.

Otro caso de éxito absoluto lo han protagonizado los propietarios de 100 Montaditos. La empresa ha vivido un desarrollo vertiginoso en los últimos años gracias a su modelo de crecimiento basado en una buena conjunción de modernidad, sabor andaluz y buenos precios, que ha dado unos resultados estupendos. Tanto es así, que un gran número de inversores han querido sumarse a la aventura y han adquirido su franquicia.

A pesar de las malas cifras del último año, la marca ya se ha convertido en todo un clásico de las tapas en nuestro país y miles de clientes visitan sus locales cada día buscando (y esto que conste como algo positivo) esa fórmula sencilla, pero que se ha demostrado que funciona.

Por último, cabe recordar que Subway cuenta con más de 50 años de experiencia en el sector de la comida rápida y, en muchos sentidos, ha contribuido a definir el modelo de franquicia empresarial. Su marca de restaurantes está ampliamente consolidada a lo largo de todo el mundo, donde millones de clientes disfrutan de su comida todos los días del año.

Sobre el autor

Redacción

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario