fbpx Smiley face

McDonald's commitment to ultrapersonalización through artificial intelligence

0

Artificial intelligence It is a technology that is still in its infancy. Futurists agree that this tool will be one of the energisers major change in the society of tomorrow. But for now his power is limited and applications are scarce.

In the environment restoration, Artificial intelligence has been used successfully in the supplier management local. Gifted programs or machine learning machine learning They discover sources of inefficiencies that had gone unnoticed restorers. Analysis of these inefficiencies promotes the adoption of changes in the restaurant which in turn encourage a better functioning of the.

The use of AI not surprising when interacting with customers. Chatbots like Don, the model used by Domino's for apps installed in mobile terminals with IOS operating system, uses machine learning improve communications with customers.

The process optimization It is one of the areas where artificial intelligence really shines. In organized restoration can not ignore nor an iota of profit margins, so if a software AI can improve a paltry percentage performance tenth of an establishment, this results in enormous profits when the new operation model adapts and diffuses.

Two cases in which this kind of substantial improvements have been achieved are food mixers and kiosks autopedido.

In the first case, We can cite the example of the restaurant Cali Burger Pasadena (California, OF. UU.) where a robot collaborative cuisine Miso Robotics popularly known by the name of Flippy (for his ability to flip hamburger steaks) It is responsible for cooking the food orders.

This controller is capable of learning by reference to their history of actions and results, as well as information about their environment. To interpret all this information using Miso AI code the developer, whose headquarters is also located in the town of Pasadena.

As for kiosks autopedido, AI allowed reduce waiting times between the diner place your order and delivery thereof. Thus it has improved the user experience of visitors and care staff has been relocated to the kitchens, which they provide greater value to the restaurant.

Far from being the only benefits, these kiosks have reduced queuing space and therefore it was necessary to allocate to accommodate all customers waiting. further, The latest models come equipped with biometric recognition and facial, benefits that allow them identify the diner in front of the apparatus for displaying recent orders that you have made or your favorite items.

For all these reasons, not surprising that a company of the caliber of McDonald’s, world leader in the segment of fast food restaurant chains between organized, you have decided to invest 300 million dollars in acquiring a company specializing in artificial intelligence and machine learning company. That is the price for which Dynamic Yield It was acquired 25 March 2019.

Realizing the potential of Dynamic Yield

McDonald's is not a first for when buying technology companies. This same year he also made with Apprente, a company whose mission is to develop Conversational voice systems to automate customer care without sacrificing quality of service. So, Why the interest in a small, unknown company?

Dynamic Yield is a technological company originally founded in 2011 by Liad Agmon, the current CEO, and Omri Mendellevich. Its headquarters is in New York City, but also have offices in Tel Aviv (Israel).

Tanto Liad como el director de tecnología tienen un fuerte perfil tecnológico. Liad se licenció en ciencias de la computación en la universidad de Tel Aviv. Por su parte, Mendellevich hizo lo propio en la también israelí Universidad de Bar-Ilan, pasando luego a liderar proyectos sonados a nivel internacional como Virtual Web.

El principal objetivo de la compañía es personalizar la experiencia de usuario a través del aprendizaje de máquina, así como la optimización de motores de búsqueda en entornos privados. Ello lo consiguen son software potenciado por IA aplicado a técnicas de mercadotécnica como ensayos A/B y notificación orientada.

Antes de su adquisición contaba con una cartera de clientes formada por más de 300 compañías, entre las que se encontraban grandes nombres de todos los sectores. Baste el ejemplo de IKEA para remarcar este aspecto. Por supuesto, Dynamic Yield también ofrecía sus servicios a empresas de alimentación, restauración y hostelería. Un caso destacable es el de HelloFresh SE, empresa que opera en todo Occidente ofreciendo lotes de preparación de comidas.

La adquisición de Dynamic Yield por parte de McDonald’s sorprende por la enorme inversión económica en tecnología que supone para el gigante de las hamburguesas. Se trata de la mayor compra realizada por la gran eme desde el siglo pasado.

Pero antes de que fuera absorbida por la McDonald’s Corporation, Dynamic Yield ya había llamado la atención de otro importante jugador en la economía mundial, Alphabet Inc., la multinacional bajo la que se ampara Google.

Con este historial, es lógico preguntarse qué está por venir ahora que McDonald’s controla a la desarrolladora tecnológica.

McDonald’s sacará el máximo provecho de Dynamic Yield a través de los menús

Tras su éxito en Japón con la app móvil, gracias a la cual los usuarios hacen pedidos un 35% mayores de media, McDonald’s ha comprendido que puede modelar las costumbres de consumo de sus usuarios mediante tecnologías modernas.

La primera aplicación que llegará de la mano de Dynamic Yield son los drive-thrus potenciados con inteligencia artificial. Con ellos en funcionamiento, la cadena de hamburgueserías dará el salto de la venta pasiva a la venta activa, y además lo hará de la forma más optimizada posible.

Teniendo en consideración la hora del día, el tráfico o la climatología, el servicio de pedido del drive-thru ofrecerá los artículos con la mayor probabilidad de venta. ¿Una parada en la línea de pedido ya entrada la noche? Pues se animará al cliente a tomar un café. ¿Se está en medio de una oleada de calor? Nada mejor que un helado para acompañar el pedido… Las posibilidades son ilimitadas.

El sistema estará preparado para gestionar el volumen de vehículos que llegan a ventanilla y aliviar congestiones. Si hay demasiados coches en espera, la inteligencia artificial comenzará a promover que se adquieran ítems cuyo tiempo de preparación sea menor. Esto mantiene las colas a raya y al mismo tiempo no reduce el precio por pedido. El resultado es que el número de usuarios que se atiende es mayor y el volumen de negocio percibido aumenta.

Pero sin duda, lo más interesante vendrá en el futuro próximo.

En este momento no hay una manera fiable de identificar a los conductores que realizan el pedido. Una solución es usar la app de la casa para hacer el pedido por adelantado y pasar solo por el drive-thru para el takeaway. Sin embargo, la solución que contempla el gigante de la comida rápida es mucho más efectivo: quieren reconocer las matrículas de los coches para poder asociar las costumbres de consumo de cada usuario al vehículo y así poder predecir qué pedirá o promocionar ofertas individuales con mayor potencial de aceptación.

Minimizar los tiempos de espera, mejorar la experiencia de usuario y aumentar los beneficios está ahora al alcance de la mano de McDonald’s. Y todo gracias al trabajo de los especialistas en inteligencia artificial, motores de búsqueda y aprendizaje de máquina que forman Dynamic Yield.

5/5 - (1 vote)

Sobre el autor

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario