Únete al CLUB DE INNOVACIÓN PARA RESTAURANTES más grande del mundo

Food trucks y restaurantes móviles, las nuevas propuestas de la gastronomía en movimiento

1

Dinner on the Road (Cena en el camino) es una nueva experiencia gastronómica que comenzará su andadura a finales de octubre como el primer restaurante móvil del mundo.

Los empresarios belgas Stefan Kerkhofs y David Ghysels ya dirigen con éxito desde 2006 el proyecto de restaurantes voladores Dinner in the Sky (Cena en el cielo). En esta ocasión, quieren descender de las alturas a sus clientes, concretamente hasta un vehículo futurista casi enteramente transparente, esperemos que se trate de esos cristales tintados a través de los cuales solo las personas del interior del vehículo pueden ver el exterior sin ser vistos desde fuera, sino sería una experiencia parecida a ser un animal de zoo, aunque no sería de extrañar, ya que últimamente se está poniendo de moda eso de ver comer a los demás.

Dejando a un lado las manías de cada uno, la original y atractiva apuesta se centra en este vehículo equipado con una cocina profesional y una mesa digital para 16 comensales. El restaurante móvil recogerá a los clientes donde estén y los llevará hasta donde deseen desplazarse, así en el trayecto admirarán el entorno mientras comen.

Dinner on the Road nace como el primer restaurante móvil del mundo pero este proyecto nos recuerda mucho a los ya conocidos food trucks, esos camiones de venta ambulante de comida. Según el blog 100negociosrentables, son una buena idea que puede transformar un restaurante en algo muy productivo.

Se trata de dotar de innovación a un negocio tradicional, en este caso le aporta flexibilidad y menos costes. Trasladarte a la búsqueda directa del cliente, lo que puede convertirse en una acción muy rentable.

Comida en movimiento en París

En París ya se fraguó un proyecto muy similar. La ciudad de las luces tiene muchos lugares que visitar y una forma de recorrerlos todos es a bordo del Bustronome, un autobús que une la visita turística con la gastronomía. Estamos hablando de París, por lo que se trata de un autobús de lujo, acondicionado como los más sofisticados restaurantes parisinos. Dos horas a mediodía y dos horas y media por la noche durante las que se pueden admirar los iconos de la ciudad mientras se disfruta de comida de alta calidad. Pero la capital francesa ya nos ofrecía comida en movimiento, en este caso alimentos flotantes, con sus románticas cenas a bordo de los barcos que recorren el Sena.

Desde Estados Unidos nos llega el concepto de carritos de comida, algo que en España no es tan habitual. Suelen vender sándwiches o perritos calientes, comida fácil de comer en cualquier lugar. ¿Y si se optara por un menú más elaborado y lo emplazáramos en varios sitios con un horario fijo? Así acostumbraríamos a los clientes. Puede que en invierno no sea una opción muy cómoda pero en las épocas de buen tiempo, apetece más comer en terrazas, por ejemplo. En lugar de un carrito, en este caso, deberíamos optar por una furgoneta bien preparada para ofrecer una mejor oferta culinaria.

La ventaja de este negocio reside en que un vehículo es más económico que pagar el alquiler de un local, unido a la facilidad de trasladarse de una zona a otra buscando aquellos lugares en los que haya más oferta. Los inconvenientes derivan, principalmente, de la administración local, puede que esta dé muchas facilidades para ocupar el espacio público o al contrario.

Al hablar de comida ambulante se nos pueden venir a la cabeza grasientas hamburgueserías o bocaterías de lo más chabacano, pero aquí mostramos algunos ejemplos, que demuestran, que la comida con estrella no solo se puede servir en restaurantes sofisticados. Furgonetas bonitas y clásicas, camionetas vintage con una imagen gráfica cuidada, cada vez más los food trucks españoles llevan comida de calidad sobre ruedas hasta celebraciones, festivales, eventos culturales…

Mr Frank and the Butis: catering de auténticos bocadillos de butifarra.

La jamoneta: jamón ibérico puro de bellota de Sánchez Romero Carvajal servido en una Volkswagen Caravelle.

Caravan made: sándwiches gourmet con verduras y hortalizas del huerto de sus dueños.

Eureka: comida de calidad elaborada con productos biológicos y de proximidad. En su web informan sobre dónde están en cada momento. De hecho, la comunicación de estos negocios en redes sociales puede ayudar mucho a atraer a la clientela.

La Mafia: Con motivo de su 15 aniversario, la franquicia ha lanzado su Foodtruck con una propuesta gastronómica basada en las especialidades de sus restaurantes: pizza, pasta, antipasti y ensaladas, que seguro que hará las delicias de sus clientes.

Legislación española para Food Trucks:

La legislación española reconoce, regula y autoriza, con determinados requisitos, la venta ambulante de alimentos. El gran inconveniente en España es que se restringe su funcionamiento a lugares o eventos determinados: mercadillos, ferias, festivales, eventos, festejos populares… Olvidemos la movilidad absoluta.

Algunos de los requisitos imprescindibles para regentar un negocio de este tipo son:

  • Certificado de hallarse al corriente de obligaciones tributarias y de la Seguridad Social.
  • Copias de los contratos de trabajo de todos los que participan en el negocio.
  • Certificación de haber recibido formación suficiente en manipulación de alimentos.
  • Alta en el impuesto de Actividades Económicas.
  • Seguro de Responsabilidad Civil, no es obligatorio pero sí aconsejable.

Parece que la gastronomía se mueve…¿Qué opinas?

Sobre el autor

Aythami Pérez

Periodista con Máster en Comunicación Digital. Curiosa desde que nació. Siempre con un cuaderno y un libro en la mochila. Le fascina investigar sobre temas novedosos e interesantes relacionados con el Social Media Restauranting. De Burgos, concretamente, Salas de los Infantes.

Suscríbete

1 comentario

  1. Creo que además de los requisitos expuestos indispensables falta entre otros como necesario el dónde se elabora ó transforma la materia prina, es decir, la trazabilidad del producto desde el proveedor que nos suministra hasta el cliente final. La cadena de frío si la requiere, y se elaboro en la Food Truck, cómo me llega el producto, las materias? Han precisado una anterior manipulación?
    Ojo con Sanidad, la inspección que observa y vigila.
    Y el permiso de ocupación en vía pública? No tiene nada que decir Urbanismo, el Ayto. de cada municipio?

Deja un comentario