fbpx Smiley face

Meat and antibiotics What we're eating?

0

Most restaurant chains US does not have a policy to limit the routine use of antibiotics in meat supply chains and chicken or, at least, to inform customers.

“Laws are like sausages, you better do not see how ", said Chancellor Otto Von Bismarck. Many studies and reports on restaurants, food or food industry come to confirm reflection Chancellor.

In mid-September, CNN He reported that a study warned of the use of antibiotics in meat supplies. 25 of the biggest fast food chains in the United States appear in this analysis and many of them do not work out stops.

As it is clear from this study, Most restaurant chains US does not have a policy to present to the public the regular use of antibiotics in the supply of meat and chicken restaurant, according to the report ‘Chain Reaction’ made by Friends of the earth, by the Defense Council Natural Resources and four other organizations of consumer interest, public health and environmental.

Informe Chain Reaction (Chain reaction)

Informe Chain Reaction (Chain reaction)

“When livestock producers antibiotics administered routinely to their flocks and herds, the bacteria may develop resistance, thrive and even spread to our communities, contributing to the problem of antibiotic resistance”, the authors write in the report. “The epidemic is worsening resistance, antibiotics might not take effect when we need them most”, experts add.
The Centers for Disease Control and Prevention US and World Health Organization (WHO) They have repeatedly warned about the threat to public health that causes antibiotic resistance. The CDC consider that every year at least two million Americans contract infections resistant to antibiotics and, Consequently, die 23.000 people. Meanwhile, WHO warned in a report 2014 what “one posantibióticos was -in which common infections and minor injuries may cause death- far from being an apocalyptic fantasy is, instead, a very real possibility for the XXI century”.

Because in developed countries people are eating more meat than ever, researchers found behind the report wanted a closer study “leaders and laggards in the industry”. For the study a scoring system was created to evaluate commitments chains US restaurants for their use of antibiotics and on transparency in their supply chains.

The trivialization of antibiotics in animal husbandry

illustration meat

CSA File

In countries that have a law on veterinary antibiotics, requires a treated cow antibiotics should be clearly identified, under penalty of a heavy fine. For example, the dairy farmer must continue milking the animal but milk should be discarded until no traces of drugs. If antibiotics are present in milk, transformers can not use this for making yogurt or cheese.

Scientists WHO already they warned in a report of 2000 on antimicrobial resistance, in this study they stressed the need to reduce the use of antibiotics in livestock, but no one seems to make much attention. Some drugs used to treat diseases in humans are widely used in healthy animals as mere prevention. Currently more antibiotics are used in veterinary medicine. On average, to produce one kilogram of meat used in Europe 100 milligrams of antimicrobial.

Abusive drug spending is done without and without finding a proven their effectiveness. The only thing proven is that because of this abuse has skyrocketed immune resistance to diseases of animals also suffer human. According to experts WHO, may strains of bacteria with resistance genes can be transferred from animals to humans through food. The risk is evident. If you get sick with these resistant strains, traditional antibiotics will not help us at all.

Visual Mozart

Visual Mozart

Under this topic, in June 2012, The Washington Post reported the legal battle waged by groups of health and consumer protection who sued the US government for allowing the use of large amounts of antibiotics and other drugs in livestock production. A federal court has ordered a review of the decision to authorize the use of certain antibiotics in animal feed. In the ruling the judge recognizes that, despite more than three decades it is known that their use poses health risks to humans, It has been done “surprisingly little” to avoid.

In Spain, committed to reducing pharmaceutical expenditure, even an abusive drug spending unnecessarily and without a medical finding proven its effectiveness and safety is maintained in livestock.

What rating earned every restaurant?

Policies and practices supply antibiotics

Policies and practices supply antibiotics

Supply policies and practices in key supply chain restaurants

Supply policies and practices in key supply chain restaurants

Each restaurant was rated according to their policies antibiotic use, including the rigidity of the policy and whether it applied to all types of meat. the implementation of these policies was revised, routine estimated availability of meat produced without antibiotics, transparency of these policies, if the meat had been subjected to an audit by Health and took into account in assessing the restaurant if the policy was available online or if the restaurant had responded to the survey. The study authors contacted personally restaurants, by email or by mail. The total number of possible points is based on the restaurant menu offers.

Restaurant chains best stops out of the study are Chipotle, Mexican food chain, Y Panera Bread, Fast-bar chain pastry, both were rated A. Were the only ones who reported using mostly meat from animals raised without regular use of antibiotics, according to the report.

“Although many people you are starting to pay attention to this problem, a long time we've known that's what needs to be done and not pleased that some even take small steps to reduce the use of antibiotics in livestock”, Chipotle said in the report.

Even so, This fast food chain 'premium’ already it had to face his first health crisis. Almost 50 Chipotle Restaurants, located on the west coast, They have had to close for a possible contamination of their food by bacteria E.Coli. At the moment, at least 22 people between 11 Y 64 years have been affected and a third of them had to be hospitalized in Washington and Oregon.

Regresando al estudio, por su parte Panera Bread respondió: “hace más de una década, empezamos a servir pollo criado sin antibióticos, antes que la industria. Nos complace ver que otros han seguido el ejemplo y nos sentimos orgullosos de haber ampliado nuestro compromiso a todo el pollo, jamón, tocino, chorizo y pavo asado que se sirve en nuestras ensaladas y sándwiches”.

Chick-fil-A recibió una calificación B y respondió señalando que fue “la primera compañía en la industria de restaurantes de servicio rápido en anunciar su compromiso de ‘no usar antibióticos nunca’ en su suministro de pollo en el 2014. Debido a este estricto requisito y a nuestro deseo de que un tercero verificara los procesos de nuestros proveedores, el cambio llevará algún tiempo”.

McDonalds-Dunkin Donuts

Dunkin’ Donuts y McDonald’s recibieron una calificación C.

Logos cadenas hosteleria

Subway, Wendy’s, Burger King, Denny’s, Domino’s y Starbucks recibieron una calificación F pero tienen, al menos, un punto.

CNN contactó con 11 de las cadenas de restaurantes señaladas por este estudio y varios respondieron y lo hicieron de la siguiente forma (extracto de la noticia de CNN):

  • “Dunkin’ Donuts cuenta con estrictas normas de calidad de alimentos para que todos nuestros productos cumplan con los requisitos de la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) y del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), cumpliendo así con todas las leyes, ordenanzas y reglamentos”, dijo la cadena de donuts.
  • Wendy’s dijo que está probando pollo a la parrilla que ha sido criado sin antibióticos.
  • Burger King Corp. dijo que revisaría los hallazgos.
  • Domino’s dijo que sus proveedores “actualmente cumplen con todos los requerimientos del USDA y no compran pollo o carne de res tratada con el uso no terapéutico de antibióticos”.
  • Starbucks dijo que estaba trabajando con sus proveedores para abordar las preocupaciones sobre el uso de antibióticos.

Otros restaurantes también recibieron la calificación F pero, además, no obtuvieron ningún punto de los 36 posibles. Estos restaurantes son Olive Garden, Papa John’s, Taco Bell, Pizza Hut, KFC, Applebee’s, Sonic, Chili’s, Jack in the Box, Arby’s, Dairy Queen, IHOP, Outback y Little Caesars.

Una de estas cadenas que no obtuvo ningún punto, Papa John’s, dijo que se está gastando 100 millones de dólares al año para eliminar ingredientes artificiales y otros aditivos, así que, “para la primera mitad del 2016 estaremos ofreciendo pollo sin antibióticos en nuestra pizza”. Los autores del informe añadieron que “Chick-fil-A y McDonald’s han establecido políticas que limitan el uso de antibióticos en su pollo e incluyen plazos de implementación, mientras que Dunkin’ Donuts tiene una política para todas las carnes pero no ha especificado ningún plazo para su implementación”.

La mayoría de las principales cadenas de restaurantes estadounidenses han fracasado, hasta ahora, en responder eficazmente a esta creciente amenaza para la salud pública. Terry Fleck, director ejecutivo del Center for Food Integrity (Centro para la Integridad de los Alimentos), entre cuyos miembros se encuentra la Asociación Nacional de Restaurantes, dijo que el uso responsable de los antibióticos hace que los alimentos sean más seguros y más asequibles. “La resistencia a los antibióticos es un problema grave de salud pública que debe ser abordada tanto en la medicina humana como en la animal”, dijo Fleck en un comunicado enviado por correo electrónico a CNN. “Pero al igual que sucede contigo o conmigo, cuando los animales se enferman con una infección bacteriana, el tratamiento con antibióticos es lo ético. Los agricultores trabajan en estrecha colaboración con los veterinarios para administrar responsablemente los antibióticos en el cuidado de sus animales para beneficio de cada uno de nosotros al hacer que los alimentos sean más seguros y más asequibles”.

Carne roja y procesada

Inevitablemente esto nos hace volver la vista atrás apenas unos días, cuando los medios de comunicación se hacían eco de la publicación de un informe de la OMS en la que se relacionaba el consumo de carne roja y procesada con algunos tipos de cáncer. Un comité asesor internacional que se reunió en 2014 recomendó que la carne roja y la carne procesada fueran consideradas de alta prioridad para su evaluación por el Programa de Monografías del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC). Esta recomendación se basó en estudios epidemiológicos que sugerían que los pequeños aumentos en el riesgo de varios tipos de cáncer podían estar asociados con un alto consumo de carne roja o de carne procesada. “Aunque estos riesgos son pequeños, para la salud pública podrían ser importantes dado que muchas personas en el mundo comen carne y el consumo de carne está aumentando en los países de ingresos bajos y medianos”, cita este informe.

La carne roja ha sido clasificada como Grupo2A, probablemente cancerígena para los seres humanos. En el caso de la carne roja, la clasificación se basa en evidencia limitada procedente de estudios epidemiológicos que muestran una asociación positiva entre el consumo de carne roja y el desarrollo de cáncer colorrectal, así como una fuerte evidencia mecanicista. “La evidencia limitada significa que una asociación positiva se ha observado entre la exposición al agente y el cáncer, pero que no se pueden descartar otras explicaciones para las observaciones (denominado técnicamente sesgo o confusión)”, aclara la OMS.

La carne procesada fue clasificada como Grupo 1, cancerígeno para los seres humanos. “Esta categoría se utiliza cuando hay suficiente evidencia de carcinogenicidad en humanos. En otras palabras, hay pruebas convincentes de que el agente causa cáncer. La evaluación se basa generalmente en estudios epidemiológicos que muestran el desarrollo de cáncer en humanos expuestos. En el caso de la carne procesada, esta clasificación está basada en evidencia suficiente a partir de estudios epidemiológicos que muestran que el consumo de carne procesada provoca cáncer colorrectal”, continúa el informe: (http://www.who.int/features/qa/cancer-red-meat/es/).

¿Y si sustituimos la carne por insectos?

Una agencia de las Naciones Unidas, menos preocupada de que la gente coma sano que del simple hecho de que coma algo, la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) ya propuso hace bastante tiempo una alternativa a la carne. Esta alternativa tiene algunas cualidades beneficiosas es abundante y saludable, otra de sus cualidades es que son insectos. La FAO explica que “los insectos proporcionan proteínas y nutrientes de alta calidad en comparación con la carne y el pescado. Los insectos son especialmente importantes como complemento alimenticio para los niños desnutridos porque la mayor parte de las especies de insectos contienen niveles elevados de ácidos grasos (comparables con el pescado). También son ricos en fibra y micronutrientes como cobre, hierro, magnesio, fósforo, manganeso, selenio y cinc”. Añade, además que “los insectos plantean un riesgo reducido de transmisión de enfermedades zoonóticas (enfermedades que se transmiten de los animales a los humanos) como la H1N1 (gripe aviar) y la EEB (enfermedad de las vacas locas)”.

Una plaga de langostas puede alimentar a un pueblo. Las huevas de hormigas se transforman en lujoso caviar mexicano o escamol y en el sur de África se hace un pan con larvas de polillas y los gusanos del escarabajo y el saltamontes ya son una buena fuente de proteínas en muchos lugares. ¿Un percebe sí pero un saltamontes no?

Javier Sampedro nos da un consejo en su artículo de opinión de El País: “Así que ya saben ustedes: antes de criticar a una agencia de la ONU, escuchen lo que dice la otra. Coman menos salchichas y más escarabajos: si no logran vivir más, al menos honrarán la memoria del canciller Bismarck”.

Rate this post

Sobre el autor

Periodista con Máster en Comunicación Digital. Curiosa desde que nació. Siempre con un cuaderno y un libro en la mochila. Le fascina investigar sobre temas novedosos e interesantes relacionados con el Social Media Restauranting. De Burgos, concretamente, Salas de los Infantes.

Suscríbete

Deja un comentario