Únete al CLUB DE INNOVACIÓN PARA RESTAURANTES más grande del mundo

Los 15 mejores restaurantes del mundo en estaciones de tren

0

Disfrutar de un menú de alta calidad ya es posible en algunas de las estaciones de tren más modernas y bellas del mundo: destacan Holanda, Francia, Alemania, Turquía, Estados Unidos, Japón y por supuesto España.

Los viajeros de todo el mundo comienzan a tener un papel importante en sus desplazamientos, dejan de ser simples pasajeros para convertirse en clientes. Así es como restaurantes famosos han cruzado la vía del tren y se han instalado en cientos de estaciones a lo largo y ancho de toda la geografía.

El objetivo está claro: hacer que el tiempo de espera parezca menor gracias a una comida de gran calidad alejada del archiconocido bocadillo e invitar al cliente a evadirse por un momento del estrés y de las prisas que supone coger un tren con un ambiente muy placentero. A continuación, hablaremos de 14 países y de otras tantas estaciones en las que no supondría un problema tener que estar allí más de lo esperado; pues en alguna como Midi Brasserie, en Bruselas, hay incluso pista de baile.

1.- Mercantile Dining & Provision (USA)

Afincado en Denver´s Union Station -Estados Unidos-, es el resultado de la unión entre dos reconocidos restaurantes llevada a cabo por el chef Alex Seidel. Está dividido en dos: por un lado es un supermercado donde se venden productos de charcutería y por el otro es un restaurante en el que se ofrecen una gran cantidad de platos: pasta, calamares en su tinta, pulpo español, pollo crujiente y paletilla de cordero asada son algunos ejemplos.

2.- San Pablo de Buceite (España)

El restaurante San Pablo de Buceite, en Jimena de la Frontera -Cádiz-, es ideal para visitar en cualquier época del año: en verano, la piedra mantiene el ambiente fresco y en invierno el fuego de la chimenea lo convierte en un lugar acogedor. El precio del menú es asequible y entre sus platos más demandados se encuentran los champiñones, las croquetas rellenas de jamón o espinacas y las diversas tapas. Como acompañamiento, puedes pedir un vino de la región.

3.- Gilbert Scott (Inglaterra)

Hasta 2011 no se contemplaba en Londres la idea de degustar una comida de calidad en una estación de tren. La llegada del Gilbert Scott a St. Pancras fue acogida con júbilo por muchos, sobre todo al conocer que se servía comida local como el pollo de Cornualles, el conejo, el pastel de gambas o el besugo a la parrilla.

4.- Le Train Bleu (Francia)

Ubicado en la estación de Lyon, París, es famoso en todo el planeta por llevar más de un siglo abierto. Aunque ha sido reformado recientemente, conserva la esencia que cautivó a Salvador Dalí, Coco Chanel, Colette, Marcel Pagnol, Brigitte Bardot, Jean Gabin y Jean Cocteau. El Tren Azul se caracteriza por un ambiente señorial en el que hasta los pequeños detalles están cuidados. En él se sirven platos típicos de la cocina francesa que oscilan entre los 35 y los 46 euros. El menú completo tiene un precio de 65 euros, mientras que el adaptado para los viajeros se sitúa en 48 euros.

5.- Brasserie Nala (Bélgica)

En la estación Midi, de Bruselas, está una de las braserías más grandes de Bélgica. Fue diseñado por Antoine Prieto, quien le ha dado un estilo barroco moderno. Cuenta con un bar de ostras, una zona de cócteles y, por increíble que parezca, una pista de baile. El menú, de unos 20 euros, incluye platos clásicos como espárragos, gambas o salmón ahumado.

6.- 1e Klas (Holanda)

Situado en Centraal station, Amsterdam, es un restaurante adecuado para aquellos que aman la naturaleza; en tanto que su decoración está plagada de cuadros que representan la vida salvaje, de todo tipo de flores e incluso puede verse algún árbol que otro. Tiene paredes de madera y un techo extremadamente alto. Su menú, tan variado como barato, permite a los viajeros desayunar por 6,50 euros y comer por menos de 30.

7.- VyTA (Italia)

Uno de los restaurantes más visitados de Roma es el VyTA, en la Stazione Termini, precisamente porque solo se puede encontrar en las estaciones de tren de Milán, Turín, Nápoles y Venecia -de momento-. Bajo una apariencia lujosa, moderna y un poco oscura se esconden unos precios increíbles: cafés por un euro, pizzas por tres y deliciosos paninis por cuatro.

8.- Crystal (Suiza)

Está asentado a 3.454 metros de altura, en el Jungfraujoch suizo, sobre la estación de tren más alta de Europa. Su restaurante, el Crystal, cuenta con unas vistas únicas gracias a sus impresionantes cristaleras. Es un establecimiento elegante a la par que caro, pues cuenta con un menú especializado en cocina local en el que es necesario pagar hasta los cubiertos.

9.- Zanetti Eis (Alemania)

En la estación central de Berlín se encuentra uno de los restaurantes europeos más peculiares. Salchichas con salsa de curry o patatas al horno son platos muy recurrentes y que pueden ser disfrutados tanto en el comedor interior como en la terraza del recinto habilitada para ello. Pero su gran especialidad son los dulces: tartas, pasteles y, especialmente, helados de múltiples sabores y colores. La única pega es que las etiquetas están escritas en alemán.

10.- Järnvägsrestaurangen (Suecia)

Afincado en la estación del este de Estocolmo desde 1932, tiene mucha fama entre los lugareños, quienes acuden a él aunque no tengan que coger un tren. La cocina que se sirve es típicamente sueca y en ella no se contempla un menú para vegetarianos. Cada plato sale por unos 9 euros y todos los días se renuevan.

11.- To Treno Sto Rouf (Grecia)

En la estación Rouf de Atenas han restaurado un antiguo tren y lo han convertido en una zona de ocio y de restauración. Aparcado durante todo el año en el mismo sitio, cuenta con 5 vagones diferentes: uno es un bar, otro un restaurante y el resto están dedicados al arte, la música y el teatro. El menú no es amplio pero sí sabroso: hamburguesas, salchichas y quesos son sus productos más conocidos.

12.- Orient Express (Turquía)

Encuadrado dentro de la estación Sirkeci, en Estambul, podemos encontrar un lugar en el que refugiarnos del mundanal ruido provocado por el ajetreo ferroviario. Se trata del restaurante Orient Express, donde uno puede tomar un delicioso café o disfrutar de un té con pastas. Abierto en 1890, alcanzó su fama en la década de los 30 del siglo XX cuando un asesinato ficticio ocurrió en sus instalaciones. De su autora, Agatha Christie, se pueden contemplar innumerables fotos por las paredes.

13.- Tim Ho Wan
Famoso en todo Hong Kong gracias, entre otras cosas, a la publicidad que en su momento le dio el crítico de cocina Janice Leung Hayes al señalar la ubicación privilegiada que posee. Su menú, asequible a casi cualquier bolsillo incluye carne de cerdo a la parrilla, huevos al vapor y pastel de zanahoria, entre otros platos.

14.- Rokurinsha (Japón)

En la estación principal de Tokyo se encuentra Rokurinsha, el que es para muchos el mejor restaurante de ramen (un tipo de fideo chino) de la ciudad. De hecho, hay una sección entera llamada Ramen Street en la que se sirven por un lado un bol de fideos y por el otro un bol de sopa en la que sumergir los fideos.

15.- Samarkanda (España)

En la capital de nuestro país encontramos este restaurante que cuenta con una ubicación y unas vistas privilegiadas, situado junto al jardín tropical de la estación de Atocha, punto de encuentro para los viajeros de AVE y paso obligado en la ruta de los museos de Madrid. Además de ofrecer una cocina de calidad, destacan sus famosos tomates rellenos con mousse de ventresca y salmorejo de albahaca, posee unas instalaciones con una decoración muy cuidada ideales para todo tipo de eventos.

Después de este delicioso tour toca volver a la realidad y esperar que pronto nuestra estación más cercana comience a ofrecer servicios similares a las anteriores; o en todo caso, visitar nosotros mismos las que ya existen. ¿Has estado tú en alguna?

Sobre el autor

Jennifer Rey

Graduada en Periodismo por la Universidad de Valladolid aunque es de Fabero (León). Trabajando desde hace muchos años en el sector de la hostelería. Futura experta en Periodismo Gastronómico y todo lo relacionado con los restaurantes, un mundo que la tiene fascinada. Sus otras pasiones: el rock y los deportes.

Suscríbete

Deja un comentario