fbpx Smiley face

6 premisas básicas para gestionar el marketing de los restaurantes en las redes sociales

0

Internet ha traído consigo una revolución en el modo de hacer publicidad. Cuando la red comenzó a llegar hasta el último rincón de nuestras vidas a finales de siglo pasado, el comercio digital empezó a captar la atención de los empresarios. La necesidad de entregar los anuncios más efectivos a los consumidores potenciales ha fundamentado la creación de lo que actualmente conocemos como publicidad online.

En la actualidad, los anuncios virtuales, las campañas de marketing en las redes sociales y la gestión de la presencia digital del restaurante son una necesidad para el profesional del sector. Más aún teniendo en cuenta como la crisis del coronavirus ha cambiado los hábitos de los consumidores. Sin embargo, la velocidad a la que se suceden los acontecimientos en el campo de la tecnología en ocasiones deja fuera de juego a los propietarios de restaurantes con menos conocimientos digitales.

Por otra parte, tener éxito puntual con una campaña promocional puede ser fácil, pero mantener la actividad del restaurante siempre al alza gracias a una estrategia robusta de publicidad digital requiere conocimientos profundos en mercadotecnia, diseño gráfico, psicología, analítica de macrodatos e incluso estilo literario. Por ende, salir siempre a flote en estos momentos, con una entrada muy tardía el mercado digital, no es un asunto trivial.

Para facilitar el trabajo de los responsables de relaciones públicas del restaurante en la medida de lo posible, en este artículo vamos a explorar seis fundamentos de una buena campaña de publicidad online en las redes sociales que estarán al alcance de cualquier establecimiento, sin importar la envergadura de su operación.

1.- Comparte tu propósito a través de tu contenido

Los consumidores más jóvenes quieren saber qué hace diferente a tu local. Hay miles de restaurantes ahí fuera que no despuntan por encima de sus competidores de manera alguna, y eso se debe en parte a una falta de proyección de su personalidad empresarial. La imagen de marca falla.

Para levantar un negocio exitoso los consumidores tienen que ser capaces de identificar el establecimiento y definir con facilidad qué es lo que le identifica respecto a otros restaurantes que sirvan al mismo nicho.

La tipografía, la decoración interior, el diseño del mobiliario, de los menús y cualquier otro detalle aportan a ese activo intangible que es la imagen de marca. Luego esta puede reforzarse a través de internet en webs, redes sociales y aplicaciones con tan solo mantenerse fiel al estilo de la compañía.

2.- Debes entender el objetivo de las redes sociales

Las redes sociales son un punto de encuentro para que personas con intereses similares y vínculos de cercanía puedan interactuar. Pero desde hace un tiempo, no solo pululan personas físicas en estos lares, las personas jurídicas también han encontrado su hueco aquí.

Así han proliferado perfiles de empresas, fundaciones y organizaciones dispares de lo más variopintas. Lo que inicialmente recordaba a un salón destinado a encuentros entre personas, ahora se parece más a una calle llena de transeúntes y escaparates, con la peculiaridad de que las personas y establecimientos que se encuentran en esa calle son todas de nuestro agrado, pues nosotros hemos elegido que estén allí.

Para los restaurantes es determinante dar un motivo para que los usuarios de las redes sociales acepten ver su contenido (seguir el perfil o suscribirse al canal). Y cuando la audiencia está fijada, el foco pasa a mostrar en ese escaparate virtual cosas que sean del interés de los potenciales consumidores.

Para atender estos dos puntos es necesario publicar con regularidad y que el contenido sea significativo para quien lo vea. Instagram, Facebook y Youtube son las mejores plataformas para que los restaurantes refuercen su presencia digital en las redes sociales. Y estos esfuerzos por darse a conocer y robustecer la imagen de marca siempre se pueden complementar con una campaña de publicidad online; las redes sociales cuentan con herramientas integradas para hacer que la vida del profesional del restaurante sea más sencilla.

3.- No tener miedo a las nuevas tecnologías

Es normal sentirse abrumado por la aparición de nuevas tecnologías en el mundo virtual. Ya sean nuevas rede sociales, como tiktok, herramientas de software o métodos transgresores para realizar alguna de las operaciones que el restaurante debe realizar en línea, los posibles miedos iniciales que el empresario pueda tener palidecen en comparación con los beneficios que una adopción temprana reporta.

Ya se ha visto con la llegada de los confinamientos y las cuarentenas que los restaurantes que no bajaron las rejas fueron aquellos que pudieron poner en valor el ecosistema tecnológico disponible actualmente para los profesionales de la restauración. Conocer y dominar las principales herramientas de software y automatización es crítico.

En la actualidad hay algunas tecnologías incipientes con las que el hostelero debe estar familiarizado y, en caso de ser posible, implementar en su local. Hablamos del internet de las cosas, los chatbots conversacionales gestionados por voz o asistentes virtuales, el reconocimiento facial y la biometría, la inteligencia artificial y otras muchas innovaciones similares.

Estas herramientas pueden ayudar a realizar mejores decisiones en lo que a nuestros esfuerzos de marketing digital se refiere, ya sea segmentando mejor nuestra clientela o proveyendo capas de información subyacente al grueso de transacciones comerciales realizadas en el restaurante, por mencionar un par de ejemplos.

Hay que recordar en todo momento que la tecnología es nuestra aliada.

4.- Conoce el verdadero potencial de Google

Google no es solo un buscador de términos, es una herramienta de marketing increíblemente potente.

A parte de gestionar campañas de publicidad online a través de Google Ads, también podemos visibilizar nuestro negocio en Google My Business (uno de los agregadores de reseñas más importantes para los restaurantes, junto a Yelp y TripAdvisor), potenciar el SEO de nuestra web, ubicar nuestro establecimiento en el mundo con Google Maps o promocionar el local mediante vídeos en la plataforma número uno en visionado, YouTube.

Como indicábamos en el apartado anterior, las novedades en el mundo digital se suceden, y en el caso de Google no es diferente. Recientemente se ha puesto en funcionamiento el servicio Reserve with Google para mejorar el índice de conversión de las búsquedas en ventas, y Google Maps recibe actualizaciones constantes que aportan gran valor para los profesionales de los restaurantes, mientras la app sigue su camino hacia convertirse en una app holística o superapp.

5.- Saca el máximo provecho al principio de escasez

Aunque escasez es un término que puede tener connotaciones negativas, en marketing es una estrategia muy perseguida. El principio de escasez se refiere a esas ofertas que solo están activas de forma limitada, ya sea por número de existencias, total de personas que se pueden acoger a la oportunidad o tiempo de disponibilidad.

Se trata de una herramienta con enorme potencial que ha sido usada por muchos grandes nombres de la restauración organizada. Algunos ejemplos incluyen:

  • El McRib de McDonald´s
  • El Double Down de Kentucky Fried Chicken
  • La pizza con borde relleno de salchicha de Pizza Hut
  • El Gordonut de Goiko

Ya sea con productos icónicos que se ofrecen en una sola ocasión para desaparecer una eternidad, con productos de temporada que solo están disponibles durante un breve periodo del año, o incluso con platos especiales diarios que no se repiten por un tiempo, las ofertas basadas en el principio de escasez funcionan muy bien tanto en grandes cadenas de restaurantes como en pequeños locales independientes.

6.- Interactúa con tu audiencia

Uno de los puntos fuertes de la publicidad online es que la relación entre el consumidor y la empresa es bidireccional, siempre y cuando esto se fomente.

A diferencia de los medios de comunicación tradicionales en los que el telespectador, lector o radioyente es un mero receptor de información, en las redes sociales y en internet, la audiencia tiene la oportunidad de comunicarse con la empresa.

Esta suerte de conversación de tú a tú debe espolearse pues posiciona la empresa como un ente cercano, comprometido con el usuario y en sintonía con este. Para ello es necesario abrir oportunidades para que esta comunicación exista, y no fallar a la hora de responder las expectativas y mensajes de quienes invierten su tiempo en dirigirse a la marca.

Esta metodología se puede exprimir para ganarse la lealtad de los consumidores y fijar negocio recurrente con suma facilidad. También es un escenario perfecto para evaluar los puntos fuertes y las debilidades del negocio, así como para obtener críticas constructivas que resulten edificantes para el porvenir de la compañía.

Por último, las redes no sirven únicamente para aproximarse al consumidor último, sus necesidades y preocupaciones, también, mediante la escucha activa, es una forma excelente para observar qué están haciendo nuestros competidores, qué les funciona y qué decisiones les han causado daño. De esta manera se puede copiar aquello que genera resultados de forma óptima, mejorar aquello que presenta potencial pero no se está usando al máximo de sus posibilidades, y evitar o descartar aquello que funciona mal.

Con estos seis consejos fundamentales, cualquier profesional de los restaurantes que quiera mejorar su visibilidad en internet podrá lograrlo. No es fácil, pero definitivamente tampoco imposible. La continuidad de muchos negocios del sector está en juego mientras la incertidumbre del coronavirus esté presente, tener una estrategia digital robusta ofrece cierta seguridad al hostelero.

Sobre el autor

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario