Smiley face

Cómo llevar la experiencia del restaurante al salón de la casa del cliente

0

Con el fin del estado de alarma son muchos los españoles que han recuperado cierta normalidad en sus vidas. Sin embargo, no podemos bajar la guardia aún. El virus que causa la COVID19 sigue ahí fuera, tal vez debilitado por lo rayos UV que, procedentes del Sol, en verano bañan nuestras tierras. Pero en definitiva, el peligro persiste y muchos ciudadanos son conscientes de ello en sus decisiones diarias.

Los hábitos de consumo han mudado con la crisis del coronavirus. El aislamiento que poco a poco se abría paso en nuestra sociedad ahora ha cogido velocidad: el distanciamiento social es una necesidad. Si los restaurantes quieren sobreponerse al varapalo causado por el virus SARS-CoV-2 tendrán que adaptarse a las nuevas exigencias de los consumidores.

Una de estas necesidades que los comensales profesan ahora con más fuerza es la preferencia por comer las delicias preparadas por sus restaurantes favoritos en la comodidad y seguridad de su casa. Un ambiente controlado donde saben que no se cruzarán con ningún enfermo que les pueda contagiar y donde el control lo tienen ellos. Así, las opciones para delivery están teniendo gran éxito en los últimos meses.

Los pedidos online para reparto de comida a domicilio llevan creciendo desde hace años. Los analistas de mercado que vigilan las macrotendencias en el sector restauración vaticinaban que el crecimiento continuaría hasta 2023 al ritmo actual, situado en torno al 10% anual. Sin embargo, la pandemia lo ha acelerado todo. La población es más receptiva que nunca a recibir comida en casa, y los restaurantes, atentos a los cambios en el mercado, han reaccionado rápidamente sumándose a esta nueva oleada de movilidad en el sector. Muchos de los negocios que habían quedado rezagados han recurrido ahora a las empresas de reparto de comida a domicilio o a flotas propias para ofrecer este servicio tan demandado en los tiempos difíciles que nos ha tocado vivir.

Con la crisis del coronavirus no solo estamos viendo pedidos para pickup, recogida en coche o entrega a domicilio, casos todos ellos habituales desde hace tiempo en el mundo de la restauración. También aparecen en este preciso momento algunas alternativas novedosas que llaman la atención. Es el caso de Take a Restaurant.

En Take a Restaurant no quieren limitarse a llevar la comida al hogar de sus clientes, quieren que puedan disfrutar de la experiencia completa que ofrece el restaurante, con la atención del camarero incluida. El concepto es nuevo, pero deriva de una idea que lleva en funcionamiento ya mucho tiempo. Take a Restaurant es la evolución lógica de Take a Chef, un servicio aparecido hace ocho años de la mano de Rubén López y Galder Kabiketa, que pone en manos de los clientes la profesionalidad de cocineros altamente cualificados para crear una experiencia culinaria única. Con Take a Chef ya han ofrecido un cuarto de millón de comidas, y con el nuevo proyecto quieren pulverizar esta marca.

Take a Restaurante funciona exactamente como cualquiera podría pensar. Al navegar por la aplicación el usuario tiene la posibilidad de examinar diversos establecimientos, comprobar qué ofrecen, cuáles son sus menús, el estilo de sus comidas y quiénes las preparan. Toda la información se expone de forma clara, concisa y detallada para que el potencial cliente no tenga dificultades a la hora de seleccionar el local que mejor se ajusta a sus preferencias personales, al evento que está organizando en su casa o a los gustos de los acompañantes.

La usabilidad de la web es  magnífica y con tan solo unos clics se puede confirmar la reserva, con fecha, lugar y hora. En ese momento es cuando comienza la verdadera magia de Take a Restaurant. Al llegar la fecha señalada, una hora antes de que comience la comida o la cena planeada, el equipo humano del restaurante al completo se desplaza hasta la casa del cliente, equipado con todo tipo de material de cocina: vajillas, cubertería, ollas, planchas y herramientas variopintas que utilizarán para crear los platos ya en el domicilio de quien los contrata.

Con esto se consiguen tres objetivos fundamentales.

Por un lado la comida está recién hecha y se sirve emplatada al momento, razón por la cual no se percibe atisbo de enfriamiento, humedad u otros problemas que sí pueden darse al empaquetar pedidos para llevar.

Por otra parte se consigue una experiencia única que funciona a la vez como entretenimiento para los comensales allí presentes y como reclamo para los futuros clientes. El trabajo eficiente, organizado y meticuloso de los cocineros ofrece un espectáculo digno de admiración, y poder disfrutar en directo de la soltura con la que estos profesionales desempeñan su actividad es uno de los principales motivos por los que Take a Restaurant está funcionando muy bien. Los clientes sienten que tienen acceso a una parte exclusiva y oculta del proceso, y valoran enormemente poder ver ensimismados el baile de las sartenes y cuchillos.

Finalmente, es innegable que en la actualidad un gran número de los encargos se deben a la necesidad de disfrutar de la comida y del servicio de los mejores restaurantes desde el propio hogar, lo cual reduce al mínimo las posibilidades de contagio que se puedan dar durante la desescalada.

Para que la comida sea todo un éxito, los camareros que atiende a los clientes ofrece todo tipo de servicios, desde información adicional sobre los platos hasta limpieza en profundidad de las estancias donde han estado operando, pasando por recomendaciones de maridaje e interacciones con el personal de cocina. Toda una experiencia que va mucho más allá de simplemente saborear los platos preparados por alguien ducho en tareas gastronómicas.

La apuesta del Take a Restaurant de Rubén López y Galder Kabiketa es un ejemplo de cómo incluso en tiempo difíciles el mundo de los restaurantes consigue reinventarse para sobrevivir. No nos cabe duda de que durante los próximos meses veremos muchos otros proyectos prometedores en la misma dirección.

Sobre el autor

Redacción

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario