fbpx Smiley face

Food delivery company apps are a privacy breach

0

In the information age, there is no intangible asset as valuable as personal data. Being able to segment our audience, Knowing the profile of our clientele and personalizing our hospitality services accordingly is something tremendously positive for the economic performance of our restaurant.

However, when cooperating with food delivery companies often control over this information is lost. The hotelier gives this data in pursuit of greater customer traffic and increased business volume.

Unfortunately, a recent study of pCloud, a cloud storage service provider with good security features, shows that customers are often the losers when personal information is compiled by delivery companies.

If a user accepts the terms and conditions of the service, they are giving the go-ahead for their information to be collected and shared. First name, surnames, sex, age, home, connection habits, browsing habits, visit history, schedules, location ... Each piece of information counts to make a powerful big data base with which to refine sales methods.

This behavior is not exclusive to the applications of food delivery companies. According to the pCloud results, he 52% of the apps mobile sin in this sense.

Although social networks are the main suspect, food delivery companies rank second. Instagram, Facebook and LinkedIn take the podium, and immediately chases them Uber Eats. Deliveroo, Too Good To Go Y by Dash also appear on the top 50 US. THE.

It is the norm among applications in this segment. The only exceptions to the rule are the apps mobiles of My McDonald’s, Jus Eat Y Grubhub, who maintain their activities of collection of information exclusively for own purposes.

Nevertheless, the volume of data they compile is high. Grubhub picks up the 64% of the data provided by the user. Uber Eats on 57%. Too Good To Go lags further behind with just one 36%. Yelp doesn't even make it to 30% of the collected data, their eagerness to gather personal information from users revolves around the 29%.

Ni siquiera el modo en el que está información se recoge es igual. Mientras que Grubhub analiza hasta el contenido generado por sus usuarios, Too Good To Go tan solo atiende a los datos de ubicación, contacto, compras, identificación y uso de datos móviles. La estrategia de la app móvil destinada a combatir el desperdicio de comida en los restaurantes es mucho menos invasiva que las apps ideadas para reservas y pedidos online.

El caso es tan flagrante que pCloud no ha tenido miramientos al declarar que tanto Grubhub como Uber Eats se encuentran entre las aplicaciones menos respetuosas con la privacidad de sus usuarios. Los datos internos recogidos luego se usan para mostrar cansinos anuncios personalizados de productos que seguramente el consumidor no desee volver a adquirir a corto plazo.

En el lado opuesto del espectro se encuentran aplicaciones modernas como la mensajería instantánea segura de Signal, la nueva red social especializada en audios Clubhouse o incluso Shop, una app móvil que guía a los compradores hacia tiendas donde dispongan del producto que buscan.

Entre las 102 aplicaciones investigadas 6 tienen relación con el mundo de los restaurantes y la hostelería. El trabajo presentado por pCloud se ha realizado con la información de la Apple Store, disponible desde hace poco gracias a las etiquetas de privacidad de Apple. Estas etiquetas, visibles en pantalla para los usuarios antes de que realicen la descarga de una app móvil, clasifican las posibles brechas en nuestra información personal en 14 categorías.

De esta forma Apple pretende mejorar el servicio que ofrecen las aplicaciones a sus usuarios, incluidas aquellas que se destinan al reparto de comida a domicilio o las reservas de mesa en los restaurantes.

Es poco probable que una medida como esta tenga el efecto deseado pues la ventaja competitiva que obtienen las compañías responsables al vender los datos o mejorar sus ventas mediante sistemas de mercadotecnia digital más eficientes opacan por completo las recompensas que obtendrían la mejorar la experiencia de usuario percibida por los clientes.

Por ello es recomendable que cuando se utilicen estas apps móviles como consumidor se tenga en mente en todo momento qué información desea compartirse y cuál no.

Rate this post

Sobre el autor

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario