Únete al CLUB DE INNOVACIÓN PARA RESTAURANTES más grande del mundo

¿Hasta dónde están dispuestos a llevar la innovación los restaurantes de comida rápida?

0

¿Quién no se acuerda del esmalte de uñas de KFC, del que hablamos en este periódico hace poco? Pues siguiendo con esta investigación sobre tipos de estrategias que están a caballo entre el marketing disruptivo y la innovación en gastronomía, toca reflexionar sobre hasta dónde puede llegar la industria en sus apuestas culinarias.

McDonald’s: ¿hamburguesas de alta cocina? Ejemplos de las más inusuales estrategias de marketing para restaurantes fast food

Si hace cinco años se mencionaba a McDonald’s, probablemente ese nombre evocaría la imagen de una cadena de comida rápida de calidad mediocre. Y si se hace un poco de memoria, quizás aún recuerdes con nitidez algunos de sus escándalos alimentarios más sonados.

Si analizamos las últimas campañas de lanzamiento de novedades de la firma del payaso (el cual ha desaparecido, salvo para la fundación que lleva su nombre), encontraremos una doble vía de atracción y retención de clientes: por un lado, siguen apostando por los clásicos (Big Mac o los Happy Meal) con reediciones periódicas; en el otro extremo encontramos iniciativas de vestir a las hamburguesas de alta cocina.

El primer hito lo marcó la Grand McExtrem By Peña, y recientemente han lanzado la campaña Chef VS Abuela. Todo ello muy unido al movimiento food celebrity show que han supuesto programas como MasterChef o Pesadilla en la Cocina, capaces de desbancar a clásicos del prime time culinario como Arguiñano por saber adaptarse mucho mejor a la mentalidad del consumidor de las generaciones X y Z.

El “queso-plástico” ha dado paso a la salsa de soja con kikos y un sofrito tradicional de tomate que acompaña a unos espárragos verdes y ¡setas japonesas! ¿Lo próximo será una hamburguesa con esferificaciones? Tiempo al tiempo. Lo que está claro es que si el consumidor vuelve a demandar este tipo de creaciones, el marketing trabajará para satisfacer sus deseos.

KFC: después de los esmaltes de uñas y los bronceadores de sabores, nos recargan el móvil

¿Genialidad o apuesta arriesgada? Al principio de este artículo se hablaba sobre nuevas tendencias en el marketing para restaurantes mencionando a KFC, y es momento de volver a ellos con un nuevo ejemplo paradigmático.

Se trata del KFC Watt a Box, el cubilete definitivo para contener el pollo frito, las bebidas, y ¡cargar el móvil mientras se come! Desde luego, las cadenas de comida rápida no dejan de sorprender. ¿Innovación o puro marketing? Parece ser una cuestión de perspectivas.

Para más inri, la caja dispone de cable tanto para iPhone como para Android, y consiste en una batería externa que se puede extraer para utilizarla en cualquier lugar. ¿No evoca a su famoso cubo ‘imprime-fotos’?

 ¿Cuál es el trasfondo de toda esta innovación?

Todo esto invita a preguntarse: ¿por qué están apareciendo iniciativas tan transgresoras incluso en España, un país en el que se le da un gran valor a la comida tradicional?

La globalización instaura en sociedades vírgenes nuevas tendencias y hábitos de consumo. España hace casi un siglo que dejó de ser ese mercado tradicional, pero aún hoy en día su sociedad se maravilla con la capacidad de innovación de otros mercados como el estadounidense, que parece estar a años de ventaja.

Varios son los factores del éxito de las cadenas de comida rápida en España (política de precios, situación económica, nuevos hábitos de vida), y el neuromarketing es unos de los principales. No en vano, la sociedad española se ha vuelto más impulsiva, animada por el consumismo y la publicidad, por lo que rescatar productos de la infancia, reinventados como los Cheetos… es algo tentador.

Restaurantes de comida rápida: ¿cuál será su evolución?

Adaptar este concepto de consumo rápido y emocional ha tenido una consecuencia lógica: la masificación de cadenas fast food. Y a su vez, ello ha creado un clima de competitividad que, probablemente, se resolverá en el tablero de la publicidad y el marketing.

¿Con qué productos nos sorprenderán? Aquí reside el quid de la cuestión. Porque ya podemos encontrar mezclas de pizza con nachos, bronceadores sabor pollo o incluso hamburguesas con Cheetos.

Lo cierto es que como avanza Brent Dowling, CEO de RainTree en www.fool.com, “asistiremos a nuevos casos en los que las marcas de restaurantes de comida rápida introducirán en su oferta productos de otras marcas ligados a los propios“, y añade, que “esta innovación viene propiciada por unos clientes que demandan variedad y sorpresas a las empresas”.

En cualquier caso, se augura un futuro incierto en el que los consumidores demandan y las empresas se adaptan a sus deseos. Por todo ello es fundamental reflexionar al respecto. ¿Dónde está el límite? ¿Existe este límite?

Sobre el autor

Redacción

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario