Únete al CLUB DE INNOVACIÓN PARA RESTAURANTES más grande del mundo

Fast food orgánica, la nueva tendencia de éxito en los restaurantes

0

No siempre se dispone del tiempo suficiente para degustar el concepto de slow food y por eso en algunas ocasiones acudimos a restaurantes de comida rápida. No solo es una cuestión de tiempo, sabemos que a cambio de esta supuesta rapidez vamos además a ingerir una comida de peor calidad. Pero ¿por qué conformarse con esta pérdida de sabor y nutrientes, cuando podríamos disfrutar de un fastfood con menú orgánico sin ni siquiera bajar del coche?

En una sociedad cada vez más comprometida con la sostenibilidad, no dejan de surgir oportunidades de negocio capaces de atraer a nuevos estómagos sin obviar conceptos que hasta ahora, parecían enfrentados: calidad e inmediatez. Así lo ha hecho Amy’s Kitchen en Estados Unidos, que ha llevado la comida rápida orgánica a otro nivel, al ser el primer establecimiento de este tipo que permite recoger los pedidos en ventanilla desde el automóvil.

No obstante, en sus primeras semanas, las colas para hacerse con sus delicias superaban los 15 minutos de espera. Aunque no es de extrañar, ya que en muy pocos meses, y sin descuidar sus estrategias de marketing en redes sociales, las suculentas imágenes de sus platos en Instagram ya enamoran a más de 26.000 seguidores.

El secreto está en la materia prima

Cada año, Amy’s Kitchen compra 69.000 toneladas de materia prima ecológica y las transforma a diario en 72.000 productos para sus clientes. Su “receta de la Sostenibilidad” radica, según la propia compañía norteamericana, en “el bienestar de nuestros empleados y comunidades, nuestros proveedores y granjeros; así como la gente que come nuestra comida ya que son nuestra guía en el trabajo que hacemos cada día”.

Por supuesto, la receta orgánica y con ingredientes en ningún caso modificados genéticamente tiene buena parte de la culpa. Estudios comparativos realizados entre comida orgánica y no orgánica revelan que la primera tiene más componentes antioxidantes relacionados con la buena salud, así como niveles más bajos de metales tóxicos y pesticidas.

Existen factores relevantes que impulsan la balanza en contra de los alimentos no orgánicos, así como aquellos que están modificados genéticamente. Por descontado, no son ni mucho menos amigables con el medio ambiente, pero es que también se ha demostrado que pueden afectar a la resistencia antibiótica en los humanos, además de que generan conflictos de índole económica por tratarse de productos patentados.

Eso sin abordar factores como el gusto de la propia comida. Se considera contrastado que los alimentos orgánicos albergan más sabor, además de proceder de explotaciones sostenibles y favorecer a los productores locales.

El consumidor es más consciente de estos elementos diferenciales. Por ello, se decanta por productos ecológicos y saludables. Y cada vez dispone de más posibilidades de disfrutar de esa dieta sin sacrificar aspectos como el tiempo de espera en el restaurante.

Un giro de tuerca a la comida rápida

Ya se ha escrito antes sobre cómo dar el paso para convertir un negocio en un restaurante ecológico y el éxito creciente de la cocina rápida orgánica. El primer establecimiento estadounidense en ser certificado por la USDA con esa etiqueta fue Organic Coup, en Pleasanton, California. Ahora es una fuerte cadena en plena expansión.

Esa receta de éxito ha eclosionado ya por medio mundo, y España no es ajena a la tendencia. Cuenta con una cadena de producción orgánica insuperable, y muchos establecimientos “de los de toda la vida”, que se habían acogido la etiqueta del slow food y que se han puesto las pilas para ofrecer a sus clientes lo mejor de la huerta más cercana en cada caso.

Hay ejemplos en casi todas las ciudades importantes. Recientemente se inauguró en plena Castellana de Madrid el Organic Market & Food. Un espacio transversal con un cuidado aspecto ecológico que, entre otras cosas, ofrece la posibilidad de hacer pedidos para llevar.

El Kimpira, en Valencia, es otro restaurante que va más allá del concepto del drive-thru y se ofrece a llevarte a domicilio sus menús. También en territorio español podemos encontrar el Organic Market Gràcia de Barcelona, que además de tienda ecológica, ofrece todo tipo de manjares con etiqueta verde para llevar.

Sobre el autor

Redacción

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario