fbpx Smiley face

How to optimize sales of a restaurant with five data collection methods underused

0

In these modern times we have lost the simplicity with which we could promote a restaurant. Talking to locals, local businesses and put a couple of ads at strategic points is not enough. To connect with customers must know their tastes, style, economy and times, and provide a service that meets all fronts.

While disappeared traditional advertising strategies, They have appeared powerful tools capable of evaluating the common characteristics of our potential clientele in great detail, so that connecting with people more susceptible to visit our shops is matter of inventiveness and commercial rhetoric.

It is not easy. Trends extract a welter of data it is something that requires, at least, a basic understanding of several statistical techniques and versatility when find valuable information in databases that a priori seem useless. Who has these capabilities you can put your business restoration to the head of the pack.

Emily Andrews, Company information interpreting Records Finder, recently shared with some industry professionals Data Sources little explored in the world of restoration they can offer an interesting perspective on our business. The explored in detail below.

Implementation of open data sources in decision-making in restoring

What is the reason why our establishment is not working as it should?

This is a difficult question to answer. They can be one or more factors, among the usual culprits are:

  • The schedules opening and closing.
  • Items represented in the menu and prices.
  • The offers promotional force.
  • He style, room and restaurant service.

Act blindly on any of these items is an option, although admittedly inefficient. Smarter is available data to enable decision making for results, accurate and effective. For example:

  • Dispose of information about the workforce, the population pyramid of the place and the overall timetable of the area (schools, major industries, etc.) you can design the local schedule so that it suits the needs of residents.
    This business model has been used successfully by 'A top Barril’ in Vigo, selling its exclusive and enxebres empanadillas in a small timeslot. Customers are completing their university classes and walk back home.
  • The information on the labor force and income levels premises are suitable bases to start modeling the items included in menu. In an area with low incomes will have to serve cheap meals charming appeal large volumes of diners.
    Conversely, in areas of great wealth, exclusive meals offer higher margins allowing the restaurateur to focus not only on purely gastronomic aspects but also in promote the popularity of the local. It is the case Ramses Life, located in the Puerta de Alcalá (Madrid), where, with their menus 200 € per person, only select guests are cared for without impacting on business benefits.
  • Health statistics are publicly accessible beads contain hidden information. He degree of incidence of obesity in a local population, often segmented into age groups, talks about the amount of food that should hold our menus or the convenience of having portions of various sizes to optimize sales restaurant.
    It's no secret that American fast food franchises like Papa John’s Y Popeye’s They focus their marketing efforts to communities with poor food cultures, strategy criticized in a society where being overweight is epidemic.
    On the other hand, he percentage of smokers It is vitally important when deciding whether a dining area is segregated for smokers or non-diners.
  • Family statistics, the birth rate, the school population and the ratio between unmarried couples and single adults also They help during the decision-making. Is it worth offering a family atmosphere? What about children's menus? Does spreads offer bonuses for large families?

Unfortunately, these data are not easily locatable. Collection of useful databases can be left to professionals but, if this is not an option, can be consulted countless sources of open data or open data.

These sources differ in geographical area (international, national and local), as well as the origin (collected by private or public bodies) and in the form of access (free or application), among other peculiarities.

The following list is not exhaustive compilation of open data sources that are considered of interest:

  • Fuentes de Datos Abiertos en España de la iniciativa Datos Públicos que reúne entre otras cosas los Presupuestos de Entidades Locales, el Barómetro sobre calidad de vida en municipios de gran población, el Sistema de Información Socioeconómica del Consejo General del Poder Judicial y muchos más.
  • Banco de Datos del Centro de Investigaciones Sociológicas, basado en cuestionarios realizados desde 1963, contiene todo tipo de información de inestimable valor para el restaurador como los beneficios percibidos por la población al comer en bares o restaurantes, comparaciones de la asistencia a bares y restaurantes después de la entrada en vigor de la Ley del Tabaco, o los acompañantes habituales durante una comida fuera de casa; por citar algunas de las pesquisas relevantes entre los millares de cuestionarios existentes.
  • Servicios del Instituto Nacional de Estadística, los cuales además de ofrecer resultados sobre encuestas generales del sector servicios, y sobre hostelería y turismo, también facilitan datos relativos al padrón, cifras de población, censos demográficos, y operaciones estadísticas que el INE ejecuta de forma periódica.
  • Datos de la Fundación Centro Tecnológico de la Información y la Comunicación (CTIC) con alcance supranacional, información aportada por la iniciativa de opendata del Gobierno de España, bases de datos internacionales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y toda una plétora de posibilidades.

Optimizar las ventas del restaurante entrevistando a los propios clientes

Un cuestionario breve y al punto no tiene por qué resultar intrusivo. Hacer preguntas sobre la calidad del servicio, los productos ofrecidos en el menú y la experiencia de usuario percibida por el propio comensal posiciona al regente de un negocio de restauración como un empresario preocupado por la satisfacción de sus clientes.

Claro está, no todos los clientes están dispuestos a gastar su tiempo en completar una encuesta. Para ello, se recomienda ofrecer algún tipo de compensación o incentivo. En un ambiente desenfadado, se puede optar por ofrecer una tapa a cambio de dejar constancia escrita de las opiniones que se tienen sobre el restaurante.

Esto funciona bien con comensales habituales con los cuales, aunque no haya familiaridad, sí se ha establecido una relación entre servicio y cliente. Un cupón de descuento o la inclusión en un plan de bonificaciones son otras dos estrategias empleadas a lo largo y ancho del planeta para conseguir que usuarios del restaurante concedan a las demandas del dueño.

Las opiniones vertidas por la clientela son determinantes para un restaurante, pero para sacar todo el jugo a esta herramienta hay que saber qué preguntar. ¡Y cuánto preguntar! No se debe avasallar a la clientela con dudas, se seleccionan algunas y otras se reservan para una ocasión futura.

Solicitar primero los datos personales como su nombre, su dirección, su profesión y su edad es una buena forma de quitar el hierro al asunto. Algunas personas se amedrentan al enfrentarse a un cuestionario y esto puede sesgar la información recaudada. En este sentido, es más provechoso realizar una comunicación personalizada con el entrevistado, desarrollar un vínculo de confianza con este y restar importancia al procedimiento.

Las preguntas que mayor información pueden sonsacar versan acerca de la cantidad de opciones saludables, los pros del establecimiento, los contras, el tiempo de espera y la corrección en el servicio. Una pregunta que nunca debiera faltar es si el cliente recomendaría o no el local a un conocido.

En todo caso, hay que recordar que esta metodología no está libre de limitaciones. Los comensales raramente se salen de su zona de confort y, además, les es imposible alcanzar conocimientos que no tienen, pero que tal vez el restaurador espera que tengan.

En el aclamado libro de mercadotecnia y posicionamiento Positioning: The Battle for Your Mind, de Al Ries, Jack Trout y Philip Kotler, queda demostrado que un gran número de personas que contestan no lo hacen con total honestidad, por lo que es obligatorio vislumbrar el núcleo de contenido oculto en el trasfondo de las respuestas.

A pequeña escala estos cuestionarios pueden realizarse por el personal del restaurante pero, según aumenta en número de reservas o de asistentes, puede ser necesario automatizar el proceso. Para ello existen magníficas aplicaciones como Zonka, Loop Survey o GoSurvey, por citar algunos.

Otras estrategias con las que crear nuestra propia base de datos

Los datos que necesitamos para mejorar el rendimiento de un negocio pueden provenir de los lugares más inverosímiles.

Algunos ejemplos que merece la pena tener en mente son:

  • El estudio de las analíticas extraídas de nuestras campañas de anuncios online. Estas estadísticas pueden ofrecer datos demográficos, la procedencia de las búsquedas o los intereses de los comensales. En sinergias más complejas con otros macrodatos se pueden detectar fuentes de mercado inescrutadas.
  • Las pruebas de campo requieren realizar un pequeño cambio y estimar el impacto, positivo o negativo, que este tiene sobre el volumen de negocio. Para optimizar las ventas del restaurante se instaurarán de forma definitiva aquellos cambios que generen beneficios adicionales, por insignificantes que parezcan los aumentos porcentuales, al acumular pequeños cambios podemos hablar de montos de relevancia. Esta técnica funciona mejor cuando se gestionan varios locales dentro de una cadena, ya que de este forma se elimina el ruido causado por las pequeñas variaciones fuera de nuestro control (eventos sociales, clima, economía y similares).
  • Formando un grupo focal también se pueden obtener críticas sobre el precio, la variedad de los productos e incluso el sabor de los mismos.

A modo de conclusión…

Entender que hasta los datos más insospechados pueden ayudar a promocionar un restaurante y a optimizar las ventas en el negocio es el primer paso. La implementación de acciones destinadas a estos objetivos puede no ser tan directa e incluso suponer una dificultad a considerar.

Toca armarse de paciencia e indagar en los datos o, si no queda otro remedio, contratar los servicios de algún profesional externo. Los beneficios no se harán esperar.

5/5 - (1 vote)

Sobre el autor

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario