fbpx Smiley face

Smart cleaning robots that do not need human intervention arrive in restaurants

0

Advances in robotics that have been observed in recent years have caused automata to leave the assembly lines of large industries to act in much more everyday scenarios. The coronavirus crisis and the search for new applications based on technology contactless that minimize shared surfaces and interactions between staff and customers have promoted a revolution in this field.

Restaurants are no strangers to this accelerated process of refinement that is affecting automated machines, in fact, many chains or organized catering groups are implementing this type of solution in one way or another: Casting robots, waiters robots, articulated arms in kitchens, robotic vending machines, etc. KFC has managed to open in Moscow (Russia) a fully automated facility that has been all the rage even in the midst of a pandemic, and in China they have achieved a similar milestone in the Foodom from Guagnzhou.

However, some socioeconomic reports suggest that the bulk of the change is yet to come. This is the case of the report on the adoption of robotics in Europe, signed by the ING Group. It could be said that both robotics and other technologies who support it (artificial intelligence, internet of things, machine learning and big data analytics in real time, to name a few), They are in their infancy.

That's why there is still much to be done to restaurants hundred percent automated using robotics generalized. Some already exist, as above, but they have their own solutions to the problems faced in setting, and to make it to that level of robotics they have had to make huge expenditures in R & D.

The future is more flattering to the owner of an average restaurant. Gradually the different niches that can be automated are atendiéndose and appear on the open market, and affordable prices, solutions suitable for use in any business. On the other hand, the public is more receptive than ever to the implantation of robots in restaurants and other businesses with customer service. He coronavirus has changed the rules of the game, and now digitization has been freed from any social stigma it might previously suffer.

Therefore, it is not surprising that the developers have decided to revolutionize the traditional dishwasher.. This appliance has crept into our usual cast of kitchen furniture recently. So much so that in many traditional businesses where there have been no recent reforms, the device does not appear clean and still is attribution of staff camaraderie or cooking vessel, dishes, cutlery and cooking utensils.

All those restaurants that haven't caught up yet, They have the opportunity to get ahead of other businesses in the sector when they decide to upgrade your kitchen. The Silicon Valley-based company recently (California, OF. UU.), Dishcraft, He showed the world its model of dishwasher-art robotized.

To design the appliance, the founder and executive director of Dishcraft, Linda Pouliot, He has devoted four years of his life to refine the system. But before you even start with the part associated with engineering, his project was already a success.

Para garantizar que el lavavajillas robotizado de Dishcraft respondía a las necesidades de los profesionales de los restaurantes, Linda comenzó por trabajar como lavaplatos en un establecimiento de la zona. Allí conoció de primera mano uno de los puestos más exigentes y con menos glamour que existen en el gremio. Los momentos posteriores a cada comida se convertían en un largo infierno de horas en pie, con la espalda baja en tensión por la postura, limpiando los restos de grasa y comida agarrada en el ajuar del restaurante. El estrés no solo era físico, sino también mental, los horarios iban en contra de la futura presidenta de Dishcraft y los errores significaban clientes descontentos o pérdidas a causa de vasos o platos rotos.

El proceso muy repetitivo, costoso, laborioso y poco deseado lo hacía un objetivo perfecto para la automatización mediante robótica. Y en la actualidad, gracias al arduo trabajo del equipo humano de la empresa tecnológica californiana, estas tareas indeseadas ya pueden ser ejecutadas de forma automática, sin la intervención de la plantilla.

El prototipo completamente funcional se vale de un brazo articulado dotado de una ventosa de succión con la que sujeta los platos apilados. El autómata introduce entonces los platos de forma individual en una cavidad con cepillos rotativos donde cualquier resto de comida es eliminado eficazmente. Finalmente la vajilla se deposita en unas bandejas especializadas donde se escurren de forma natural.

El primer modelo mostrado públicamente aún tiene muchas limitaciones. Los profesionales del sector indican que es un buen punto de partida, pero que todavía queda trabajo por hacer para sacar al mercado una máquina satisfactoria. Para empezar, el prototipo mostrado limpiaba únicamente platos de un tamaño fijo. La sola inclusión de cubertería a este proceso requeriría retoques nada triviales, como por ejemplo la sustitución de la ventosa de succión por algún tipo de pinza o tenaza.

Pero sin duda una de las características estrella de la máquina que tiene a todos interesados es la existencia de un escáner capaz de detectar cualquier mancha que resista al primer lavado. Al fregar los cacharros a mano o usar un lavavajillas tradicional, el personal siempre tiene que estar atento a los posibles fallos en el proceso de limpiado para someter esos objetos que aún presentan suciedad a una limpieza todavía más exhaustiva y pormenorizada. Con la nueva máquina de Dishcraft este proceso se hará de forma completamente automática, de forma que el personal podrá dedicar su tiempo a tareas más productivas.

Otra de las especificaciones que llaman mucho la atención de los profesionales de los restaurantes es la economía en el uso de agua y detergentes. Por un lado, los cepillos rotativos reducen de manera significativa el consumo de agua. Por otra parte, permite emplear los productos químicos justos y necesarios para cumplir con las medidas de desinfección exigidas para garantizar la salud pública en el restaurante. Estos dos puntos animan a los restauradores que, ante la gran inversión inicial asociada que cabe esperar, saben que ahorrarán dinero en costes de operación a largo plazo, tanto en consumibles como por los salarios destinados al lavaplatos.

Desde la compañía han querido atender las preocupaciones iniciales de los profesionales de los restaurantes acerca de las aparentes limitaciones del lavavajillas robotizado, haciendo hincapié que el modelo mostrado por The Spoon no es más que un prototipo, y que el modelo que pronto estará disponible para ser adquirido tiene capacidad para manejar vidrios delicados y cubertería de plata incluso, por lo que cualquier miedo a que no sea capaz de trabajar con ítems variados es, a todas luces, infundada.

Parece que todavía habrá que esperar un poco a que el lavavajillas automatizado de Dishcraft esté listo para ser instalado, mientras esperamos, no podemos quitar el ojo a otro robot que Samsung ha anunciado recientemente. El modelo de la empresa coreana es un autómata dotado de un brazo articulado de alta precisión cuyo cometido es recoger la mesa, introducir la vajilla y cubertería en un lavavajillas, retirar los cacharros y colocarlos en su lugar correspondiente. Un complemento idóneo en estos tiempos de distanciamiento social que además ilustra el aspecto futuro de muchos de nuestros restaurantes.

Rate this post

Sobre el autor

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario