fbpx Smiley face

McDonald's will distribute food delivery orders for drone technology thanks to Uber Elevate

0

McDonald’s hybrid model continues to expand its sales outside the local, and this time do it again the hand of his usual partner in these conflicts: Uber Eats.

The giant home food delivery will help the hamburger chain that their orders arrive with shorter waiting times for customers. At the same time it enhances the user experience of customers who prefer to consume the products of McDonald's from the comfort of your home, the leader in the fast food company try a model of autonomous delivery would significantly reduce the costs associated with transport food: a drone delivery.

Drones are not unheard distribution in the world of restoration. Some nearby restaurants and golf clubs used in EE. UU., Y Domino’s Pizza, standard of technology implementation in the world of restoration, He has also flirted with them. Nevertheless, so far none of the initiatives employing flying machines has far-reaching. Pilot schemes have ended without great cause stir, O applications have been restricted to very specific niches.

Uber Eats aims to give a complete reversal of this reality. This year has begun testing a prototype drone delivery in the city of San Diego (California, OF. UU.) a very characteristic way.

Until now, the delivery drones They had not been very successful because their autonomy is rather low, these machines are not ready to make big tours, and when loaded with food orders, energy needs increase above normal. Drones are not suitable for many takeoffs and landings in the same way, the necessary momentum to rise represents an unacceptable additional consumption.

Por ello, hasta ahora solo se habían usado drones de reparto en el ámbito suburbano. Las casas ajardinadas ofrecían una diana perfecta para soltar una pequeña carga con paracaídas en la que se alojaba la comida. De esta manera el dron no tenía necesidad de detenerse.

Pero en las grandes urbes esto no es una posibilidad. Para imponerse a las dificultades establecidas por las limitaciones tecnológicas de los drones de reparto, Uber ha desarrollado un sistema de emparejamiento entre el UAV comercial y los coches autónomos que tiene en funcionamiento en la ciudad. El dron puede aterrizar sobre el coche para recoger un pedido y completar el último tramo del recorrido, reduciendo así al máximo el consumo energético por parte del dron. Se espera también que los coches sirvan como estación de carga para los dispositivos voladores.

La iniciativa forma parte de la línea estratégica Uber Elevate de Uber, a través de la cual pretenden ofrecer nuevos servicios de reparto aéreo a los clientes. Las pruebas iniciales ya han sido completadas en cooperación con la Universidad Estatal de San Diego, y el último escollo a superar son las estrictas regulaciones en materia de drones que la FAA impone en EE. UU.

Cuando la institución pública apruebe por fin el uso de los drones de reparto de Uber, McDonald’s será la primera empresa en beneficiarse de la nueva flota autónoma. No será el único restaurante que lo haga, otras dos empresas locales también han querido ser pioneras en su empleo.

Con una autonomía de unos 25 kilómetros en suspensión y capacidad de despegue vertical gracias a sus seis rotores, los UAV de Uber Elevate comenzarán a surcar los cielos a una altura de unos 400 metros sobre la superficie a partir del próximo verano. Así pues, será a mediados de 2020 cuando las primeras entregas comerciales se comiencen a ejecutar en San Diego mediante este sistema.

Rate this post

Sobre el autor

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario