fbpx Smiley face

How real-time monitoring social networking can enhance the experience for diners

0

The monitoring in real time is a hot topic in the world of restoration. One avenue being explored is currently using biometry to analyze the reactions of diners.

Although the technology is still in its infancy, eventually it is possible to assess how successful was the deal of the restaurant staff with customers, quantify the satisfaction of diners with dishes and remove global estimates on the user experience of visitors.

This type of information is vital to the restorative as it allows you make informed decisions about different aspects of local: Is there someone to change the template and replace it with a better professional?, Is there any dish is not working as it should and it would be appropriate to amend the letter?, Is there any aspect of the establishment that bothers users and had not been previously considered?…

Nevertheless, for the moment, monitoring cameras, artificial intelligence and biometric systems analysis, although installed in some restaurants, are pioneering initiatives whose overall implementation will still take a few years to reach. That is to say, It is far from materializing in a business model.

Much simpler is the real-time monitoring of social networks of the users. With the sharp increase in reserves that make digital mode, and more specifically those made through platforms like Facebook, Instagram Twitter by chatbots; monitor the user experience at every moment can be a reality.

Many diners photographing their dishes, They share their experiences and label the places where they stop to taste the gastronomic delights offered. Of course, not all have to be positive: If the services provided by the restorer are not up, customers will not have unceremoniously when putting the business broth.

A) Yes, keep your eye as on the social networks of diners can be a great strategy marketing, or at least serve to deescalar a situation of nonconformity by customer.

This way they do at The Bar Room of The Modern, a restaurant run by Danny Meyer which has two Michelin stars. Located in New York City (OF. UU.) Sculptural overlooking the gardens Abby Aldrich Rockefeller of the MoMA, facility staff is not satisfied to contemplate the outdoor sculptures: a team of five people is responsible for monitoring real-time social networking Restaurant, the entries made by third parties and the comments made by customers.

This methodology can enhance their marketing efforts and reach more people with marginal extra effort. The strategy also helps them improve and personalize the user experience of those who pass by.

There is no better proof of this than it is said that the story lived by university professor Rachel Davis Mersey. While he is eating alone at very early hours he used to take a surreptitious picture of what was happening in the kitchen. To publish on social networks, the restaurant staff approached her to invite her to move to the kitchen table, where chefs were kept busy chatting and sharing their culinary skills with her.

View this post on Instagram

A post shared by Rachel Davis Mersey (@rdmersey)

Al terminar la comida, Rachel volvió a publicar en Instagram, en esta ocasión con una amplia sonrisa por la experiencia exclusiva que había tenido. Este tipo de publicidad online, caracterizada por la autenticidad y la honestidad del mensaje de trasfondo, tiene el mayor impacto y capacidad de movilización.

El funcionamiento del equipo de nuevos medios de comunicación del Danny Meyer’s Union Square Hospitality Group, corporación a la que pertenece The Modern, ha sido loada en la prensa.

La monitorización en tiempo real de las redes sociales se combina con una estrategia de etiquetado a través de cuentas especializadas en gastronomía, cocina, comida y alimentación, así como estilo de vida, ocio y restauración. Pero esto no es todo. Este mismo equipo se encarga de todo lo que tenga que ver con las promociones vigentes: desde la concepción hasta las bromas que suelen acompañar el mensaje publicitario, pasando por el diseño artístico y la ilustración.

Meyer, el restaurador detrás de esta iniciativa, es un firme defensor de que el restaurante ha de ser, además de un lugar donde disfrutar de la comida, un espacio para la conversación. Siguiendo esta doctrina, las cinco personas que forman el equipo dedicado a atender las redes sociales también se encargan de involucrar a la audiencia. Esto lo logran entablando conversación, respondiendo de forma cercana sus dudas, inquietudes y preguntas, así como agradeciendo cualquier elogio que reciban.

La monitorización en tiempo real de las redes sociales de los clientes es una evolución lógica de una realidad común en muchos restaurantes de alto nivel. En estos restaurantes de lujo es costumbre hacer una investigación previa de la persona que visita el establecimiento: biografías, comentarios vertidos en las redes sociales, noticias, posición social… Cada detalle cuenta para que la experiencia que disfrutan al sentarse en el salón esté especialmente pensada para la persona en cuestión.

Hacer un seguimiento de cómo se está desarrollando la comida es un cambio derivado de la inmediatez a la que nos someten las nuevas formas de comunicación. Lo que antes eran noticias y cuchicheo, ahora son mensajes públicos redactados en nuestras redes sociales con tan solo pulsar un botón y sin retraso aparente.

Pero lograr este tipo de atención en tiempo real no es sencillo. Según confiesa el gerente de mercadotecnia digital del Danny Meyer’s Union Square Hospitality Group, Ben Turndorf, la metodología les obliga a tener más de 60 cuentas abiertas en todo momento. Controlar y gestionar tal cantidad de perfiles es inviable incluso para el más acérrimo defensor del multitasking. Así que para no perder la cordura decidieron depositar su confianza en un software gestor de redes sociales. La decisión de decantarse por los servicios de Local Measure supondría todo un acierto. Hoy, el equipo que gestiona los restaurantes de Danny Meyer recibe las notificaciones importantes directamente en su smartphone de trabajo gracias a Local Measure, eliminando las interacciones que no aportan nada.

El equipo no se inmiscuye más allá de lo públicamente disponible. No hay tiempo para hacer un seguimiento holístico del comensal, y adentrarse en el mundo del espionaje no es lo que quieren en este restaurante de lujo. El objetivo último es establecer conexiones significativas con la gente que visita el salón. Escuchar y hacer que los comensales sientan que forman parte de la casa es la manera en la que esto se logra.

Lejos de sentirse incomodados, los clientes del The Modern parecen estar encantados con la atención recibida, tal como se destila de las reseñas disponibles online, que son mayormente positivas. Sin duda la monitorización de las redes sociales en tiempo real es una estrategia que podría ayudar a más de un restaurador a llevar su negocio al siguiente nivel de ultra-personalización. Que veremos está estrategia más a menudo en el futuro es incuestionable.

5/5 - (1 vote)

Sobre el autor

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario