Únete al CLUB DE INNOVACIÓN PARA RESTAURANTES más grande del mundo

Los Airbnb gastronómicos para compartir mantel con los de aquí, allí y allá

2

Ya nos hemos acostumbrado a compartir coches y trayectos con plataformas como Blablacar o Amovens. También hemos ido ya a dormir alguna vez a casa de desconocidos que nos alquilan una de sus habitaciones durante un fin de semana, gracias a Airbnb. Pero es que aún hay más. Ahora, si queremos saborear un país, una ciudad o una zona como lo hacen los locales, también podemos.

La verdad es que con el tirón de la economía colaborativa, ya estaba tardando en surgir una tendencia como la que promueven las nuevas apps de “Airbnb gastronómico”, como se les viene llamando. ¿En qué consisten? Es muy sencillo. Una persona decide recibir en su casa a gente para comer del menú casero del día por un módico precio. El precio y el menú los elige el anfitrión, pero el huésped es el que elige dónde y cuándo; y es que en las grandes ciudades, la oferta de comidas ante la que se encuentran los invitados es cada vez más larga.

Frente a lo que muchos piensan, estas aplicaciones no están enfocadas a grandes chefs y no hay que tener estudios de cocina. Simplemente hay que tener ganas de cocinar y de compartir esa comida con los demás. Porque aunque la comida sea el punto de unión, el fin último de estas plataformas es crear un vínculo entre personas desconocidas que les lleve a practicar idiomas, compartir experiencias e, incluso, crear amistades.

Cuando entramos como invitados en estas plataformas podemos escoger diferentes opciones según la ciudad del destino o a las propuestas culinarias más acordes con nuestros gustos y con nuestros bolsillos. Asimismo, pueden filtrarse las búsquedas a través de elementos como las fechas, el tipo de comida (vegana, kosher, intolerancias, etc) o el número de comensales.

Una vez escogidas las opciones, la aplicación realiza una búsqueda donde pasa a presentarnos a nuestros potenciales anfitriones-cocineros. Si alguna de las propuestas se adapta a nuestras necesidades no hay más que reservar y esperar al día del encuentro.

El precio de las comidas ronda entre los 15-30 euros de media, aunque la cifra final que ve el consumidor incluye un porcentaje en gastos de gestión que se lleva la plataforma. El anfitrión no debe pagar nada por publicar su invitación y la transferencia del dinero se hace siempre a través de la app, para asegurar el pago.

Cada vez existen más opciones de plataformas que motivan este tipo de encuentros social-gastronómicos. Muchas de ellas son sumamente parecidas, otras son iguales, pero en diferentes lugares del mundo. Aquí paso a detallaros una lista con las más conocidas para que vayáis donde vayáis podáis contar con la opción de disfrutar de una de estas experiencias.

Las mejores apps para comer como en casa en cualquier parte

EatWith

Una de las plataformas más potentes es la israelí EatWith, que surgió en un viaje a Grecia donde el creador, Guy Michlin, no conseguía encontrar un restaurante a la altura de sus expectativas, ya que todas las opciones le parecían demasiado turísticas. Se le ocurrió de esta forma preguntar a un amigo griego que donde comían los locales, a lo que este contestó que en casa.

La experiencia le pareció tan auténtica y enriquecedora, que decidió generar un sistema que organizase a anfitriones e invitados para que éste tipo de situaciones pudieran darse más allá de la casualidad. Actualmente funcionan en más de 200 ciudades alrededor de todo el mundo.

Mealsharing

“Por el mundo o en tu propia calle, una comida casera te espera”. Ya hablamos de esta plataforma en el artículo de 11 apps para quedarnos con buen sabor de boca durante un viaje, y es que es una de las más potentes de este sector. Mealsharing se asemeja bastante a EatWith, incluso en la inspiración que la llevó a aparecer. El fundador de la plataforma compartió una comida con el señor Pon y su familia en una pequeña granja a una hora de Siem Reap, Camboya.

El descubrimiento de nuevas recetas, las conversaciones que mantuvo con la familia y las experiencias compartidas se convirtieron en el primer Mealshare en que participaría Jay Savsani.

Vizeat

Rellenando un formulario gratuito, pequeños chefs y amantes de la gastronomía pueden recibir invitados en su casa desde 2014 gracias a Vizeat. Los fundadores de esta plataforma, Jean-Michel Petit y Camille Rumani, se decidieron a crearla tras un viaje por el lago Titicaca en Perú, donde pudieron disfrutar de una comida casera hecha a base de recetas indias gracias a la invitación de unos desconocidos.

En la actualidad Vizeat ya está en más de 60 países del mundo y cuenta con 35.000 viajeros y en torno a 10.000 anfitriones.

Cookapp

En su página web definen los tres pilares que guían su misión de poner en contacto a huéspedes y anfitriones, que son: “La experiencia es más importante que la comida”, “Sonrisas, abrazos y desafíos crean la anti-rutina perfecta” y “El camino es mucho más importante que el objetivo”. Esta aplicación, centrada en América, tanto sur como norte, está llegando a Europa, siendo Madrid y Barcelona sus primeras paradas. No está de más echarle un vistazo a estos embajadores del buen rollo gastronómico casero.

Bonappetour

En el caso de esta plataforma, la experiencia inspiradora fue una comida casera durante un viaje de mochileras de las fundadoras. Este portal cuenta con menos destinos y aunque la mayoría son europeos (Roma, Barcelona, París, Milán y Florencia), el país de origen de las creadoras (Singapur) también está incluido como destino entre sus opciones, lo que le da un toque diferente.

VoulezVousDiner

Esta plataforma es una de las primeras y surgió en Francia, más concretamente en París en torno al año 2011. Su sistema de funcionamiento es similar al de las demás y, en la actualidad, han traspasado las fronteras de nuestro vecino del norte y se encuentran presentes en ciudades de todo el mundo: desde San Francisco hasta Canberra pasando por Nueva Delhi, Ciudad del Cabo y San Petersburgo. Asimismo también tiene opciones para Europa en París, Lyon, Niza o Barcelona.

Suppershare

Kim Hunter, la creadora de Suppershare nació en Birmingham (Alabama) y se define como una persona “no muy dada a ir a restaurantes”. De ahí nació el concepto de Suppershare, gracias al que ella pretendía que la gente pudiera disfrutar de comida cocinada en casa con otras personas. La plataforma tiene una gran cantidad de opciones en Italia.

Hasta aquí la lista de las plataformas más conocidas y es que, aunque varíen en ubicaciones y en algunas de sus características, todas promueven lo mismo: la economía colaborativa y compartir mesa para compartir experiencias. Existen muchas más plataformas, pero estas son las más conocidas y extendidas.

Si bien es verdad que estos Airbnb gastronómicos aún no tienen una gran presencia en España, quizás no es mal momento para empezar a testearlos en nuestros viajes al extranjero. Al fin y al cabo, si ya compartimos casa y coche con desconocidos, ¿por qué no probar a compartir mantel? Dejemos que las ciudades y su gente nos conquisten no sólo con la vista, sino también con sus sabores, y no los hay mejores que los que te hacen sentir como en casa.

Sobre el autor

Alba Lúa

Graduada en Periodismo en 2013, momento desde el que no he parado de curiosear entre letras e imágenes, retratando momentos y experiencias con palabras y todo tipo de objetivos. Estoy en la eterna disyuntiva entre una imagen y mil palabras. Adicta a los viajes y amante de la buena comida, podéis leerme en Contando Kilómetros Blog o encontrarme investigando usos de las Nuevas Tecnologías.

Suscríbete

2 comentarios

Deja un comentario