fbpx Smiley face

New York State will pay delivery costs to save restaurants

1

The coronavirus crisis It's hitting New York City hard, big city restaurants have demanded the help of the local government. The hospitality sector is one of the worst hit during the pandemic and the city's restaurants are no exception.

In addition to having central aid to support expenses derived from the new reality and avoid layoffs, New York restaurants have been fortunate to have a response from the bosses of the metropolis, something that in Spain we keep waiting, Unfortunately.

When the worst of the first wave was over, some of the city streets were pedestrianized so that restaurants could make the most of them. This allowed them occupy common spaces on public roads.

This measure was later expanded, towards the end of summer, when a pilot plan for reconvert the city and make it more human and livable. Restaurants were the great beneficiaries of this program, which began in September recovering the sidewalks of numerous central streets.

Aid to the restaurant sector has not stopped happening there, and according to some analysts this has prevented the closure of a third of the restaurants. New York saved from massive job destruction.

However, the vicissitudes caused by the coronavirus crisis are far from subsiding. Although we have taken important steps to combat the virus and its associated disease, there's a long way to go to get back to normal and forget about the reality that worries us.

In the state government of New York they have evidence that this is the case and therefore they have returned to work to help local restaurants.

This time they will achieve it thanks to a partner specialized in delivery: Ritual. This Toronto-based startup (Ontario, Canada) specializes in food delivery for bars, coffee shops, restaurants and similar establishments. Its appearance on the market is very recent, but thanks to a very aggressive entry strategy he has already achieved a countless partners in Canada and the US. THE.

Así, gracias al acuerdo firmado entre el Estado de Nueva York y Ritual, los más de cincuenta mil restaurantes que componen el entramado de la hostelería en la región de acuerdo a la NRA (Asociación Nacional de Restaurantes), podrán hacer uso de los servicios de la compañía de reparto de comida a domicilio sin incurrir en coste alguno.

Para muchos restaurantes esto significa una ayuda sustancial. Todavía hay un gran número de establecimientos cuya digitalización está en su más tierna infancia. Es de esperar que en esos locales el volumen de negocio se dispare, como ya ha ocurrido con diversos otros restaurantes que se animaron a probar suerte en el mundo del delivery durante los confinamientos de 2020.

Pese a la juventud de la start-up, Ritual ha demostrado ser capaz de cumplir objetivos en ocasiones anteriores. Nueva York es el primer estado donde operarán en todo el territorio, pero la empresa ya sirve a todos los restaurantes de Los Ángeles y Toronto bajo la misma premisa.

La idea tampoco ha pasado desapercibida para sus rivales en el sector. Por ejemplo, Tock ha sido la compañía que ha logrado convencer a la ciudadanía de su idoneidad en Chicago.

Estos servicios de reparto de comida a domicilio que algunas ciudades y territorios están ofreciendo de forma gratuita a sus restaurantes tienen además muchas otras ventajas frente a los contratos habituales. Para empezar, los restauradores mantienen la propiedad de la información del cliente, de forma que la pueden consultar, analizar y poner en valor como gusten.

Por sí solo esto ya es una ventaja. Una de las quejas que el sector de la hostelería tiene de las empresas de delivery es la pérdida de control sobre los datos de sus clientes. La otra queja preponderante versa acerca de las tarifas abusivas. En la ciudad de Nueva York, gracias a Ritual, no sólo no habrá comisiones, sino que los restaurantes estarán exentos de pagar cuotas por transacciones con tarjeta. Y para cerrar el acuerdo por todo lo alto, Ritual se ha comprometido también a ofrecer menús digitales para los restaurantes asociados.

Todo son ventajas. A esto se suma una contribución desinteresada de PayPal, que ha donado al sector hostelero local un millón de dólares, y la petición para que el gobierno central intervenga con más ayudas emitida por Andrew Cuomo, el gobernador del estado.

Con los pequeños aportes de cada una de las partes, salvar a los restaurantes de Nueva York está cada vez más cerca.

Rate this post

Sobre el autor

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

1 Comment

Deja un comentario