fbpx Smiley face

Nace Foster, the first restaurant 'intelligent’ in Latin America based on the Amazon model

0

There is a place where gastronomy merges technology and automation. A restaurant no cash or cash or waiters; Only a few tablets, the automated boxes and pleasant background music. Raw food but also the efficiency, time and tranquility.

This is the new restaurant has opened its doors in downtown Buenos Aires, Argentina, the first of its kind in Latin America. It is a business based on the Amazon model, but even more advanced for the customer.

His name is Foster and created with the aim of "making life easier for people", He explains its creator Martin Zucker, one of the three entrepreneurs behind this new establishment, by Guido Stella and Mariano Fernández.

Is the first restaurant in Argentina who does not accept cash and the first in Latin America that has automated the entire process. The concept of this new business is very similar to the no supermarket cashiers Amazon, which opened the first earlier this year in Seattle (U.S).

But the big news this ‘fast food gourmet’, as I define it like its creators, are the times of waiting to enjoy the food. Once the customer order and payment through the tablets located for this purpose, You must go to a panel boxes where your name will appear and you can pick up your order to eat there or take. It is process can last between 30 seconds and three and a half minutes. In that time interval, the consumer will list your meal.

"We want to improve the quality of life of people. Normally, there is usually little time for lunch and much is lost ordering and paying for food. We want to allow people to place your order quickly and efficiently ", Zucker argues in several Argentine media.

When the customer enters the local, you just have to go to one of the tablets where you can order your food. The options are varied, from tasty juices through to desserts flavored waters. yes, Foster wanted to, despite the concept of fast food, their products are especially nutritious and healthy “with fresh ingredients and high quality”.

El menú elegido por el cliente se elabora en la cocina, una especie de terminal automatizada con cocineros capacitados en el manejo de tecnología y, en pocos segundo o minutos, los platos están listos.

Además, el sistema pretende que el proceso sea lo más rápido posible. Por esta razón, Foster se sitúa en una zona de Buenos Aires con alta actividad laboral y turística de lunes a viernes. De ahí que se prevé la posibilidad de crear un usuario personal que registre las preferencias de cada cliente y su método de pago, con el objetivo de agilizar cada vez más el proceso y ofrecer una experiencia lo más personalizada posible.

Cuando el consumidor ha acabado de ordenar su menú, procede al pago mediante tarjeta, de débito o crédito. Esta es la única fórmula que maneja Foster con la plataforma Mercado Pago, con la que opera. Sin embargo, la idea de sus fundadores es que, en breve, los clientes puedan pagar con otras tarjetas, con las de prepago e incluso con códigos QR generados por aplicaciones de pago.

Este modelo de restaurante, en el que también se incluyen otros atractivos para la gente de negocios como enchufes con puertos USB para trabajar durante la comida, abrió sus puertas hace apenas un mes después de casi dos años de trabajo en el proyecto.

Según sus creadores, en estas primeras semanas, Foster ha desarrollado una actividad similar a la de un restaurante de 400 metros cuadrados en tan solo 50. También optimiza el concepto de espacio. Aunque, eso sí, reconocen que al inicio las personas acudían al local más atraídas por lo innovador del proceso más que por la cuestión puramente gastronómica.

 

Precedentes de ‘restaurantes robot’

Este tipo de establecimiento, solo tiene algún antecedente en Estados Unidos y Japón y en Alemania.

Eatsa es el mejor ejemplo. Tiene su sede en la ciudad de San Francisco y es una empresa de restaurantes totalmente automatizados. Los pedidos de comida se reciben a través de los iPads y las sirve también en máquinas automáticas. Todo el proceso se realiza sin la presencia humana, al menos de cara al cliente, porque las cocinas aún no han alcanzado este punto de robotización.

La última noticia que tenemos de esta cadena estadounidense y su funcionamiento es que ha expandido ya el modelo de plataforma inteligente a los restaurantes Wow Bao.

De momento, Foster solo opera con el modelo de local físico aunque en un futuro próximo no descarta incorporar apps que permitan el delivery. ¡Todo se andará!

3.2/5 - (6 votes)

Sobre el autor

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario