Únete al CLUB DE INNOVACIÓN PARA RESTAURANTES más grande del mundo

El Wifi gratis y las redes sociales, una obligación para los restaurantes

2

Con las mejoras tecnológicas, los últimos móviles del mercado y las actualizaciones de las Redes Sociales convierten al cliente en un prescriptor inmediato. Junto a ellos, hay un elemento que es perseguido por todos como si se tratase de Harrison Ford en busca del Santo Grial en Indiana Jones y la última cruzada, ese elemento no es otro que el wifi.

Muchas son las razones positivas (difícilmente se encuentras motivos para pensar lo contrario) para instalar un punto wifi gratuito en el local, pero hay cinco que destacan por encima de todos: diferencia con la competencia; clientes como prescriptores; fidelización del cliente; reclamo para turistas y captación de leads.

Tampoco se puede obviar la capacidad marketiniana que supone el hecho de ofrecer wifi en el negocio. Prueba de ello son las campañas de Marketing lanzadas por grandes empresas de la restauración como Starbucks (la gran líder del movimiento pro-wifi), KFC o McDonald´s, gracias a las cuales han conseguido arrastrar a clientes sólo por el hecho abrir sus puertas de Internet.

WiFi y Redes Sociales, un altavoz a bajo coste

Las Redes Sociales y la conexión inalámbrica wifi conforman un matrimonio irreductible, imperturbable y envidiable. Con una ligera inversión (ligerísima, de hecho) en un router y en redes sociales (sí, los Ads de Facebook funcionan) se puede llegar a alcanzar una audiencia mayor de la que se piensa. Si sumamos la cantidad de usuarios de cada red social las cifras son mareantes: más de 2.000 millones de usuarios.

Desde hace unos años las comidas se han alargado en cuestión de tiempo, y no porque se dedique más tiempo a los aperitivos o a la sobremesa, sino porque antes de empezar con cada plato hay un ritual que ya casi nadie se salta, hacer fotos para compartir en las redes.

Bajo esta premisa, la “gracia” de las redes es la instantaneidad. El hecho de ser el primero en subir la foto a Facebook o Instagram y etiquetar al resto de la mesa se ha convertido en un reto casi similar a escalar un ochomil, y ahí es donde juega su partido la conexión wifi, ya que el 4G (y la gran cantidad de 3G que aún quedan en el mercado) no siempre ayuda.

Facebook, Twitter, Instagram… todas las redes sociales tienen algo en común y es la lucha por el directo, por convertirse en el canal de comunicación 24h. Un ejemplo de ello es que la red de Mark Zuckerberg se ha lanzado a transmitir eventos en directo, en plena competencia con Periscope y con el elemento diferenciador de Twitter (la actualidad). Estas características sólo son posibles con buena conexión, como es el wifi.

Otro elemento en común existente entre redes sociales y wifi es la capacidad de compartir. Primero fueron los infrarojos, luego el bluetooh y ahora es la era del wifi. Además de colgar una foto, un vídeo, un comentario o un simple check-in, la viralización de los contenidos es mayor y más rápida a través de la conexión inalámbrica por excelencia que por los datos móviles.

Los datos obtenidos gracias al wifi

Las compañías telefónicas venden cada vez más y más gigas, pero lo que busca el cliente es la conexión wifi, y en los negocios de hostelería el wifi es un bien muy preciado. En los últimos tiempos han surgido numerosas empresas que ofrecen a restaurantes y locales servicios a través de los cuales se consiguen muchos datos de los clientes y se incrementa el número de seguidores en las redes.

Desde que existe Internet, los usuarios ceden muchos datos a las empresas y ese es el principio en el que se basa este servicio. Apenas concediendo un like en Facebook y un correo electrónico se puede uno conectar al wifi del local.

Esto no es sino una herramienta de marketing gigantesca para un pequeño negocio. Y es que sólo con la conexión wifi y el like del consumidor, se le puede enviar todas las novedades del local, los últimos platos y cócteles incorporados a la carta, descuentos para fidelizar al cliente, cambios de horario… En definitiva, una difusión de campañas con mayor extensión y rapidez y  un mayor conocimiento de la marca a cambio de un simple like o follow.

El wifi también es para el trabajador

No sólo existen puntos positivos de cara al cliente el hecho de contar con wifi en el negocio, sino también de cara a la gestión del día a día, sin las ataduras que suponen los cables. Se puede lanzar una comanda, un pedido que llegue inmediatamente y que agilice el servicio de una manera espectacular; la mejora de las TPV con el wifi para obviar problemas del pasado o simplemente un mayor uso controlado son algunos ejemplos.

Puede parecer una obviedad, pero todo lo que pueda incrementar la productividad es una inversión necesaria en la que no hay que escatimar. Y es que como dijo Benjamin Franklin el tiempo es dinero.

Sobre el autor

José Mª Fernández Yunquera

Periodista por culpa de Julio Ruiz y su Disco Grande de RNE3. Tras pasar por los programas de cultura en Onda Madrid y por el Diario AS, camino hacia mi primer lustro en el sector la comunicación gastronómica, con especial ojo en el uso de las redes sociales de restaurantes y productos gourmet. Rock & Gol como forma de vida.

Suscríbete

2 comentarios

Deja un comentario