Únete al CLUB DE INNOVACIÓN PARA RESTAURANTES más grande del mundo

5 trucos desconocidos de neuromarketing para hacer la mejor carta o menú de un restaurante

0

El neuromarketing es una de las herramientas más poderosas para influir en la conducta de los consumidores. Los restaurantes forman parte de ese grupo de negocios donde más se puede apelar a las emociones de los clientes mediante la sugestión.

Una de las partes fundamentales en la actividad de todo restaurante es la concepción y creación de su carta o menú. Y lo cierto es que existen algunos trucos para guiar al cliente hacia los productos que más nos interesan que consuman. La carta es la cara visible de tu marca para todo aquel que visita tu negocio. Por decirlo de alguna forma, es una tarjeta de presentación, donde se refleja la personalidad del local y el estilo del restaurante.

Haz de tu menú una poderosa herramienta de marketing

Pero, ¿qué lleva a un comensal a elegir un plato u otro?, ¿te apetecía esa hamburguesa antes de coger la carta o hay algo que ha influido en esa decisión? En realidad, un buen diseño y una disposición perfecta de los elementos en un menú pueden hacer de este una poderosa herramienta de marketing capaz de inducirnos ciertas ideas o hacia determinadas decisiones, es decir, neuromarketing puro y duro.

Según una reciente investigación publicada en la BBC basada en Menú Engineering o Ingeniería de Menús, que se dedica a estudiar cómo el diseño de menús puede transmitir ciertos mensajes a los clientes, animándolos a gastar más o incluso hacer que quieran volver para una segunda experiencia, os contamos algunas claves para optimizar la carta y conseguir que tus ventas suban como la espuma.

A continuación vamos a detenernos en 5 aspectos clave a la hora de concebir el menú o la carta de un restaurante, y que tienen mucha más importancia de la que puede parecer en un primer momento.

5 trucos para que el menú de tu restaurante sea infalible

  1. El peso de la carta o menú

Se ha demostrado que los menús o las cartas que son más pesados sugieren al cliente que se encuentra en un establecimiento más exclusivo, donde puede esperar altos niveles de servicio y de calidad.

  1. La letra utilizada en el menú 

La fuente o letra usada para redactar el menú puede transmitir mensajes similares; por ejemplo, un tipo de letra cursiva transmite una idea de calidad con respecto al servicio pero también al producto. Sin embargo, cuidado, el uso de fuentes elaboradas que son difíciles de leer también podría tener otro efecto, el de alterar el sabor de los alimentos cuando los imaginamos, es decir, en el momento de tomar la decisión de qué pedir.

  1. Las descripciones de los platos

Las palabras usadas para describir cada alimento pueden hacer mucho más allá de sonar tentadoras, pueden hacernos salivar. Un estudio de 2016 en la Universidad de Colonia demostró que es efectivo nombrar a los platos con palabras que imitan los movimientos de la boca al comer.

Determinaron que las palabras que se mueven del frente a la parte posterior de la boca eran más efectivas. Incluso cuando se lee en silencio, quizás porque al leer el cerebro todavía estimula los movimientos motores necesarios para producir el habla. Este efecto masticatorio, sugieren los autores del estudio, hace que nuestras glándulas salivales funcionen.

  1. El juego de los precios en la carta

Por todos es ya conocido el juego de bajar un solo céntimo o centavo el precio del plato para que parezca prácticamente un euro o dólar más barato. Otra técnica recomendada es la de no agrupar todos los precios en una columna dentro del menú, esto facilita que el cliente realice un rápido chequeo y pueda agrupar fácilmente los productos más baratos.

Los precios sin decimales también permiten al cliente hacer la cuenta matemática de una formas más sencilla y genera una gran confianza en el restaurante.

  1. El color utilizado en el diseño del menú

Las palabras del menú no son lo único que te envía señales. Los colores que utiliza también pueden tener un fuerte impacto. Ciertos colores, como el verde se utilizan a menudo para dar a entender que la comida es sana y fresca, mientras que el naranja se cree que estimula el apetito.

Por su parte el color rojo sugiere un sentido de urgencia y tal vez llama la atención a los platos que más interesa que se pidan, probablemente porque tienen el mayor margen de beneficio.

Un buen menú o carta es una garantía de ventas para un restaurante

Como ya hemos visto, resulta fundamental contar con una carta en el restaurante bien hecha. Además, aparte de comenzar a describir la identidad de nuestro negocio, una buena presentación del menú es una garantía de ventas, que nos va permitir aumentar el ticket medio, uno de los objetivos principales que al final todo hostelero busca.

De esta forma, para mejorar la rentabilidad, satisfacer al cliente, amortizar los costes y subir las ventas, deberemos probar los ajustes que sean necesarios. Utiliza las cinco claves mencionadas en este post y conseguirás un menú efectivo y que ayude a conseguir los objetivos de tu restaurante.

5 trucos desconocidos de neuromarketing para hacer la mejor carta o menú de un restaurante
5 (100%) 2 votes

Sobre el autor

Redacción

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario