fbpx Smiley face

Creator, the first fully robotized hamburguesería throwing a pulse to traditional fast food

0

Only a lucky few can make a reservation in August for new and innovative hamburguesería Creator located in San Francisco. Los ticks, sold through Eventbrite, They have already been sold out for June and July.

A spectacular media coverage that accompanies the launch of robotized fast food restaurant, It is joined by the great interest aroused among the general public. Customers can see first operation complex robotic device that operates the kitchen Y, Besides, taste a hamburger design for just six dollars.

A Alexandros Vardakostas, co-founder and CEO of Creator, not surprised by this unusual interest: It is your reward for eight years he has devoted to development this idea.

The inclusion of robots in the catering industry is becoming a classic: First came Flippy -also it made burgers-, the robot bartender Penny, he robotizado restaurants Spycam, the pizzerias in Silicon Valley, the Customers robots created by Google and the cafeterias served by these machines in Malaysia.

The man behind the creation

The Innovations emerge as answers to existing problems. Vardakostas certainly faced significant challenges during his youth.

Para Alexandros, The burgers are no quirky fad, It takes a lifetime working with this product. His parents are owners hamburger chain A’s Burgers, a famous franchise establishments presence in California.

Like many other young, his first contact with the world of work was in the business of parents. There he was torn between the stove, cooking around 400 delicious burgers every day. With so much time spent on a repetitive task, it was normal that a sharp mind, critical and rebellious teenager as the cuestionase if there was another way to do the job.

The opportunity to find out the precise question came unexpectedly through a physics book that Vardakostas leafing through during breaks. Applying science and technology had to be a way to automate the process.

His newfound passion for physics took the then student to Santa Barbara campus of the University of California. It was here earned his physical. After tinkering in his garage a germ project, do not delay in putting toward the technological epicenter of the Pacific: Silicon Valley.

Often disparaged, one of the advantages of living in Silicon Valley is the high probability of developing professional relationships with other related technological innovations of the moment. This is how Alexandros Vardakostas and Steve Frehn they first met.

In 2009 they founded together Momentum Machines. And only four years later they began to make significant progress in creating the robot that will revolutionize the hamburgueserías.

With a working prototype, Momentum Machines and its successor, Creator, They have met at least 18 million to fund the development of the machine. The total amount may be much higher, it remains tight-lipped about the funds received. It is known that Google Ventures It is among the stakeholders.

Now Vardakostas opens its first crazyl, and expects to be successful to expand in a market, the food, which it is among the three largest volume of business on the planet.

So is the Creator of San Francisco hamburguesería

City chaired by the iconic bridge has a new site dining. Although its official opening will not take place until September, the curious can now access local if they have been lucky enough to gain a reservation or if you visit on Wednesday or Thursday. Only they have to approach the most chic area of ​​the city, SoMa neighborhood, and locate him number 680 Folsom Street, where it is located the establishment.

There will attend them waiter hand tablet, thanks to which they can view and choose one of the burgers available. Namely:

  • Creator vs. The World. Una hamburguesa de sabor suave con una salsa guacamole estilo Thousand Island.
  • Tumami Burger. Una creación del chef y estrella televisiva Tu David Phu (Top Chef), que hace gala de un atrevido alioli de ostras.
  • The Smoky. Un producto puramente americano con jamón a la chalota.
  • Dad Burger. Una hamburguesa de autor aderezada con tahini al aceite girasol. Es una creación del chef Nicolaus Balla, del afamado restaurante Bar Tartine.

Aunque, sin duda, el producto más deseado está aún por llegar. Vardakostas prevé la utilización de una app que permitirá personalizar hasta límites insospechados la hamburguesa que se desee.

No son las típicas hamburguesas que uno puede comprar por cinco euros, según Vardakostas son “el tipo de hamburguesa que conseguirías por 12 o 18 dólares” en un restaurante al uso. El director ejecutivo se siente confiado sobre el sabor de sus hamburguesas: asume que las hay mejores, pero es contundente al afirmar que las suyas son insuperables entre las hamburguesas de bajo precio.

Esta confianza no es infundada. El robot encargado de la preparación ocupa menos espacio que una cocina normal. La reducción de gastos por alquiler o adquisición de suelo se unen a los ahorros conseguidos en la partida de salarios. ¿Y a qué se destina el dinero ahorrado? Una parte aumenta los márgenes y, por tanto, los beneficios del restaurante, pero otra parte se reinvierte en la experiencia del consumidor: “Gastamos más que ningún otro restaurante de hamburguesas en nuestros ingredientes”, explica orgulloso Vardakostas.

Al espectáculo organoléptico del menú hay que añadirle la fascinación que brota al ver en funcionamiento el robot de cocina.

Se trata de una máquina de complejidad sin parangón. Atrás quedan otras hazañas de la robótica en la restauración como CafeX o Flippy. El robot Creator, equipado con 20 microordenadores, 350 sensores y 50 actuadores trabajando en comandita, es reminiscente de un escaparate de heladería.

Solo que las cubetas con helado son sustituidas por unos tubos de vidrio refrigerados que contiene los diferentes alimentos. Estos se preservan en un medio que impide la proliferación de bacterias y otros patógenos. Los alimentos se empujan con aire y un émbolo de madera. El robot se encarga de que las cantidades sean idénticas a las estipuladas en la receta almacenada en memoria.

Contrariamente a las sospechas de algunos usuarios, la limpieza y el rellenado de los tubos se hace de forma rápida, pues el tubo en conjunto se desancla permitiendo la conexión de otro previamente preparado.

Las hamburguesas así preparadas tardan unos cinco minutos en hacerse. Nada mal dado que el filete de hamburguesa se prepara in situ usando dos piezas de carne de alta calidad. Es más, en vez de machacar la carne, esta se pica gentilmente y se aglomera usando fibras verticales que se alinean con la mordida del comensal. El resultado en una hamburguesa más untuosa y digerible.

Finalmente, una de las peculiaridades del menú es la guarnición. Vardakostas es enemigo acérrimo de las patatas fritas. Para él, son auténticas esponjas de aceite y uno de los alimentos más dañinos que pueden comerse en los locales de comida rápida. Después de escuchar las recomendaciones del equipo comercial, el creador de Creator se ha decantado por ofrecer ensaladas de serie y disponer de patatas como opción en el caso de que algún cliente las requiere vehementemente. Un acierto por su parte pues no todos compartimos su aprecio por las verduras.

La robótica en la restauración como catalizador de beneficios

Al preguntarle sobre cómo su empresa emergente consiguió recibir una apoyo económico de diez millones de dólares a través de Google Venture, Vardakostas hace una mueca contrariada y responde que el mercado vale mucho más.

De hecho, en sus comparativas McDonalds es la empresa elegida con extraña recurrencia. Y el gigante de la comida rápida mueve un mercado de 140 000 millones de dólares.

Alexandros indica que tiene intenciones de salir de San Francisco en breve. Está esperando a que el proyecto piloto sea un éxito rotundo para comenzar su expansión. Una expansión que el visionario entiende que es completamente lógica y viable. Si la instalación inicial de un McDonalds cuesta millón y medio de dólares, su máquina es mucho más asequible.

La capacidad del robot para preparar 140 hamburguesas por hora es suficiente para competir contra los establecimientos de comida rápida afianzados con tan solo una unidad robótica. Alexandros añade que cada establecimiento ahorraría 90 000 dólares anuales en costes relacionados con la plantilla (desde salarios a formación). ¡Y eso que actualmente paga 16 dólares la hora a sus empleados! Por encima de las demandas de colectivos como #FightFor15 y por encima también del salario mínimo establecido para el colectivo de la restauración en el estado de California.

Hace un lustro Vardakostas definía la aplicación de su solución de robótica en la restauración como una sustitución completa de la mano de obra humana. Su visión ha cambiado. No solo afirma rotundamente que la tecnología presente (y la que está por venir) es incapaz de mostrar creatividad o conexiones sociales, además explica que «la idea de no hablar con alguien directamente es distópica […]. El futuro utópico es uno en el que existe más creatividad y más interacción social, a la vez que los miembros de la plantilla también pueden ser más creativos y sociales».

Y para regocijo de los lectores, no solo lo dice con palabras, apoya sus tesis con actos. Al salario justo que rara vez se descubre en el sector, Alexandros Vardakostas añade una nueva iniciativa que tiene su origen en sus días en el A’s Burgers y en los gigantes tecnológicos de Silicon Valley. Sus empleados podrán dedicar un 5% de su jornada laboral a la lectura, sin ninguna restricción en el material bibliográfico que deseen usar. Con este detalle pretende que las personas que trabajen con él tengan la oportunidad de crear, aportar o desarrollar sus propias ideas, y especialmente aquellas que tengan que ver con su hamburguesería robotizada.

Así lo hizo él. Y logró pasar de cocinar miles de hamburguesas a que un robot lo haga por él y tambaleé los cimientos sobre los que se erigen gigantes como McDonalds y Burger King.

5/5 - (1 vote)

Sobre el autor

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario