fbpx Smiley face

Convert restaurants in coworking spaces, another business model that grows in the United States

0

Article sponsored by MissTipsiOne of the great challenges restaurants face in their daily management It is time optimization in relation to the number of diners. They are businesses that trigger influx in very specific hours and the day remain closed or minimal activity.

It's funny because If we stop to analyze the productive hours of a restaurant we can see that these much of the day are closed or without diners.

If we do a quick calculation of this percentage and relate to the hours of activity of a normal day, which could be from 8:00h in the morning until 00:00h night, 16 hours total, and as an example we take a casual style restaurant food in two shifts, the food (14:00h at 16:00h) and dinner (21:00 to 23:00h), we would be open around nine hours a day, which is little more than 50% of total active hours, but only a 25% of that time it is devoted to business profitability.

On the other hand, we note that the new trends in the labor market lead us increasingly personalized schedules, as well as to work or hold meetings in unconventional spaces. It is not strange to see people “mounted his office” in cafes, hotels or restaurants.

It seems that all this was what inspired Preston Sands, an entrepreneur whose aim is none other than offer an alternative to the time when restaurants or cafes are empty high-level turning them into coworking spaces, only in daylight hours unprofitable.

The project in question is called Spacius and began operations in December last year in New York City, apparently with short-term plans to create new spaces in San Francisco, Los Angeles and London. The idea behind the project is offer the possibility of getting a much cheaper rent than traditional coworking spaces, in New York City hover around the middle 550$ monthly.

By 95$ a month have a space in a restaurant or cafe design with a range of additional services you can use during the hours the restaurant is open for service users but not for the public. The restaurants have signed a collaboration agreement with this platform and spread the benefits they get.

El funcionamiento es el siguiente; una vez el cliente llega al restaurante tiene un iPad donde incluye su número de teléfono e informa si va a recibir alguna visita para que el personal del restaurante pueda darle la bienvenida al invitado y acompañarlo al lugar que ocupa el cliente. A partir de ese momento se elige un sitio libre en el restaurante y dispone de acceso al Wi-Fi, café, refrescos y algún snack gratis, pudiendo entrar y salir las veces que considere.

Una hora antes de finalizar la jornada recibe un mensaje en su móvil avisándole del tiempo que le queda de permanencia en el local y que una vez transcurrido se abrirá al publico, a partir de entonces puede permanecer en el restaurante como un cliente más para degustar el menú del día, eso si con un precio especial, o marcharse y al día siguiente comenzar otra jornada laboral.

Si quieres conseguir un acceso ilimitado durante todo un mes el precio es de 95$, si solo es para un día es de 29$, los invitados tienen una hora con todo gratis y el resto de horas a 6$ adicionales.

Además los restaurantes que pertenecen a la plataforma están obligados a poner música compatible con el trabajo para ayudar a los clientes a concentrarse y paliar el sonido de las llamadas o conversaciones telefónicas. También ofrece la posibilidad de que aquellos que necesiten una sala de reunión puedan alquilar por horas los comedores privados del restaurante.

Incluso algunos ofrecen un servicio extra de taquillas para que el cliente pueda guardar sus objetos personales o profesionales y no tener que estar llevándolos y trayéndolos todos los días.

Se estiman que en barrios como Manhattan y Brooklyn de la ciudad de Nueva York hay más de 2.000 restaurantes que perfectamente podrían adaptarse a este modelo de negocio, pensando que muchos de ellos abren exclusivamente desde las 18:00h de la tarde hasta las 00:00h de la noche y que podrían ofrecer este servicio durante las horas de la mañana y mediodía.

El objetivo final es trabajar en un ambiente diferente y productivo, donde poder mantener o celebrar reuniones y disponer de servicios exclusivos para ti y para tus invitados.

Pero Spacius no es el único caso en Estados Unidos, otro ejemplo es CoworkCafe que abrió en Virginia y tiene un zona especial para coworking que por 150$ al mes los miembros tienen acceso a este espacio exclusivo con Wi-Fi de alta velocidad y un crédito de comida de 50$. También disponen de pases de día por 20$, pero no incluyen comida.

Su fundador, David James, dice que sus principales clientes son escritores, desarrolladores de software o consultores de marketing y comenta que “tener un lugar que sea cómodo y relajado es positivo para este tipo de trabajos creativos o para todos aquellos que no quieren estar en un entorno de oficinas tradicional.”

Por último, si salimos de Estados Unidos, encontramos un modelo similar en la ciudad francesa de Toulouse, un proyecto llamado FrenchWork y que según su creador Jerone Introvigne puede aportar hasta 2.000€ extras por mes a los restaurantes asociados. En Francia hay más de dos millones de trabajadores nómadas, por cuenta propia o pequeñas empresas que podrían requerir de este tipo de espacios.

Parece indudable que dependiendo del país, de las costumbres y de los diferentes horarios el modelo puede tener más o menos posibilidades de triunfar, pero lo que nadie puede dudar es que la tecnología y este proceso constante de innovación en el sector vuelven a ofrecer nuevas oportunidades a los restaurantes.

Rate this post

Sobre el autor

CEO de DiegoCoquillat.com y director de la EscuelaDiegoCoquillat.com, profesor, consultor, conferenciante y emprendedor incorregible. Si no lo encuentras por aquí, busca cerca del mar. Pasión por las nuevas tecnologías y los restaurantes…pasión por la vida.

Suscríbete

Deja un comentario