Únete al CLUB DE INNOVACIÓN PARA RESTAURANTES más grande del mundo

Domino’s Pizza y Ford prueban el nuevo coche autónomo de reparto de comida a domicilio

0

Domino’s Pizza y Ford ha unido sus fuerzas para probar el nuevo coche de reparto autónomo, con la intención de que entre en funcionamiento en breve. Esta prueba tendrá lugar en Michigan, y en principio, el coche no irá completamente solo. Servirá sin embargo como una primera prueba real, que tiene el objetivo de estudiar y entender mejor la reacción y cómo interactúan los clientes con estos nuevos vehículos autónomos, a las puertas de su salida definitiva a las calles, que podría producirse antes de lo que podemos imaginar.

Por eso, durante las próximas semanas, aquellos clientes de Domino’s que hayan sido seleccionados al azar en Michigan, tendrán la oportunidad de recibir en la puerta de su casa, una pizza traída por un vehículo autónomo de investigación, el Ford Fusion Hybrid. 

Sin embargo, como ya hemos dicho, en esta fase de pruebas, el coche no se manejará de forma totalmente autónoma, sino que será conducido por un ingeniero de seguridad de Ford junto con otros investigadores a bordo, que se concentrarán en analizar cómo recibe el cliente esta experiencia totalmente nueva.

Sherif Marakby, Vicepresidente de Vehículos Autónomos y Electrificación de Ford, describió la fase actual de este proyecto en el medio digital estadounidense The Verge como “una investigación en la que intentaremos adelantarnos a las reacciones de los clientes, antes de terminar con todo el apartado técnico que permita eliminar al conductor de la operación, ya que todavía no contamos con la tecnología necesaria para sacar a la calle vehículos totalmente independientes”, comentó.

Seguimiento en directo del pedido

Los clientes que accedan a participar en estas pruebas, podrán realizar un seguimiento en directo del estado de su pedido gracias a una aplicación específica de Domino’s que proporciona un código único, coincidente en sus cuatro últimos dígitos con los del número de teléfono que se utilizará para desbloquear el Compartimiento de Ondas de Calor, un contenedor para mantener calientes las pizzas, almacenadas en la parte trasera del coche.

Russell Weiner, presidente de Domino’s USA afirmó en unas recientes declaraciones que para su compañía “es fundamental saber qué piensan los clientes sobre este tipo de entrega, por eso, la mayoría de nuestras preguntas son sobre los últimos momentos de la experiencia de entrega“, afirmó. Se están midiendo reacciones en áreas de interés tales como la disposición que tienen los clientes a la hora de salir a recoger sus órdenes, cómo se acercan al automóvil y la forma de interactuar con la pantalla exterior del vehículo para obtener la comida.

Esta asociación entre Ford y Domino’s pizza es una muestra más de lo transversal que es la relación que mantienen hoy en día las empresas tecnología y las de hostelería, en plena época de transformación digital y acoplamiento a la Industria 4.0. “Esta es la primera de las múltiples asociaciones entre Ford y otras compañías como parte de los esfuerzos para acelerar las pruebas de vehículos autónomos. La clave de nuestro desarrollo es que se beneficiará de todas estas alianzas” ha dicho Markaby.

¿Empresas de comida o empresas de tecnología?

La multinacional estadounidense tiene la mira puesta en sacar sus coches autónomos al mercado en el año 2021. No en vano, a principios de este año la compañía anunció planes para invertir hasta 1.000 millones de dólares en Argo AI, una nueva empresa de inteligencia artificial que le ayude en la carrera por sacar a las calles el primer vehículo autónomo de reparto. Sin embargo, en la compañía tienen clara la necesidad de guardar una concordancia entre el apartado digital y el físico de un restaurante o cualquier otro tipo de negocio.

Porque tanto para Domino’s como para cualquier otro restaurante o empresa de hostelería en plena transformación digital, con voluntad decidida de implementar nuevas tecnologías, el acomodamiento de estas con el capital humano sigue siendo la pieza más significativa de todo esta evolución.

Ya es posible implementar tecnología en una gran parte de procesos dentro de nuestro trabajo, pero esta debe integrarse a la perfección en el equipo humano de la compañia. Y una buena muestra de esto son los experimentos que ya ha realizado Domino’s Pizza en otras ocasiones con diferentes, y quizás un poco extravagantes, tecnologías de entrega, incluyendo un asistente digital similar a Siri que recibía pedidos o una flota de robots de entrega que finalmente no tuvo éxito.

Otro caso similar a estos intentos fue Starhip, un pequeño vehículo eléctrico y autónomo que pretendía ser una de las alternativas de futuro para las empresas de mensajería y los envíos a domicilio, o los drones mensajeros, tan extendidos últimamente. Estaremos muy atentos a la evolución de todas estas innovaciones para ver cuales se convierten en herramientas necesarias para mantener la competitividad en un mercado en continua transformación, cuyas demandas cambian en función de los deseos y necesidades de las personas.

Sobre el autor

Redacción

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario