fbpx Smiley face

El 89% de los consumidores españoles opina que los restaurantes no ofrecen suficientes opciones de alimentación saludable

0

Hace unos meses Edenred publicó un nuevo informe englobado dentro de su iniciativa Barómetro FOOD. La undécima edición de dicha encuesta se centró en los hábitos de alimentación saludables como de costumbre, aunque también se incluyó cierta información relativa al estado del sector.

La encuesta, realizada en 22 países e integrada dentro del plan Fighting Obesity through Offer and Demand financiada parcialmente por la Comisión Económica Europea, recogió las respuestas de 40.054 consumidores y 2.300 restaurantes, 3.627 de ellos españoles. Se trata de un trabajo estadístico loable y sumamente representativo.

De las pesquisas se extrajeron resultados muy llamativos, como por ejemplo el hecho de que el 89% de los encuestados considere que los restaurantes no ofrecen suficientes opciones de alimentación saludable.

La tendencia de la alimentación saludable en los restaurantes de España y resto del mundo

No se trata de una nueva tendencia sino de unos hábitos de consumo que se han visto reforzados por la crisis sanitaria que atravesamos. Hay un gran número de factores que los ciudadanos no pueden tener bajo control ahora mismo. La incertidumbre campa a sus anchas de la mano del SARS-CoV-2. Sin embargo, sí hay algunos aspectos sobre los que el ciudadano tiene plena autoridad.

Para sobreponerse a la COVID-19 en caso de contraerla nada mejor que estar en buen estado físico, adelgazar y tomar el sol. Estos tres factores contribuyen a tener una mayor capacidad pulmonar, un sistema cardiovascular fuerte y unos niveles de vitamina D adecuados respectivamente. Y a su vez estas características ayudan a combatir algunos de los síntomas habituales de la enfermedad: la insuficiencia respiratoria y la baja saturación de oxígeno en sangre, la hipertensión, y la tormenta de citoquinas que causa inflamación general (de nuevo relacionadas en orden respecto a la acción que las combate).

Así, aunque algunos españoles rompieron pronto con sus propósitos de año nuevo con la llegada del coronavirus en marzo de 2020, muchos otros comenzaron a cuidarse más. Y esto nos lleva a este punto: una fuerte subida de la demanda de los productos de alimentación saludables en los restaurantes. De acuerdo a la 11ª edición del Barómetro FOOD de Edenred el 80% de los participantes confirman que esta ha sido su línea de pensamiento.

De esta manera el 68% de los consumidores echan en falta productos frescos. El 51% de las personas que participaron en la encuesta también demandan un mayor abanico de opciones saludables en los menús. Y existe cierto despecho hacia la ensalada, que parece ser el comodín de los hosteleros a la hora de ofrecer un plato saludable; solo un 23% de los participantes apostaron por este producto.

Un 20% de los respondientes también indicaron que les gustaría recibir información nutricional más clara en las cartas. A este efecto el semáforo nutricional Nutriscore se presenta como una baza ganadora por su simplicidad e interpretación intuitiva.

Un año más, las opciones vegetarianas y veganas siguen cobrando relevancia. El 20% de los clientes de restaurantes que respondieron la encuesta quisieran disponer de más opciones que sigan estas filosofías de alimentación. Un porcentaje que podría indicar que la estimación actual que coloca en torno a cinco millones los españoles que son vegetarianos o veganos podría ser mucho mayor en realidad.

Los cambios en los hábitos de consumo no se han dado únicamente en España. Todo el mundo ha sufrido la pandemia y todo el mundo ha decidido tomar las riendas de su salud. La lista de consumidores más preocupados por la ausencia de opciones de alimentación saludable en los restaurantes la encabezan Colombia (92%), Perú (90%) y Brasil (90%). Sin embargo es en Europa donde el desacuerdo con los menús de los hosteleros está más extendido. Aunque España es el país más exigente, Grecia, Francia y Austria le van a la zaga tan solo unos puntos porcentuales por detrás.

Los clientes demandan servicios de delivery más robustos en Iberoamérica

El estudio de Edenred aprovecha para investigar también si los consumidores están satisfechos con los menús online y los ítems disponibles para servicios de reparto a domicilio y takeaway.

Uno de los problemas que han detectado con su cuestionario es que los españoles están destinando más dinero ahora a su alimentación que antes de la crisis del coronavirus. No es solo que la cesta de la compra se haya encarecido. Los hábitos de consumo han mudado y ahora se opta por alimentación saludable más cara y servicios de delivery que comportan tarifas adicionales.

2.648 encuestados confirmaron que esta era su nueva realidad. Por otro lado, un 41% de las personas participantes en la pesquisa indicaron que además habían perdido poder adquisitivo al teletrabajar. La razón de esta contracción no está en el salario, sino en el hecho de que las empresas dejaron de repartir vales o tarjetas de comida.

Regresando a la oferta de movilidad de los restaurantes, los españoles no están del todo satisfechos. El 96% de los encuestados confiesan estar a la espera de que sus restaurantes favoritos incluyan opciones para delivery pronto en 2021 y el 93% quisiera disponer de más información sobre los restaurantes operativos en cada plataforma de gestión de pedidos.

El 48% de los consultados emplearon los servicios de reparto domiciliario de los restaurantes o las empresas asociadas durante el confinamiento. La mayoría  recurrieron a establecimientos con los que estaban más o menos familiarizados. Solo un pequeño porcentaje de ellos se atrevieron con nuevas cocinas (8%).

Los españoles fueron los consumidores europeos que demandaron con mayor vehemencia la implantación de los servicios de reparto de comida a domicilio en los restaurantes locales. En el ámbito de Europa justo detrás se encuentran Rumania y Polonia con un interés del 93 y 91 por ciento respectivamente.

Y en cuanto al compendio de los 22 países de procedencia de los encuestados, el oro se lo lleva Perú con un 97% de interesados, seguido de un triple empate entre España, Argentina y Colombia.

La dura realidad de la hostelería mediterránea

Aunque la crisis del coronavirus es bien patente todavía, queda claro que la intención de consumo de los clientes recurrentes de los restaurantes perdura. Ni los peores momentos de la pandemia han provocado que la clientela olvide la importancia que la hostelería tiene en sus vidas.

Por desgracia, de acuerdo con el estudio de Edenred, un gran número de personas no podrán disfrutar de nuevo de sus restaurantes de toda la vida. España supera con creces la media europea de negocios de restauración que han cerrado con motivo de la crisis sanitaria (ubicada en un 27%). El 37% de los profesionales del sector consultados en España se lamentan de haber tenido que bajar las rejas de su establecimiento, un dato solo superado por Bulgaria y su escalofriante 40%. Grecia, Francia e Italia han sido otros países duramente golpeados por el coronavirus.

Otro dato negativo, pero inesperadamente esperanzador, es que el 76% de los restaurantes nacionales con representación en el informe declaran haber perdido clientela. Este dato, a priori desagradecido, se entiende mejor al cotejarlo con el 96% de clientes que esperan que sus restaurantes habituales se sumen al delivery. Demuestra el enorme potencial de esta modalidad de operación en plena pandemia.

Nunca es tarde para comenzar a ofrecer un servicio de comida a domicilio desde nuestro restaurante. Los establecimientos que acometieron las reformas oportunas para hacerlo con el inicio de la crisis sanitaria son los que han sobrellevado mejor el embate de las oleadas de contagios. Y así seguirá siendo.

Sobre el autor

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario