fbpx Smiley face

17 teachings of The Little Prince on hospitality and digital reputation (Parte I)

0

This April have complied 75 years since a young golden curls, better known as The little Prince (The little Prince) He saw light in the form of ink and watercolors of the writer's hand and pilot, Antoine de Saint-Exupéry.

This French restless, unintentionally, He created an inspirational and universal work that still (and the remainder) It serves as a reference book to anyone / lla that is fortunate to call at your pages.

Translated into more than 250 Languages, the small manuscript invites us to reflect on many aspects of life and, since Food Fighters, we thought that many of his teachings are extrapolated and have no place, not only in our present or twenty-first century, but in such a specific sector such as hospitality and, more concretely, on issues pertaining to digital chapter and the online reputation of bars and restaurants.

Part I of this article, we will review a first selection of nine passages of the seventeen in total (9 from 17) from The little Prince that we accompany the photographs of the original sculptures that this work has made great Peruvian artist Marcelo Wong (infinite thanks for your work and the generosity of allowing us to share), and draw valuable conclusions that can be exploited in managing the digital identity of our hoteliers Business.

You like the idea? Yes? Then walk rights to his teachings 🙂

"My drawing did not represent a hat. Then I drew the inside of the boa constrictor so that people could understand the great. They always need explanations "

The Little Prince - Chapter I

  1. So is. People need to know and we explain things and yes, also to the most evident. We must bear in mind that sometimes, our guests not assume or understand what is everyday for us or more family. Digitally it is why we pay special attention to those customers who visit our business for the first time, doubts, and not only for obvious aspects loyalty, but to avoid this may result in a non-positive review of our establishment. Never enough information and smiles to facilitate ... not 🙂

“—But where would you go?
Law, always ahead, walking in a straight line one can not get far.”

The Little Prince - Chapter III

  1. Sometimes, the monitor front is not the way to arrive before or to the intended site. In the digital management of our business we test to find out which is the way our community responds better everything that we want to know about our restaurant. We must try and err ... Why not? further, the sale, the up-selling or cross-selling long zigzags before a client gives us the long-awaited 'yes, I want'. Be creative, original, resourceful and It experiment with what is out of the conventional to surprise and conquer.

"The astronomer did, so, a great demonstration of his discovery, but no one believed him because of her dress. People are so "

The Little Prince - Chapter IV

  1. Beware prejudging and issuing hasty judgments of moments or people without us sufficient elements to argue the situation we face. It is very tempting to think that we are always right, but we do a disservice anticipating decisions without subjecting them to a minimal reflection or analysis. This is especially true when we have to manage disagreements or opinions platforms such as Tripadvisor. Appearances can be deceiving and often when we scratch the surface, what we thought was an excellent service happens to be not so, Or simply, at the end we find that, that day mentioning us, the fumet of our rice was short of flavor, and this is true whether we do not like to read.

"If I have mentioned these details about the asteroid B 612 It is because the big people love figures "

The Little Prince - Chapter IV

  1. Although most of the time is a love / I hate that we process numbers, we can not deny the utility of them in a world of some (1) and zeros (0) such as digital. The ability to measure the impact of our actions we will be crucial to set goals and meet goals. The numbers also you They allow you to visualize the return on investment (KING) established in our digital social channels. It is important to look at them, but we also know that they are not the only valid indicators: The best photo of our business, we will have to perceptions of everyday, something that is almost nearly as useful figures😉

«It's a matter of discipline»” Si a baobab does not start on time, It is no longer possible to get rid of him. Invade across the globe with its roots and pop it "

The Little Prince - Chapter V

  1. Ignore what people say about us is as harmful as being aware that it is questioning the name and the expertise of our establishment and do nothing about it for the comfort of thinking that "ignorance is a state of happiness". it's possible, but leave unattended a non positive review especially harmful, besides making us lose a great opportunity to reverse an unfavorable situation, he is violating our digital reputation correctives in the form of "silence gives consent" and raising questions customers, but, especially, potential. Something that we can not afford and what worthwhile that we dedicate time to tackle it (never better said) root.

The spines, what are they for?
Are useless. They are pure evil.
Oh no I think! Flowers are weak. native son. They are defending themselves against. They think they're terrible with their thorns. "
The Little Prince - Chapter VI

  1. Corazas. Generar miedo, temor, que la amenaza vaya por delante para que la percepción que nos generan algunas personas y/o comentarios nos atemoricen lo suficiente para activar un modo de pánico. Es una situación muy típica en el ámbito de la reputación y reseñas. En nuestros locales, contamos con el factor ‘cancha’ que nos permite generar una idea del tipo de cliente acorde a nuestra intuición personal y profesional.En Internet, ocurre prácticamente lo mismo, pero con el handicap de que la identidad que nos está interpelando puede diferir sustancialmente de quien nos ha visitado físicamente (si es que lo ha hecho). Las ‘espinas’ suelen ser el síntoma de una defensa preventiva y, también, de estados de ánimo y actitud con los que tendremos que lidiar de manera profesional e idéntica a la que utilizaríamos en un encuentro 1.0 o tradicional.

Si ordeno a un general que se transforme en ave y no obedece, no será culpa de él, será culpa mía. Hay que exigir a cada uno lo que cada uno puede hacer. La autoridad reposa sobre la razón”

El Principito – Capítulo X

  1. Tal cual. En un establecimiento hostelero cada cual tiene su rol y su función. De la misma forma que no puedo pedirle (o no debería) a un asistente de sala que entre en la cocina y me prepare un arroz para ocho, tampoco puedo pretender que la comunicación digital de mi negocio sea la idónea si no tengo un mínimo de conocimientos a los que acompañe estrategia y planificación. La especialización y las funciones deben ser respetadas porque en base a ello, nuestros clientes nos van a valorar, entendiendo si es acorde con la experiencia vivida el servicio recibido y la calidad de lo que ha comido. Luego, podremos corroborar con cada miembro del equipo los pormenores que hagan falta de una jornada o turno concreto, pero, permitamos a cada cual que se desarrolle en su posición y seguro que en muy corto espacio de tiempo lo veremos traducido en buenas valoraciones digitales del negocio.

“Admirar significa reconocer que soy el hombre más hermoso, mejor vestido, más rico y más inteligente del planeta.
¡Pero si eres la única persona en el planeta!”

El Principito – Capítulo XI

  1. Nosotros a esto lo llamamos EGO Digital. Tal cual. Y es poderoso a la par que tentador cual lado oscuro de La Fuerza en ‘Star Wars’. Hay gente que necesita de manera permanente reconocimiento, notoriedad, llamar la atención y contarnos lo que hace en cada momento. Esto a nosotros nos daría igual si no fuera porque cuando un egocéntrico digital recala en nuestro negocio, podemos vernos afectados por una alto nivel de exigencias (de las que a lo mejor no hemos sido ni conscientes) que terminen en desavenencias con forma de críticas negativas. Lo que debemos hacer es no alterar nuestro buen desempeño y seguir tratando a todos los clientes de la misma manera exquisita.

¿Por qué bebes?
Para olvidar que tengo vergüenza
¿Vergüenza de qué?
¡Vergüenza de beber!”

El Principito – Capítulo XII

  1. Ya lo hemos mencionado: Ocultarse de algo que nos afecta no suele ser bueno para el negocio y menos si lo hacemos de manera cíclica. Si hemos cometido algún fallo en un servicio o en algún momento de nuestro desempeño, debemos tener la coherencia de asumirlo y, además, hacerlo de una manera inteligente y productiva, de forma que si se nos interpela digitalmente sobre ello, tengamos la habilidad necesaria a la hora de contestar para exponer nuestra gestión de los hechos con un agradecimiento. Esta situación habrá provocado una mejora necesaria que podremos vender no solo a quien ha interactuado con nosotros, sino al resto de nuestros clientes y potenciales, que nos verán como un local activo donde se tienen en cuenta las opiniones y críticas.

Bueno, aún queda mucho por desgranar. El Principito es un libro pequeño pero infinito y, por el momento, hasta aquí llega la primera parte del artículo.

El mes que viene seguiremos con la continuación de las reflexiones que hemos extraído de sus enseñanzas y además, estas vendrán acompañadas por una posible sorpresa que nos hace muchísima ilusión y que estamos deseando poder compartir con todos vosotr@s… ¡Nos leemos en mayo! 😉

Imágenes: Fotografías de esculturas obra de Marcelo Wong.

Las espinas, ¿para qué sirven?
No sirven para nada. Son pura maldad.
¡Oh no te creo! Las flores son débiles. Son ingenuas. Se defienden como pueden. Se creen terribles con sus espinas.”

El Principito – Capítulo VI

Las espinas, ¿para qué sirven?
No sirven para nada. Son pura maldad.
¡Oh no te creo! Las flores son débiles. Son ingenuas. Se defienden como pueden. Se creen terribles con sus espinas.”

El Principito – Capítulo VI

Las espinas, ¿para qué sirven?
No sirven para nada. Son pura maldad.
¡Oh no te creo! Las flores son débiles. Son ingenuas. Se defienden como pueden. Se creen terribles con sus espinas.”

El Principito – Capítulo VI

Las espinas, ¿para qué sirven?
No sirven para nada. Son pura maldad.
¡Oh no te creo! Las flores son débiles. Son ingenuas. Se defienden como pueden. Se creen terribles con sus espinas.”

El Principito – Capítulo VI

Las espinas, ¿para qué sirven?
No sirven para nada. Son pura maldad.
¡Oh no te creo! Las flores son débiles. Son ingenuas. Se defienden como pueden. Se creen terribles con sus espinas.”

El Principito – Capítulo VI

Las espinas, ¿para qué sirven?
No sirven para nada. Son pura maldad.
¡Oh no te creo! Las flores son débiles. Son ingenuas. Se defienden como pueden. Se creen terribles con sus espinas.”

El Principito – Capítulo VI

Las espinas, ¿para qué sirven?
No sirven para nada. Son pura maldad.
¡Oh no te creo! Las flores son débiles. Son ingenuas. Se defienden como pueden. Se creen terribles con sus espinas.”

El Principito – Capítulo VI

Las espinas, ¿para qué sirven?
No sirven para nada. Son pura maldad.
¡Oh no te creo! Las flores son débiles. Son ingenuas. Se defienden como pueden. Se creen terribles con sus espinas.”
El Principito – Capítulo VI

Las espinas, ¿para qué sirven?
No sirven para nada. Son pura maldad.

5/5 - (5 votes)

Sobre el autor

Comer, Beber, Amar y Trabajar. Nos encanta lo que hacemos. La comida no es tan solo alimento. Por eso, nuestra especialización en hostelería viene acompañada por propuestas profesionales tan sugerentes como la Gestión de Presencia Online, Opiniones, Desarrollo Web, Branding Gourmet, Sonrisa Social o Formación a la Carta. Nos relacionamos contigo y con tus clientes, cuidando y velando para que la relación sea idónea y acorde a tus intereses.

Suscríbete

Deja un comentario