Smiley face

Cómo el buen uso de las tabletas digitales puede mejorar el funcionamiento de los restaurantes

0

Los aparatos electrónicos con pantallas, con los smartphones a la cabeza, dominan cada vez más nuestras vidas. Siendo un elemento cotidiano para la mayoría de consumidores, es lógico pensar que las empresas que venden productos y servicios estén interesadas en interactuar con su clientela potencial a través de estos dispositivos.

En el mundo de la restauración tanto empleados como comensales se pueden beneficiar de una estrategia digital basada en tabletas, siempre y cuando esta se haya diseñado adecuadamente, adaptado a las peculiaridades del local e implementado de acuerdo a los documentos de conceptualización.

En este artículo vamos a repasar seis modos en los que los restaurantes están consiguiendo ofrecer una mejor experiencia de usuario gracias al uso de tabletas digitales, y también ahondaremos en cómo estos dispositivos multimedia han transformado el sector e incluso los propios establecimientos.

1.- Accesibilidad e inclusividad en el entorno del restaurante

Cualquier restaurante, por pequeño que sea, recibe miles de clientes a lo largo de un ejercicio. Entre ellos hay una probabilidad nada desdeñable de que el visitante cuente con alguna condición que le impida desarrollar su vida cotidiana con plena normalidad. Ceguera, impedimentos en el lenguaje, sordera, inmovilización de las extremidades… Todas ellas son condiciones graves que se ven agudizadas cuando las instalaciones no han tenido en consideración las dificultades a las que se enfrentan tales colectivos.

Las tabletas ofrecen facilidades a algunos de estos grupos a la hora de pedir. La ansiedad social, los problemas auditivos o del habla puede superarse mediante el uso inteligente de una tableta digital. La transformación digital del restaurante se convierte así en una transformación social, en la que todas las personas, independientemente de sus capacidades, son bienvenidas y se pueden atender con todas las garantías.

De igual manera, las tabletas digitales son un gran auxilio a la hora de tratar con personas extranjeras (viajeros o inmigrantes recién llegados) que no comprenden el idioma. Para quien no conoce el castellano es mucho más fácil saber que apetece comer una tortilla española cuando tienes una imagen en la tableta, en contraposición a las dudas que podrían surgir al intentar comprender una carta ininteligible.

Para aquellos restaurantes que estén intentando realizar una transición de una audiencia entrada en años hacia una más joven, las tabletas pueden funcionar a modo de reclamo. Las generaciones millennial y posteriores son nativas en este tipo de tecnologías y ven la tenencia y uso normalizado de la tecnología para restauración como un símbolo de actualidad y profesionalidad por parte del restaurador.

2.- Personalización de las tabletas digitales y agregación de información a las bases de macrodatos

La ultra-personalización en los servicios es una de las directrices generales que se persiguen hoy en día en todos los negocio del mundo. Sin embargo, para poder despuntar respecto a nuestros competidores no basta con ofrecer un amplio catálogo de opciones elegidas sin ton ni son.

Las decisiones sobre qué ítems ofrecer deben estar basadas en datos sobre nuestra clientela. Solo de este modo podemos potenciar nuestro volumen de negocio al elegir productos que generen más demanda en nuestra audiencia habitual.

Para poder recopilar la información necesaria los restaurantes recurren a las aplicaciones móviles a través de las cuales se realizan los  pedidos telemáticos y la gestión de reservas. También se puede lograr el mismo resultado al implementar software de recopilación de datos en las tabletas que se utilizan en las mesas del local a la hora de hacer un pedido, o incluso si estas son utilizadas por los camareros que van a tomar nota de las comandas.

En el caso de que sea el cliente quien interactúe directamente con las tabletas, hay que interesarse por diferenciar el producto empleado los motivos, logos e imagen de marca de la empresa. Así creamos una impresión positiva sobre el comensal al mismo tiempo que reforzamos nuestra presencia en el mercado.

3.- La evolución tecnológica de las cartas

Siguiendo con lo expuesto en el párrafo anterior, ¿qué restaurante tendría una carta genérica en su restaurante? El menú genera una de las primeras impresiones que el visitante tiene sobre el local, dejando a un lado la decoración, trato del servicio y ambiente general.

Las cartas tradicionales aún funcionan de manera apropiada en la actualidad, mas están aquejadas de varios problemas: los cambios frecuentes comportan un sobrecoste inasumible y el listado acaba estando desactualizado al cabo de poco tiempo, el papel se deteriora rápidamente incluso cuando está plastificado, y el gasto de materiales es injustificable cuando existe una opción electrónica con un impacto medioambiental mucho menor al considerar su vida útil.

La tableta digital se erige en muchos locales modernos como la apuesta lógica del restaurador para mantener su carta actualizada, libre de errores, dinámica y vigente. Además, los clientes más jóvenes suelen demandar información adicional sobre el método de cocinado, los ingredientes usados o los alérgenos que el producto final pueda contener. Toda esta información puede estar accesible en la tableta fácilmente sin que el menú quede abarrotado hasta límites insanos.

4.- Entretenimiento y paliativo contra las esperas imprevistas

Las aplicaciones de software más avanzadas que se pueden ver en el mundo de la restauración actualmente integran un sinfín de servicios para que el comensal pueda dinamizar su experiencia y ajustarla a sus expectativas.

Cada cliente tiene umbral diferente de paciencia, y mientras que algunos pueden conversar animosamente con sus acompañantes, otros se desesperan esperando a que se les atienda. Las tabletas digitales son perfectas para todos estos perfiles.

En el caso de aquellos charlatanes dicharacheros, sus historias pueden apoyarse gracias a los medios que pueden encontrar en internet, accesibles desde la tableta ofrecida por el restaurante (que además recauda información sobre las búsquedas de la clientela).

Para aquellos que no saben qué hacer mientras esperan, estos dispositivos cuentan con distintas opciones para el entretenimiento. No solo internet, sino que el aparato puede tener instalados juegos interactivos que aligeren el paso del tiempo.

Por último, quienes no tengan tiempo para esperar más de lo estrictamente necesario pueden realizar el pedido y el pago desde la tableta sin que ello conlleve ninguna espera. Solo tendrán que tomarse con filosofía la llegada de los platos a la mesa.

5.- Minimización de errores humanos

Durante la visita de un comensal al restaurante pueden surgir varios errores. En lo que a las comandas se refiere, el cliente puede confundirse y sorprenderse más tarde al pensar que había pedido otra cosa, el personal de camarería puede apuntar un ítem erróneo o cruzar las mesas cuando entrega en cocina el pedido.

Las tabletas digitales dispuestas para que los clientes hagan su pedido personalmente combaten la mayoría de estos errores al mismo tiempo que mejoran la experiencia de usuario.

6.- Mejora en el rendimiento general del establecimiento

Durante las secciones anteriores hemos tocado diversos aspectos que pueden reinterpretarse como una mejora en la eficiencia de los procesos que tienen lugar en el restaurante. Sin embargo, los casos expuestos no forman una lista exhaustiva.

La tecnología para restauración, y en concreto las tabletas digitales que nos atañen en este caso, pueden optimizar las tareas de formas inverosímiles. Por ejemplo, los jefes de cocina de algunos restaurantes han indicado que prescindir de las notas escritas a mano ha reducido las esperas en el local. Esto se debe a que la caligrafía de algunos camareros no es la más legible y anteriormente el personal de cocina se veía obligado a confirmar la comanda antes de iniciar el proceso de cocinado.

Mejoras similares en el rendimiento se pueden encontrar en otros aspectos del devenir de los negocios de restauración cuando se usan tabletas electrónicas. Y es que la realidad demuestra que estos dispositivos resultan de gran ayuda para el restaurador.

Sobre el autor

Redacción

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario