fbpx Smiley face

Examples of joint initiatives to make your restaurant

0

Our reactions in difficult situations reveal our true personality. Faced with the current crisis, although some insist on say otherwise it is not over for many people, we have two options: but sit back complain when acting, or move to help people who are faring worse.

We bring you some solidarity initiatives revolving around gastronomy. We give you some ideas of how we can help others from our restaurant. Actions that do not pose a great effort, but a relief for many.

Solidarity through food trucks or food trucks

It comes first to us from Canada, specifically a city located in the western prairies country, Winnipeg, the capital and most populous town in the Canadian province of Manitoba. Several food trucks gathered at the gates of Siloam Mission during lunchtime on a Monday last September to distribute free food for those staying at the hostel, staff and volunteers. Siloam Mission is a “point connection between compassion and the less fortunate in Winnipeg”, according to its own website. Siloam Mission es “a Christian humanitarian organization which alleviates the difficulties and provides opportunities for change for those affected by homelessness”.

Food Truck Alliance Winnipeg (Winnipeg Food Truck Alliance) He marked the end of the season in a delicious way, serving appetizing meals on the sidewalk. During the event they were served food to hundreds of homeless or in need of Siloam Mission and subsidized housing Madison (Madison Supportive Housing). The mission typically feeds between 500 Y 600 people every day during lunch, Peters by Reagan, communications coordinator Siloam Mission, adding these costs about 3 dollars per person. “Community trust, around the 90 percent of our budget comes from donations. Food is one of our biggest expenses”, Peters explained.

This was the first time these food trucks They have offered such an event. Steffen tin, sushi restaurant owner Red Ember, He helped organize the event and said he wanted to thank sellers community support extended to them throughout the summer and support the less fortunate. “We share the streets with some people who have to use the services of Siloam Mission. We see them in front of the windows of our vans every day and, Unfortunately, they can not buy what we sell, so we wanted a bit acercárselo”, dijo Zinn.

Christine greed, patron and volunteer Siloam Mission, described as great surprise to hear that lunch would be provided by these food trucks. People who frequent this Mission are not accustomed to receive such food. lunches, as usual, consist of soups and sandwiches, so you can choose what they want from a food truck was a real pleasure for it. “I see a lot of smiles, It is exciting for them”, Makara said. Soups and sandwiches left behind to choose among many options: Asian-inspired dishes, chicken wings, pizzas from the wood oven, crepes for dessert…

This charity event, carried out by archiconocidos and famous food trucks have also invaded the Spanish summer, It can be peeled off another great initiative, la Winnipeg Food Truck Alliance, the organization of which the idea. The Winnipeg Food Truck Alliance is an informal group of vendors formed by, approximately, 20 food trucks that have come together to work in the city in an orderly manner, For this they have set up areas where each company sells.

solidarity initiatives restaurants in Spain

They wasted in Europe 179 kilos of food per person per year. At the same time, 800 million people go hungry worldwide. These figures can certainly make us think as happened with the owners of these premises. They have their business and have taken advantage of this to help people within their means.

"Let's do an experiment. If it works will become commonplace. Almost every day we can spare skewers. We do not keep them for the next day, so we throw. Well that's what we do not want. They remain between the door and the shopfront, individually wrapped in a cardboard box, for whoever needs it takes them. We need to give publicity ". This was the message Eduardo Lopez Collado, Positano cafe owner, Oviedo, He published some time ago in a social network and that night started this charity project. Many people applauded their initiative and the first eight skewers placed at the entrance of the restaurant were exploited, everybody, because the next morning there were none. To make such initiatives must rely on some other, so we hope that this meal was to stop people who needed. We fled the adage 'the thief thinks everyone is like him'.

This project appeals to the common sense of people, as is the case with another bold idea occurred in Galdakao, There are allowed to collect food and leave freely in installed in the street with no fridge and common sense rules.

El dueño de Positano, López Collado, asegura que no pretende dar lecciones: “confío en que los que se llevaron la comida sean personas que lo necesitan. No soy quién para invitar a nadie a seguirme, cada uno con su negocio hace lo que quiere. Yo no puedo poner más pinchos, pero si todos los que sobran en Oviedo se diesen…”, reflexiona López Collado. Pero esta no es la primera vez que esta cafetería, de la que López ahora es propietario pero donde fue empleado durante muchos años, realiza una iniciativa solidaria. El propio hostelero y los empleados corrieron la media maratón a favor de Cáritas y colaboran con el Banco de Alimentos o la Cocina Económica.

“Si lo necesitas, coge”, propuesta solidaria de un restaurante de Santander

En una de las puertas del restaurante, en la más alejada a la entrada principal, en la calle, hay una mesa roja con doce tuppers y un cartel en el que pone “Si lo necesitas coge”. El restaurante se encuentra en Santander pero su dueño prefiere que no se conozca su nombre: “por favor, no quiero que publiquen el nombre del restaurante ni la calle. Dejaría de ser algo altruista y parecería una estrategia publicitaria”, explicó a El Diario Montañés.

Desde primeros del mes de octubre, el dueño lleva 15 días ofreciendo comida a esas personas que no todos los días pueden tener un plato caliente sobre la mesa. “No somos Cáritas, ni la Cocina Económica pero queremos echar un cable a los vecinos de la zona que lo están pasando mal”, explica. Ha pedido a sus trabajadores que difundan la iniciativa entre quien lo necesite pero que, más allá, no se diga el nombre del restaurante, no quiere dar pie a conjeturas maliciosas sobre una posible campaña publicitaria a favor del establecimiento. Quizá si algún día paseáis por Santander y os encontráis con una mesa roja con tuppers y un cartel que reza: “Si lo necesitas, coge”, se os vuelva a la memoria este artículo.

“Los restaurantes tiran mucha comida. En lugar de cocer un kilo de pasta para el menú del día cuezo dos y no me cuesta nada hacerlo. Me sale más caro el tupper que la comida”, explica el responsable. Junto al menú solidario también hay pan y cubiertos de plástico, “por si alguien de la calle no tiene con qué comer”.

Otras iniciativas solidarias de restaurantes

Si leemos a El Comidista de El País, nos encontramos con más acciones que, con la hostelería como centro, pretenden ayudar a otros más necesitados.

  1. Cafés pendientes: se trata de una iniciativa napolitana importada por un chico de Barcelona que trabaja en marketing online. El objetivo es dejar pagados cafés para que se lo tome alguien que no pueda permitirse uno. Las cafeterías que se apuntan a la iniciativa tienen en el establecimiento una pizarra donde apuntan los cafés que los clientes han dejado pagados y están pendientes de que alguien se lo tome. La idea no es solo ofrecer un café caliente sino un momento de tranquilidad. Aunque la iniciativa ha llegado a España hace unos dos años ya hay bastantes establecimientos que se han apuntado a ello. Puedes consultar los lugares que participan en este enlace.
  2. Hoy invito yo: la web para organizar recogidas de alimentos. Una iniciativa para apoyar a los Bancos de Alimentos a través de recolectas de comida imperecedera organizadas por particulares. En su web ofrecen los recursos necesarios para que cualquiera pueda organizar su propia recogida de alimentos. Se puede organizar en un centro educativo, en una empresa, en una tienda… Después, lo recogido se entrega al Banco de Alimentos más cercano. Para participar solo hay que buscar el Banco de Alimentos más cercano y comenzar. O si no, si ves una caja de estas, colabora.
  3. Cantabria en Tu Boca: Cantabria en Tu Boca es una empresa social cántabra para la reinserción que, con la venta de sus productos del Cantábrico contrata parados mayores de 50 años. Solo comercializan aquellos que tienen una certificación oficial o son premium. La empresa se ha constituido para tratar de dar solución al paro en esa franja de edad en la que es más complicado lograr un empleo que en otras. Más de dos millones de españoles en la actualidad son parados mayores de 50 años. “Tras trabajar y ayudar en comedores sociales, nos dimos cuenta que en la actualidad la sociedad no se ocupa de este colectivo”, explica Arísitides, uno de los fundadores. “Es muy difícil que se reincorporen al mercado laboral y, además, no han terminado de pagar sus casas o los estudios a sus hijos”. Cantabria en Tu Boca comenzó a funcionar en el 2012, sin ayudas y con sus propios medios.

Restaurantes que actúan contra el hambre

Restaurantes contra el Hambre es una iniciativa solidaria de la hostelería en España promovida por Acción contra el Hambre en colaboración con la Federación Española de Hostelería. Los hosteleros en este caso se unen para luchar contra la desnutrición infantil sirviendo ‘los platos que más alimentan’. Los restaurantes pueden apuntarse en este enlace. Después deben elegir los platos o menús solidarios de su carta y señalarlo y, por cada cliente que elija esos platos o menús, se destina entre 0.5 a 2 euros a la prevención, diagnóstico y tratamiento de la desnutrición.

La de este 2015 es la sexta edición de esta iniciativa que en 2014 contó con la participación de 700 restaurantes, el patrocinio de Makro y logró una recaudación de 125.000 euros que equivalen a 3.125 tratamientos nutricionales.

Una iniciativa solidaria a la que los restaurantes deben agregarse por convicción y solidaridad, no exclusivamente por las ventajas que también se ofrecen desde la misma web: “Cocinar contra la desnutrición infantil tiene un montón de ventajas. Apoyar la lucha contra la desnutrición y formar parte de una campaña solidaria en el sector de la restauración: favorece la imagen de tu establecimiento, ayuda a captar nuevos clientes y a fidelizar los que ya tienes, motiva a tus empleados, desgrava un 37,5% de la donación para las empresas y un 27,5% en caso de ser autónomo”. Entre estas ventajas, se debería señalar, como la más importante, la lucha contra la desnutrición infantil. Lejos de debates morales, el objetivo es que cada vez se sumen más restaurantes.

Rate this post

Sobre el autor

Periodista con Máster en Comunicación Digital. Curiosa desde que nació. Siempre con un cuaderno y un libro en la mochila. Le fascina investigar sobre temas novedosos e interesantes relacionados con el Social Media Restauranting. De Burgos, concretamente, Salas de los Infantes.

Suscríbete

Deja un comentario