fbpx Smiley face

Restaurants cardboard, booming trend

1

Two specialized food establishments located in the East are known worldwide for its structure made entirely of cardboard, and all its furniture and decoration.

It looks awesome, but is not. Huang Fang-liang, especially committed to the environment decided to launch something never seen before: a restaurant made from start to finish based corrugated cardboard and recycled paper. It was in 2007 when he created his particular theme park in Taichung -Taiwán-. I call it Carton King Creativity Park and they are part of it, Besides the restaurant, a zoo cardboard, several sculptures of buildings of this material and a gift shop where all the souvenirs are made of paper, cardboard or any of its derivatives.

The purpose of this entrepreneur and owner of the Taiwanese company also Chin Tang Paperware which produces paper products and cardboard- is: “stimulate creative thinking of people and convey an environmental message; the sea, that after using something they can reuse“.

Carton King is the name given to the first restaurant-and until recently the only- wherein the carton is undisputed star, because of this material they are made dishes, the cups, the tables, the walls, the servilleteros, lamps and even chairs. Everything that we can imagine; except, obviously, from the workers, the clients, food and some cutlery. But many tourists doubt the actual resistance of furniture, especially chairs. It appears immediately to convince those skeptics restaurant chef with more than 100 kilos of weight and settles into the seat suggest you; it's more, invites another person to your lap it up.

Another aspect highlight of this unusual property lies in the way of preparing food. It is not important how they do it, but how do. And that is to prepare most of the dishes offered in its letter paper used pots, which they are capable of withstanding whopping 250 degrees Celsius. It's more, Each of these “pans” They can be reused up 3 Sometimes safely. Once these particular pots become unusable are recycled; as with any object or piece it is broken and it is impossible to repair.

Also the structure that makes up the Carton King is, how much less, curious. Made entirely of cardboard ceiling -the too-, It is designed to withstand both water and fire. Thus, the potential and durability of cardboard and paper are more than demonstrated. further, This biodegradable and recyclable material stands out for its low cost and versatility when handling it. While it's true and although they have not given details by Huang Fang-liang or anyone in their environment, Some objects, especially talking about cookware- They have been specially treated to improve their conditions.

Si el entorno en el que se ubica este restaurante es idóneo para los amantes del ecologismo y del reciclaje, la mayoría de sus clientes coinciden en que no se lo recomendarían a todos aquellos acostumbrados a disfrutar de un menú de gran calidad y a un precio asequible. Esto es porque los platos son típicos de la cocina oriental y podríamos encontrarlos en casi cualquier rincón del planeta: sopa, pollo asado, fideos y arroz, entre otros, copan la carta del Carton King. Está abierto como bar de 10 a 21 horas, momento en el que se puede disfrutar de un café o un refresco. De 11 a 14 horas y de 17 a 20:30 sirve comidas que oscilan entre los 250 y los 400 yuanes, que en euros serían entre 36 y 57 aproximadamente. También hay menú infantil disponible a partir de los 150 yuanes, unos 22 euros. Nada barato si tenemos en cuenta cadenas como Wok, que opera en casi cualquier parte de nuestro país y que ofrece un buffet libre que no pasa de los 15 euros. Pero hay que destacar que hasta hace solo unos días este establecimiento taiwanés era exclusivo en el mundo, y eso lógicamente se paga.

Y es que, en Shanghai se ha inaugurado recientemente el segundo Carton King del mundo. Está dirigido por los mismos propietarios taiwaneses, quienes han sabido mantener la esencia de su proyecto siguiendo el concepto que les ayudó a triunfar en Taichung City: cartón por todas partes. Es la receta del éxito de -por el momento- dos restaurantes en los que la comida importa más bien poco, pues el verdadero motivo que nos empuja a visitarlo reside en el potencial del reciclaje y en la demostración que hace sobre la posibilidad real de vivir en un entorno 100% ecológico en el que se respeta el medio ambiente.

Si los establecimientos de cartón se están haciendo un hueco en nuestros días, lo que parece asentado y generalizado ya son las construcciones hechas completamente de hielo. Hoteles: en Canáda, Suecia, Noruega, Andorra, Alaska, Rumanía o Eslovenia; bares: en Nueva York, Madrid, Ámsterdam o Barcelona e incluso restaurantes en Dubái o Finlandia se caracterizan por tener temperaturas muy por debajo de los 0 grados. En este último país, Finlandia, encontramos el Snow Castle. Se trata de un precioso castillo ubicado en Kemi, una ciudad de Laponia, donde se asienta uno de los restaurantes más espectaculares del mundo. Todo está esculpido sobre hielo: paredes, mesas, bancos, lámparas, vasos, cocina y todo cuanto nos podamos imaginar. Las sillas y mesas están forradas con piel de reno, ya que si no sería imposible aguantar el frío que desprenden. Como curiosidad, hay que decir que cada uno de los 19 años que lleva en funcionamiento ha tenido una apariencia diferente; esto es porque se ha de construir cada año -unas 6 semanas se tarda aproximadamente- y solo puede estar abierto en los meses de invierno.

Volviendo a los restaurantes de cartón, cabe señalar que muchos tienden a obviar el hecho de que el Carton King de Taiwán ha sido el primero en el que este material ha adquirido un protagonismo sin precedentes, colocando equivocadamente al recién estrenado restaurante de cartón de Shanghai como el único de su especie. En cualquier caso, sería interesante que este tipo de locales se extendiera más allá de las fronteras chinas. ¿Para cuándo uno en España? ¿Sería posible hacer paella o un cocido madrileño en una olla de papel?

Rate this post

Sobre el autor

Graduada en Periodismo por la Universidad de Valladolid aunque es de Fabero (León). Trabajando desde hace muchos años en el sector de la hostelería. Futura experta en Periodismo Gastronómico y todo lo relacionado con los restaurantes, un mundo que la tiene fascinada. Sus otras pasiones: el rock y los deportes.

Suscríbete

1 Comment

  1. Asombroso Diego. Muchas gracias por compartir y a Jennifer Rey mi enhorabuena por el artículo.
    En cuanto a que una olla se pueda utilizar hasta tres veces, es magnífico. Solo falta saber su precio, para ver la rentabilidad que ofrece, supongo que igual sucederá con todo lo demás de cartón

Deja un comentario