Nighthawk: el restaurante que triunfa sirviendo desayunos por la noche | DiegoCoquillat.com
Únete al CLUB DE INNOVACIÓN PARA RESTAURANTES más grande del mundo

Nighthawk: el restaurante que triunfa sirviendo desayunos por la noche

2

Seguro que a más de uno y de una le ha apetecido alguna vez un desayuno pasadas las diez de la noche. Un par de tortitas con nata, unas tostadas o un croissant regado con un buen café, un té o, por qué no, un gin-tonic. ¿Pero dónde vamos a medianoche a pedir semejante menú sin que se rían de nosotros o nos miren con cara de habernos fugado del manicomio?

Los habitantes de Los Ángeles (California) ya no tienen ese problema. Tan solo tienen que acercarse a la zona de Hollywood donde se encuentra Nighthawk Breakfast Bar, un nuevo local en el que sirven lo que ellos mismos denominan desayunos late-night. Al más puro estilo de los programas de televisión tan populares en Estados Unidos que se emiten pasada la medianoche.

Este es el nuevo proyecto de Jeremy Fall, uno de los grandes empresarios en el mundo de la noche angelina y ahora también conocido por ser el creador de un nuevo y revolucionario concepto. Ya en 2014 la revista LA Magazine aseguraba que Fall había cambiado por completo el negocio de la noche en la ciudad con la apertura de sus bares Golden Box y Genesis, pero la ambición de este joven de 26 años no terminó ahí y ahora ha lanzado sus desayunos nocturnos, con gran acogida por parte de los ciudadanos de L.A.

Lo peculiar de esta idea es lo ecléctico que puede llegar a ser su público. No importa si estás a punto de comenzar una dura jornada laboral nocturna o si sales de trabajar a las tantas. Tampoco si después de un paseo has decidido parar a tomar algo calentito antes de irte a la cama o si es la forma de calentar una noche de fiesta con amigos. Aquí todos son bienvenidos con varios menús muy completos que harán las delicias de los amantes de los desayunos. Pero, atención, porque no todos los días abre, solo de miércoles a sábado en horario de 8 de la tarde a 2 de la madrugada.

No estamos hablando de menús normales y corrientes. Todos ellos son desayunos gourmet, de los que entran por el ojo y se saborean aún más en el paladar. El huevo es el claro protagonista en cada plato, especialmente en uno de sus productos estrella: los huevos “Benedict”. También tenemos las tostadas francesas untadas con brandy de pera, compota de pera roja y mousse de mascarpone, o el completo sándwich-galleta, que lleva salchicha casera, queso gruyere, rúcula, vinagreta de mostaza y, cómo no, huevo. Suena bastante apetitoso, ¿verdad?.

Aunque el mayor reclamo de este restaurante son los almuerzos nocturnos, no tienes por qué decantarte por esta opción. No deja de ser un bar de copas, por lo que también dispone de una amplia carta de bebidas y cócteles para los que prefieran comenzar la noche a la vieja usanza.

Incluso es posible mezlcar ambos conceptos y acompañar un desayuno con tu combinado preferido o probar la llamada “cereal milk”, una especie de batido y cóctel todo en uno. Sin duda, es el gran éxito entre los clientes y hay que estar rápido para llegar antes de que se agoten. Solo así podrás elegir entre sus tres variedades: Fruity (trocitos de fruta y ginebra), Cocoa (pepitas de cacao con cognac) y Honey Nut (cereales Cheerios y bourbon).

Por si alguien se lo pregunta, el nombre le viene de la famosa pintura que Edward Hopper realizó en el año 1942 y en ella se ha inspirado a la hora de decorar el local. El caso es que no solo enamora la oferta gastronómica, sino que a través de la ambientación también cautiva, ya que tiene el encanto de una cafetería retro-moderna pero sin perder esa iluminación oscura que suele reinar en un pub nocturno y que le da un toque aún más místico y atractivo. Además, un DJ ameniza cada noche con música de los 80 y los 90, una perfecta banda sonora para una noche inolvidable.

En definitiva, en Los Ángeles nos llevan años de ventaja. Con un simple negocio que aúna pub nocturno y cafetería de desayunos han alegrado las noches de aquellos con antojo de dulce mañanero antes de las copas y mientras, nosotros tenemos que apañarnos con bebidas calientes para llevar y algo de bollería. Que levante la mano quien quiera importar a nuestro país la idea de los desayunos nocturnos

Sobre el autor

Marta Reñones

Graduada en Periodismo. Escritora habitual, siempre en busca de nuevas historias y anécdotas que contar. Enamorada de las nuevas tecnologías, las redes sociales y todo lo que sea innovador. Es feliz teniendo a mano un ordenador, un poco de rock y un buen partido de balonmano.

Suscríbete

2 comentarios

  1. Mariana Marchetto on

    Ha sido muy interesante el artículo: “el restaurante que triunfa sirviendo desayunos por la noche”, idea para replicar en otros lugares… se me ocurre como posible lugares para probar Las Cañitas, Las Lomitas, entre otros…

Deja un comentario