fbpx Smiley face

Young people no longer want it to work in restaurants and staff turnover rate soars in US

0

The sector restaurants It is at a difficult juncture in US. UU., also threatens to expand into other countries in the West.

It is the difficulties involved in managing human resources in major organized catering operations, especially with regard to recruitment, formation and retention of workers refers.

Although in the world of fast food the staff turnover rate has always been high, in recent years he has been accused disturbingly.

Young minors and college made up before the bulk of the active population engaged in this sector is no longer so interested in having assumed the additional income this occupation. The change of heart is due to several factors:

  • He stagnant minimum wage It translates into a loss of purchasing power to consider the cost associated with renting, education and the general increase in the cost of living due to inflation.
  • Young people finish their training to enter, deeply indebted, in a hypercompetitive and saturated labor market in which raw previous experience, so a valid strategy for students is to combine academic efforts with placements, even when these are unpaid.
  • Fast food restaurants are stigmatized and they have a bad reputation among younger generations, so many teenagers prefer to get money from other sources, including those derived from the technological gap existing between youth and entrepreneurs in years.

All this makes companies like Panera Bread experience a staff turnover rate higher than the 100%, as collected CNBC in late summer 2019. It is not an exaggerated figure, much less, each year Panera template is completely renewed, and this is customary in the industry, where the average of this ratio is around the 130%; that is to say, most employees can not stand even a year in the restaurant.

The Bureau of Labor Statistics US. THE. this average stood at 81.9% for the period of 2015 a 2017, Meanwhile in 2020, no statistics published yet, This value is expected to be almost double when its value is announced.

This rapid increase is explained partly by the Search for standardization of the workplace and process automation. Restaurants have struggled for decades to get to lose an employee is least harmful as possible for business, and this has unexpectedly reduced retention of workers, because instead of having seasoned professionals, anyone can take the place, even those which are only passing.

And this rate of replacement workers, is now beginning to worry restaurants. What is the cost of human resources office? How much time is spent interviewing potential candidates? How long is the training period for each new hire? How long does the worker perform their duties with skill? Legitimate questions whose answers portend a change in the mode of operation of the sector.

A los costes asociados a estas preguntas hay que añadir otros daños económicos ocultos que no se perciben tan rápidamente. Es el caso de la disrupción general en la organización y de la desestabilización en el equipo de trabajo.

Según datos públicos confirmados por Burger King, el coste de cada reposición en el equipo humano se sitúa en torno a los 500 euros. Sin embargo esto parece ser una caso excepcional, ya que Rosemary Batt, jefa de HR Studies y del International & Comparative Labor en el Cornell School of Industrial Labor Relations, indica que la media en los restaurantes que encuestó durante unas pesquisas en 2013 se encontraba en los 1600 dólares americanos por trabajador, y la Asociación Nacional de Restaurantes de EE. UU. confirma valores más altos, que superan los 2000$. Otras empresas de análisis de mercado son aún más agoreras, llegando a citar montos por 2800$.

Para la industria, esto es prohibitivo, y por eso algunas cadenas de restaurantes como se desviven para conseguir que todos los trabajadores rebasen la barrera de los 90 días de trabajo en el establecimiento, un límite temporal tras el cual la posibilidad de una reposición temprana se reduce de forma abrupta.

Pero cuando la aclimatación del personal recién llegado no es tan fructífera como cabría esperar, llega el momento de la automatización. Los kioscos de autopedido, las vías de comunicación telemática, las apps móviles propias, los servicios de reparto domiciliario de comida con portales de pedido online y muchas otras innovaciones están cambiando el panorama de la restauración y reduciendo la inversión en trabajadores.

Algunas empresas ya ha anunciado colaboraciones con empresas como Uber Eats, DoorDash o Grubhub, a través de las cuales pretende llegar a los consumidores, servirles los pedidos solicitados y reducir la carga de trabajo en sus establecimientos.

No es el único cambio, algunas han comenzado a mejorar su metodología de formación en el espacio de trabajo con la intención clara de retener a los nuevos contratados durante tanto tiempo como sea posible. En la actualidad están empleando tecnología móvil para dinamizar el proceso de aprendizaje, y en el futuro prevén usar gafas de realidad aumentada para que los novatos puedan recibir instrucciones mientras ejecutan las tareas que les son asignadas.

En muchas cadenas, todos los cargos directivos tienen la obligación de trabajar como un empleado más en uno de los establecimientos de la compañía durante unas semanas. Es previsible que esta experiencia les ayude a empatizar con los trabajadores y mejorar la situación que viven en su puesto de trabajo. Algunos analistas apuntan a que uno de los factores más importantes que contribuyen a los elevados índices de rotación de personal es la mala calidad del trabajo, que frustra a los nuevos, destruye las posibilidades de promoción y es, en general, considerado un último recurso que sirve como puente entre otros trabajos más valorados.

Rate this post

Sobre el autor

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario