fbpx Smiley face

Injuries repetitive stress in the restoration: consequences and prevention

0

At the beginning of this decade began to swarm online urban legends about a disease that affected only the baristas cafes. It was the pathology known as "Barista wrist" or doll barista. Far from being an invention of young workers EE. UU., It was a real disease well known in the medical world as epicondilitis.

The emergence of this epidemic emerged the same as the second wave of coffee. Starbucks She began to emerge in this market niche and the number of dedicated to the care of professional coffee machines soared exponentially workers. And just as they did the cases of epicondylitis associated with wrist movements required to use the coffee with mango.

Generally, epicondylitis is a trauma disorder that can appear in the various joints of the body with exertion low intensity but with many repetitions. Apart from the doll barista, epicondylitis includes diseases such as carpal tunnel syndrome, common among office professionals and gamers; Tennis Elbow, which it indicates clearly as his name is most common in athletes who use rackets; Y, Finally, writers cramp or concertistas, preventing the proper movement of the tendons.

In this way, being an illness recognized by the medical community and which particularly affects professionals, Naturally it a evaluate occupational hazard in different workspaces.

In the world of restaurants, and more specifically in EE. UU., the economic damage that repetitive strain injuries can cause are now well known. Nothing better than to exemplify some cases damage:

  • Among the various accidents and injuries, the problems caused by this type of tendinitis They cause the most prolonged and costly low. According to the report risks in restoring ArmTrust Financial published in 2017 with data from the previous four years, barista's wrist causes these professionals get caught lower 366 day average. Full recovery from repetitive strain injuries are very slow and an early return to work may compromise the health of the employee permanently.
  • Complications for the worker can be severe. Example Christine Joy D'Amico, of a barista 52 years he worked in Madeleine's Cafe Calvary Hospital in Canberra (Australia) I had to undergo surgery to remove a rib due to deterioration in the movement of the whole arm that had developed after years of working in the bar. The end of the story was not happy for the restaurant business where he worked, well a local court forced to give a compensation 600 000 Australian dollars in respect of physical injury in the workplace.
  • An informal survey organized by Alex Bernson, a professional guild, which was distributed to 475 colleagues, He revealed the high incidence of this type of repetitive stress injuries in bars. A 55% said participants have suffered such diseases.

Given its harmful effect on the health of workers and the pernicious consequences wrist barista can have on business, one wonders what can be done to avoid these situations.

El primero paso es elegir el mobiliario profesional del local de forma adecuada. No todas las cafeteras industriales son iguales, algunas son más ergonómicas. Consultar con el fabricante debería ser siempre un requisito antes de avanzar con la compra.

Por otro lado, aunque las máquinas que se adquieran se hayan diseñado de forma adecuada, eso no significa que todo el mundo las puedas usar con la misma comodidad. En general, los baristas de baja estatura sufren mucho más los sobreesfuerzos necesarios para operar las cafeteras de forma adecuada. Pudiera ser importante considerar este aspecto a la hora de la contratación.

Hay que asegurarse de que los baristas pueden descansar y recuperarse. En una cafetería de éxito no es raro servir 200 o 300 cafés al día, por lo que el barista tirará de la palanca una cantidad similar de veces. Si hay varios empleados atendiendo al público, lo óptimo sería que alternaran sus tareas para que los tendones tengan el reposo necesario para no debilitarse.

Finalmente, también se pueden minimizar las posibilidades de aparición de esta enfermedad ofreciendo un mejor curso de formación en el bar. Muchos trabajadores acaban sufriendo tendinitis o epicondilitis porque aplican demasiada fuerza en sus movimientos, o realizan estos manteniendo todo su cuerpo en tensión. Aprender a realizar los movimientos necesarios en el puesto de trabajo de forma relajada es uno de los mejores consejos de prevención que se pueden dar.

Si por desgracia no se ha podido evitar sufrir este problema en los tendones y articulaciones, es necesario consultar con un médico para que nos recomiende medicinas y plan de reposo. Puede convenir también realizar fisioterapia para reforzar la musculatura de la muñeca. En caso de que no haya mejoría y el dolor se mantenga, los baristas tiene que hacer las paces con la idea de abandonar su puesto de trabajo. Justo esto fue lo que tuvo que hacer Samantha Lino, una joven empleada de una de las tiendas Starbucks en Nueva York (EE. UU.) que, por recomendación directa de su médico, dejó de trabajar en la cadena de cafeterías de la sirena, desvinculándose por completo del trabajo de barista posteriormente.

El trastorno hace muy difícil continuar trabajando en las mismas condiciones ya que la persona sufre punzadas de dolor agudo o dolores fuertes sostenidos en el tiempo. Además puede aparecer rigidez, entumecimiento, debilidad y calambres que añaden nuevos riesgos al trabajador y compañeros cuando este maneja objetos punzantes, cortantes o calientes.

Tener en consideración los problemas causados por las lesiones por esfuerzo repetitivo ayudará a que el bar ofrezca una mejor experiencia para todos los que se dan cita allí. De acuerdo a lo expuesto por Jonathan y Gabrielle Rubinstein-Cheong, propietarios del Joe the Art of Coffee, una tendinitis de este tipo puede «cambiar realmente el sabor del café. Si estás presionando con una lesión vas a presionar en exceso de un lado y de menos en el otro, y el café tendrá un sabor realmente malo. Realizar la presión adecuadamente es muy importante. Formamos a nuestros empleados para que la posición del brazo sea exactamente la misma».

Las consecuencias de las lesiones y enfermedades laborales pueden ser de los más inesperadas, como queda evidenciado.

5/5 - (1 vote)

Sobre el autor

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario