Únete al CLUB DE INNOVACIÓN PARA RESTAURANTES más grande del mundo

¿Qué fotografías deben usar los restaurantes en las redes sociales?

4

Las redes sociales se han convertido en el escaparate perfecto para cualquier restaurante, pero en muchos casos, es posible que la respuesta de los clientes no haya sido la esperada. Mucho esfuerzo para tan poco beneficio. ¿Te suena? Una clave en el marketing de los restaurantes, para llegar más y mejor a nuestros potenciales visitantes, pasa por ilustrar con fotografías todo lo que tenemos que ofrecer.

Hay un dicho muy famoso que reza lo siguiente: una imagen vale más que mil palabras. ¡Y es verdad! Obviamente, también debemos ofrecer contenidos de calidad a través de las redes sociales (RRSS).

Pero no es menos cierto que las fotografías suponen un empujón muy importante para captar la atención, y por eso a través de ellas mostramos nuestras bondades: los platos, el restaurante, la cocina, nuestro equipo. ¿Facebook, Twitter, Instagram o Pinterest? Las posibilidades a la hora de captar clientes son prácticamente infinitas, sólo requieren un poco de tiempo y experiencia. Con este artículo seguro que aprendes claves para llegar a más clientes. Ahí van algunas.

Cuidado con la estética

Airbnb ofrece algunas pautas para mejorar. Es mejor poner unas pocas fotos que no cargar ninguna, cuidar la calidad de las imágenes con resolución adecuada, tener limpio nuestro establecimiento, intentar hacer las fotos siempre de día y fijarnos siempre en los rincones más bonitos de nuestro negocio.

Entre las fotografías que deberíamos elegir, destacan las de nuestra comida, obviamente en hostelería, mostrar nuestros platos resulta un reclamo de lo más interesante. Eso sí, no vale cualquier imagen, debe estar cuidada al máximo. La comida debe presentarse en un plato moderno e iluminado con luz natural.

Lo primero en lo que piensan los clientes es en la limpieza. ¡Empecemos a mostrar lo limpio y curioso que está nuestro local en las redes sociales! Y lo mismo sucede con las bebidas; puedes utilizar un juego de copas bonitas, busca un ángulo interesante para captar la atención de los comensales y el éxito está garantizado.

Además, tenemos que mostrar el interior del restaurante. Podemos enseñar el bar y el comedor, pero también es una buena idea mostrar nuestra cocina en todo su esplendor. Recuerda seguir la regla estética por excelencia: ¡limpieza! Igualmente, nuestro personal es una parte muy importante, por no decir la que más, de nuestro restaurante. ¿Por qué no los juntas y haces unas fotos?

Blixt indica algunas pautas a la hora de fotografiar a profesionales. Sonreír (sin excesos), elegir un vestuario en condiciones (insistimos: ¡limpio!) y cuidar la mirada son algunas de las claves del éxito.

Alejarnos de apariencias artificiales que no nos representan, aunque pensemos que puedan funcionar, es un error muy común, cuidar la comunicación no verbal, intentar mostrar que estamos muy seguros de nosotros mismos, relajarnos, intentar no estar tensos cuando nos hagan las fotos y conocer nuestras debilidades a la hora de ponernos delante de una cámara (algo que nos puede comentar un fotógrafo profesional y con experiencia) son solo algunos de otros secretos muy fáciles de asimilar.

Nuestros proveedores también son importantes

Nuestros clientes buscan lo mejor, así que debemos dárselo. Por eso, no es mala idea mostrar nuestras mercancías y contar alguna que otra historia de los productos que adquirimos y las empresas que nos los proveen. A la hora de plasmar en una fotografía nuestros alimentos y aunque sea algo bastante evidente, intentaremos que se trate de los más frescos. Eso sí, una mala iluminación, una cocina sucia o un plato anticuado pueden dar una imagen que no deseamos, acuérdate de cuidar la presentación. Hasta una pizza grasienta ganaría a una merluza fresca en un plato sucio.

Igualmente, una fotografía de nuestro chef tampoco sería una mala idea. Sobre todo si tenemos en cuenta que es él y solo él quien va a tratar con esa mercancía. Si optas por esta fotografía, ten en cuenta su vestuario, intenta que este no sea demasiado artificioso, debe asemejarse lo máximo posible al que usa en su día a día.

Recuerda que nuestra presencia en las redes sociales solo será eficaz si aportamos valor. Los usuarios de las redes sociales huyen despavoridos de la publicidad tradicional. Tenlo muy en cuenta para no fracasar.

Otra manera de fidelizar a la clientela pasa por hacerles fotografías mientras nos visitan. Obviamente, con su permiso y explicándoles dónde van a poder verse. Ello atraerá más visitas a nuestras redes sociales y -¿por qué no?- más visitas a nuestro restaurante. Imagina que decides organizar una fiesta en tu restaurante. Tomar unas cuantas fotos de los clientes pasándoselo genial supone el mejor de los reclamos.

Además, también podemos animarlos a que fotografíen nuestros platos para que los compartan en sus propios perfiles en redes sociales o páginas especializadas. En los últimos tiempos, las páginas web que recomiendan restaurantes (y todo tipo de servicios, por cierto) son un gran reclamo para la gente. Cuidar nuestra presencia en estos espacios puede hacernos ganar muchos clientes. ¡De verdad!

Sobre el autor

Redacción

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

4 comentarios

  1. Pingback: Que fotos deben publicarse – smilingvictor

  2. Pingback: 10 claves de cómo los restaurantes pueden sacar partido de Facebook

  3. Agapito Barroso

    Por supuesto que las fotos son importantes, pero no todas las fotos valen para todo, según se ha dicho ya en éste artículo.

    Presentar un plato, una foto de grupo, o de la sala, etc. forma parte de la “decoración” de un escrito, pero si hablamos de la cocina, debemos tener sumo cuidado, porque hay motivos prohibidos que no pueden aparecer:
    Un suelo de azulejos, un techo continuo, tajos o tablas de madera, etc.

Deja un comentario