fbpx Smiley face

McDonald's buys a company artificial intelligence to predict customer orders

0

Giant burgers McDonald’s blunting takes several years with good results. It has not been easy to achieve. The epidemic of obesity that is hitting US. THE. and other first world countries has made many realize that you need to take care of food and give preference to healthy foods, at the expense of fast food. Changes in consumption were noted in the turnover of McDonald's and other fast food restaurants.

To try to overcome, the directors of the company decided to pounce on niche markets that are not normally associated. A) Yes, while opening hours are diversified, when McDonald's introduced its system breakfasts I was also entering the race for attracting the worker mañanero, so that other restaurants that had never been rivals (think of Dunkin’ Donuts O Starbucks, for example), They came to compete directly with the hamburguesería.

The latest front with which McDonald's has managed to sustain its continued growth has been in home food delivery. For it has enjoyed the collaboration UberEats. This cooperation is still very young, but he has already borne fruit. In addition to reaching more places, McDonald's is also putting in value the own company public distribution to reach more people.

With all this, hamburger brand has finally come out of the torpor it in the bag that was in.

From the headquarters of Chicago it has announced that McDonald's would make the purchase of the emerging company Dynamic Yield. This company belongs to the technology sector is dedicated to development of artificial intelligence systems. worth 300 million and headquartered in Israel, the acquisition of the company will have no effect on the stock market value of shares of McDonald's, but let us glimpse a perspective of market strategy chain fast food restaurants, what commitment to digital processing of the catering sector forcefully.

Dynamic Yield será la responsable de actualizar los terminales punto de venta que usa McDonald’s en la actualidad. Gracias al software que diseñe la compañía serán capaces de utilizar nuevas utilidades, como por ejemplo predecir los pedidos que harán los usuarios o proponer artículos para añadir al pedido a aquellos consumidores que más susceptibles sean de pagar por ellos.

Si la tecnología desarrollada por la start-up israelí cumple con las expectativas del gigante de la restauración, el nuevo sistema integrado en los terminales punto de venta permitiría aumentar el volumen de negocio percibido en los establecimientos sin que varíe la afluencia al local. Del mismo modo, se pretende reducir la incidencia de las colas dentro de las paredes de los restaurantes, haciendo que los tiempos de espera sean más reducidos gracias al uso de la tecnología: el tiempo que usa un comensal para hacer su encargo desde uno de los puestos táctiles podría llegar a reducirse a la mitad.

Esta adquisición es la mayor que ha realizado McDonald’s en las últimas dos décadas. ¿Por qué no comprar solo una parte de la compañía? El motivo por el cual la directiva no se ha decantado por este modelo de compra responde a intereses competitivos. McDonald’s es actualmente el mayor negocio de restauración en suelo de EE. UU., y su posición líder en el mundo también está asegurada. Sin embargo tal como se ha visto en un reciente informe de Technomics, las posiciones que ocupan las marcas de restaurantes con mayor volumen de negocio bailan en el top 10: Burger King y Wendy’s han sido desplazados durante 2018, por ejemplo. Al comprar directamente la compañía de desarrollo de IA Dynamic Yield, McDonald’s se asegura de que ninguno de sus competidores tenga acceso a estas innovaciones tecnológicas.

Esta es la forma en la que la empresa pretende mantener su posición ventajosa, haciendo que rivales como Wendy’s, Starbucks o Yum! Brands se retrasen en su transformación digital.

Los analistas de bolsa que han seguido de cerca el caso opinan que no hay otros motivos detrás de esta compra. Aunque se trata de un monto dilatado, hay que tener en cuenta que esos 300 millones de dólares destinados a la compra de Dynamic Yield palidecen en comparación a los 5920 millones de dólares que la compañía del payaso Ronald obtuvo en forma de beneficios netos durante 2018.

Así, los inversores no prevén cambios significativos en el precio de las acciones de la compañía, que en el momento de la escritura de este artículo tienen un valor de 181.67 euros. Y tampoco se esperan crecimientos notables en años venideros, pues tras 42 años en bolsa, la empresa está en un periodo de madurez. Lo único que resta por ver es qué tal se apaña el gigante para dirigir la actividad de una compañía puramente tecnológica.

5/5 - (4 votes)

Sobre el autor

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario