fbpx Smiley face

War disposable plastic cups. EU marks a new way and Boston Tea Party teaches us how to cross it

0

Rumors about the new action plan against plastic waste in the EU has reached the media. Although some of these news pointed to the ban on disposable plastic cups including single-use utensils, there was no convincing and incontestable proof.

Recently the draft has been leaked that the European Commission will submit for approval. This document contains a whole list of items that will soon no longer be available on the shelves of European supermarkets: pajitas, plastic cutlery, disposable plates and plastic cups. According to representatives of the European Union who drafted the bill, It is estimated that these items "represent the 86% of single use plastics found in the counts made on the beaches of the Union '.

The regulatory germ has yet to face the chamber of the European Parliament and member states, but everything indicates that no obstacles will be put to the passage of the standard. Waste plastics have generated an unprecedented crisis. In the words of spokesman Ellen MacArthur Foundation, soon we could be talking about the ocean is home for more plastic bottles fish.

The critical situation is well understood by European government administration. "The Commission has understood and is introducing measures to fully approve ... Given the scale and urgency of the crisis pollution by plastic, Expectant we are now implementing this proposal and a free sea of ​​plastic '.

This law is not an anomaly. It is part of a set of developments in the global legal framework that begins to grow. France promoted this type of behavior just over two years ago, and China has stopped importing products that do not meet their demands on plastics.

With a storm hovering over all business. Some have already started without plastic items to adapt to changing times.

Boston Tea Party stop using disposable plastic cups in their establishments

Owner Boston Tea Party, Sam Roberts, progress has been made to European regulations. So good, it is not yet clear whether these will affect you, as the 21 franchise establishments are spread throughout the Midlands and South West (United Kingdom), where they face a feeling of uncertainty among restaurateurs because of the consequences of Brexi, which is not even known if arriving, let alone the impact it could have on businesses known.

Pero Sam no ha tomado esta iniciativa por verse forzado sino por un firme convencimiento de que la reducción de los desechos plásticos y la sostenibilidad en la restauración son dos pilares sobre los que han de fundarse las empresas del futuro. Según este visionario, los vasos desechables de plástico que se emplean en las cafeterías take away «no tienen sentido».

Son muchas las cafeterías que discuten las medidas aplicables capaces de paliar el impacto de la crisis del plástico, pero estas correcciones tendrían lugar en, según palabras del director ejecutivo de la cadena, «un futuro demasiado lejano».

Sam ha concedido un periodo de adaptación para la clientela, pero los engranajes de la sostenibilidad en la restauración no se pararán ya, al menos no en el Boston Tea Party: «Tenemos que detener [los desechos conformados por vasos de plástico]ahora mismo». ¿Cómo lo va a hacer esta línea de cafeterías? Son tres las opciones que se ofrecen:

  • Los clientes pueden traer su propio vaso reusable.
  • Se ha puesto a disposición del consumidor un servicio de préstamo de vasos.
  • La clientela puede adquirir un vaso en el propio establecimiento.

El empresario sabe que cuidar el medioambiente le costará caro. Ha estimado las pérdida en torno a un millón de libras esterlinas. Pero eso no le detiene: «Haremos que esto funcione y compartiremos los detalles con cualquiera que requiera nuestra ayuda para hacer lo mismo». Este recorte en el uso de plásticos significa un golpe para el directivo, pero la sostenibilidad en la restauración tiene un impacto económico positivo a nivel social.

Esa misma percepción sobre los daños sociales causados por los plásticos desechables estimula una nueva normativa para restaurantes que podría aplicar impuestos medioambientales a este tipo de artículos. Actualmente se baraja la aplicación de una tasa de un cuarto de libra sobre estas consumiciones.

En cualquier caso los locales de restauración tienen alternativas. Además de las propuestas por Boston Tea Party, el uso de vasos biodegradables (hechos de cartón o fécula) es una posibilidad viable que muchos negocios verdes ya emplean.

Parece que la próxima década trae similitudes con los años veinte del siglo pasado, en los que tazas de cerámica y envases de papel reinaban en los establecimientos de hostelería, restauración y alimentación. Bienvenida sea esta moda retro. El planeta también la disfrutará.

5/5 - (2 votes)

Sobre el autor

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario