Smiley face

Únete al CLUB DE INNOVACIÓN PARA RESTAURANTES más grande del mundo

Canadá se suma a la tendencia de camareros robots en sus restaurantes

0

Los robots camareros son una realidad, para desmayo de mucho profesionales del sector que ven como sus puestos de trabajo podrían ser sustituidos en poco tiempo. Aunque muchos analistas de tecnología inciden sobre la idea de que la llegada de los robots al restaurante no tiene por qué eliminar puestos de trabajo, la realidad es que en aquellos espacios de restauración en los que se implanta tecnología innovadora reducen su personal con el paso del tiempo. Esto es más evidente, claro está, en las cadenas de restauración organizada.

En el sudeste de Asia, donde los robots de camarería han dejado de ser un reclamo para consumidores y están pasando a ser una manera viable de aumentar los márgenes de beneficio, parece que los únicos damnificados son los camareros, cuyo número se ha reducido al mínimo estrictamente necesario. Ahora en los establecimientos dotados de robótica de camarería solo quedan unos pocos profesionales encargados de atender a los visitantes y atender sus inquietudes. Todo lo relacionado con la comida se deja en manos de los autómatas.

Otro país que ha comenzado a adoptar esta tecnología innovadora es Canada, en concreto a través del Robo Sushi de Fiona Jiang. En este restaurante de momento conviven los robots con los empleados humanos, pero en palabras de la restauradora: «los robots serán el futuro de nuestras vidas».

La opinión de Jiang sobre sus compañeros robots no podría ser más positiva. Desde que se abrió este local, las incidencias han sido mínimas, y los robots son motivo de publicidad, funcionan como reclamo para muchos comensales curiosos que oyen hablar del lugar gracias a compañeros, familiares, críticos e influencers locales, así como a través de internet.

«Todo el mundo ama los robots. Son tan monos…» añadía Jiang entre risas.

El futuro de los restaurantes canadienses podría cambiar antes de lo que nos imaginamos pues un nuevo jugador ha aparecido en el mercado. Se trata de Autonetics Universe, una compañía de robótica con base en la ciudad de Aurora (Ontario, Canadá).

Autonetics es una distribuidora de equipos de origen chino que facilitará la adquisición de los últimos modelos de robótica de camarería en el país. El fundador de la iniciativa, Ian McGowan, se alegra de la decisión que tomó dos años atrás: abrir la empresa ha sido la mejor jugada por la que podría haber apostado.

Gracias a su coraje, la iniciativa de Ian se posiciona como líder del sector en Canadá. Y aunque las ventas aún no son elevadas, cree que estar en la brecha le ayudará a aumentar su volumen de negocio sin mucho esfuerzo, al fin y al cabo la principal razón por la que los restaurantes canadienses no se vuelcan con las soluciones de robótica para restauración es la alta inversión inicial.

El precio de los robots de camarería no es precisamente bajo. Los modelos que se venden en Autonetics oscilan entre los 7000 y los 25 000 dólares. Pero estos precios están abocados a descender según mejore la tecnología y los procesos de fabricación. Del mismo modo, una mayor demanda y un aumento del volumen de producción podría reducir el importe aún más.

Ian cree que es solo cuestión de tiempo que los restauradores del entorno empiecen a apoyarse en estas tecnologías innovadoras en sus locales. Contar con este tipo de autómatas en el espacio de trabajo puede reducir considerablemente las partidas destinadas a salarios en un negocio de restauración; es decir, los márgenes de beneficio se podrían mejorar en aquellos restaurantes en los que se cuente con ayudantes robots.

El clima de escepticismo frente a los robots ya empieza a cambiar en Canadá. Durante la feria tecnológica RC Show celebrada el pasado febrero en Toronto por la asociación Restaurantes de Canadá, todos los elogios fueron a parar al puesto de Ian, donde los robots de camarería de procedencia china estaban expuestos.

En tan solo unos pocos años el número de establecimientos que harán uso de este tipo de soluciones podría dispararse en Canadá. Parece que vienen buenos tiempos para Autonetics Universe.

Sobre el autor

Redacción

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario