Únete al CLUB DE INNOVACIÓN PARA RESTAURANTES más grande del mundo

Experimentando la esencia del foodie en los restaurantes

0

¡Volvemos a nuestra aventura! El anterior artículo nos llevó a crear un laboratorio un tanto especial. Por ese motivo hoy, gracias a las entrevistas realizadas a foodies y a la información obtenida de las mismas, vamos a salir a contrastar, ampliar, validar y reforzar los datos que recopilamos.

Si bien es cierto que las entrevistas brindan una información muy valiosa, por gracia o por desgracia, a veces lo que contamos no se ajusta del todo a la realidad. Lo que contamos es nuestra percepción y esa percepción no es del todo veraz o simplemente algunas veces… ¡mentimos! Piadosa o inconscientemente, tal vez, pero mentimos. Tomar al pie de la letra sin contrastar esos datos de la entrevista, es un riesgo común y si hay algo que llevamos reflejando desde el primer artículo es que nada puede darse por hecho.

Vamos a hacer un ejercicio de inmersión. Nos sumergiremos en su mundo, nos mezclaremos con ellas y ellos, los foodies. Necesitamos ver por nosotros mismos cómo se comportan in situ: sus necesidades, qué les satisface y cómo reaccionan en su ámbito. Se trata de trabajar en su auténtico contexto.

El de ese grupo de apasionados en busca de experiencias auténticas, relacionadas con la buena comida, el buen beber y/o la cultura autóctona y singular. Y por eso nos alejamos de las técnicas, estadísticas y analíticas tradicionales.  No podemos conocerles basándonos únicamente en cifras y supuestos… hemos de experimentar su esencia.

Así pues, para continuar con esta fase de exploración en la que debemos comprender y observar al foodie, utilizaremos una herramienta que nos va a convertir en una mezcla de Sherlock Holmes y el hombre invisible: La técnica del Shadowing. Pero, ¿a qué nos referimos con esto?

El Shadowing es una técnica de observación “pasiva”. En nuestro caso se basa en convertirnos en la sombra del foodie al que observas, de la manera más discreta posible. Sin que ella o él lo sepan, seguirle en cada paso que dé; percibiendo, absorbiendo y tomando nota hasta del más mínimo detalle. Sus pautas, sus manías, sus pasos repetitivos y casi litúrgicos o sus giros inesperados e improvisados, tan habituales en este grupo ¡o eso creemos! Ahora por fin vamos a comprobarlo.

Tres ventajas y tres inconvenientes a tener en cuenta

  • Ventaja 1. Es complementaria a otras técnicas como, por ejemplo, las entrevistas o el mapa de empatía. Eso proporciona un extra de información y una visión menos sesgada
  • Ventaja 2. Al observar y recoger esa información de manera directa, esos datos son inmaculados, sin aditivos ni añadidos. Y eso aumenta considerablemente su valor
  • Ventaja 3. Si grabas esta secuencia, la escena puedes repetirla una y otra vez. Está siempre viva y puedes usarla durante todo el proceso y como complemento a otras acciones o técnicas.
  • Inconveniente 1. ¡Ojo! Puede ser un poco invasiva. Hemos de ser discretos y respetuosos con la información recopilada. No debemos reflejar datos personales que le identifiquen, y mucho menos difundirlos, a menos que la persona en cuestión nos lo permita.
  • Inconveniente 2. Necesita de una buena preparación. Estamos interpretando el papel del detective más avispado y sabemos en qué lugar y a qué hora se producirán los hechos. Preparemos la escena para poder captarlo todo.
  • Inconveniente 3. Requiere de un modus operandi más complejo. Si en las entrevistas planificábamos la conversación con sus fases y las preguntas adecuadas, en el shadowing es necesario tener en cuenta muchos más factores.

Pasos y  programación del Shadowing

Para poder llegar a una consecución de esta técnica con éxito, vamos a elaborar una programación orientativa que puede modificarse según la necesidad específica de nuestro objetivo:

1.- Identificación del Reto/Objetivo

Ésta es quizás la parte más importante. Si no sabemos dónde queremos ir, difícilmente llegaremos a ningún sitio. Queremos el ¿QUÉ?: Crear un nuevo producto, servicio, negocio, ruta, experiencia, identificar una necesidad no satisfecha en nuestra zona; para los y las foodies.

2.- A QUIÉN vamos a observar

Prepara ese perfil (lo tenemos del mapa de empatía, ¿lo recuerdas? Aitana o alguien similar)

3.- DÓNDE y CUÁNDO

Identifica el escenario donde se va a llevar a cabo la observación y define la hora con criterio. Puede ser que en una hora determinada no haya clientes del grupo foodie o que varíen sus necesidades y haya que hacer observaciones.

4.- El aprendizaje

Recopilamos datos. El objetivo es que diferenciemos entre lo que hemos descubierto que no sabíamos, lo que más nos ha sorprendido de los datos recopilados (ese hallazgo insospechado sobre los foodies), qué crees que ha faltado y qué dudas te han surgido a raíz del Shadowing.

Si tienes oportunidad… después de la observación habla con tu foodie observado. Dile qué estás investigando y contrasta con ella o él tus dudas.

Te recomiendo que te hagas una plantilla con estos 4 pasos anteriores, por ejemplo, en una hoja de DIN A3 y que utilices post-it  para ir completando con cada cosa. Luego haz una foto de esa plantilla completada y usa de nuevo la plantilla con nuevos post-it para observar a otro foodie.

Otra recomendación es que uses medios audiovisuales para la observación. Puedes grabar un vídeo con el móvil, siempre sin perder la discreción…ese carácter de detective, aunque no es necesario que uses gabardina (jeje). Ten en cuenta que, como comentábamos el tener un documento audiovisual grabado y guardado como recurso, te simplificará la observación. Pero si no lo ves oportuno, podéis ir dos personas a hacer el Shadowing para procurar que no se escape nada.

¿Qué haremos después con el resultado de esta investigación detectivesca, de los y las foodies? Eso lo contaremos en el próximo episodio.

Sobre el autor

Laura Laiz Murcia

Laura Laiz es experta en Innovación, RRHH y Turismo. Profesora y consultora en Florida Universitària, realiza la coordinación académica de varios masters y formación de postgrado.

Suscríbete

Deja un comentario