fbpx Smiley face

Solutions to become a Contactless Restaurant and avoid the transmission of Covid19

0

Shortly after the pandemic was declared by the coronavirus Worldwide, restaurants have been forced to take action on the matter. Only by regaining security in their dining room do they have the chance to overcome an economic environment that is slowing down at great speed, affecting in a particularly harmful way the hospitality industry.

Recovering that security in the place is very complicated because for this they have to follow the guidelines that are imposed by national health organizations, usually in the form of capacity limitations, reduced hours with very early closing times and extreme disinfection measures, all of which involve a reorganization of the way the business operates and the human resources used to manage the premises.

Regarding the last point, the sanitation and disinfection of the establishment, one of the measures that are usually adopted is limitation of contact surfaces that can serve as a vector for the propagation of the virions of the SARS-2. The reduction of contact surfaces has led to the philosophy contactless or without contact that advocates eliminating those objects that can be handled by multiple people at some point.

To get a restaurant contactless, one of the first decisions made was the elimination of cash payment methods. Since the card involved the use of a numeric keypad (the one with the card reader) The adoption of alternative payment methods whose use had been explored only timidly so far was also prioritized; is the case of virtual wallets, as may be Google Pay O Apple Pay.

The problem later came with the autopedido kiosks with touch screen. It didn't take long for solutions based on voice commands to appear on the market, facial recognition, artificial intelligence and even holographic screens that allow you to manage the menu without touching anything.

It has also happened with one of the most common elements in restaurants: the letter. After a day, dozens of people handle the same letter, no matter what hand hygiene the clientele performs, This object is destined to become a disease transmitter now that we are in a second wave.

There are various ways in which restaurant menus, usually of paper with or without laminated protection, can be replaced by a higher version, which also has the potential to stay with us even after the pandemic. One of the simplest ways, available to all restaurants that have a app mobile, is the inclusion of the digital menu as part of a mobile application, on a specially designed tab.

El menú digital como parte de la app móvil permite al comensal consultar los artículos disponibles incluso antes de entrar al establecimiento. Esto tiene un gran valor añadido en esta crisis del coronavirus: los tiempos de espera se minimizan al máximo, no hay que dar un margen a los visitantes para que elijan sus platos y la atención por parte del camarero puede realizarse ipso facto. Esto a su vez permite mantener el aforo del local por debajo de los límites legalmente estipulados, sin tener que sacrificar tantos clientes. La accesibilidad de los menús digitales en las apps es un punto a favor para el restaurador, y su efecto positivo no es para nada desdeñable.

Otra posibilidad es la instalación de pantallas que muestren el menú en el establecimiento. Además de lugares estratégicos junto a las mesas, puede orientarse alguna de estas pantallas de cara a la cristalera de la fachada (si esta existe) para proyectar hacia el exterior el menú como reclamo hacia los transeúntes que pasan por el lugar.

Así, las pantallas con los menús digitalizados servirían el mismo propósito de las pizarras de bares, cafeterías y restaurantes a las que tan acostumbrados estamos. Este formato requiere una inversión inicial algo más importante, pero tiene la ventaja de ser comprensible para todo tipo de cohortes, no solo para los clientes más jóvenes acostumbrados a usar sus smartphones para todo.

Otra posibilidad es usar un servidor remoto para que aloje el menú digital, y que este se pueda acceder desde el local con algún tipo de código, como los socorridos QR. Ya han surgido multitud de empresas especializadas en este tipo de servicio, gracias a ellos los restaurantes solo tiene que proveer la información de sus menús y la agencia se encarga de entregar un sistema de menús digitales para el establecimiento perfectamente funcional.

Los menús digitales accesibles con códigos QR recogen los pros de las otras dos metodologías mentadas. Por un lado son baratos de implementar, no son incompatibles con una consulta temprana (puede accederse a la web donde se alojan los menús en cualquier momento, no se requiere el código QR para ingresar) y cualquier persona que posea un teléfono moderno puede usar la cámara de forma fácil y sencilla para obtener la información que necesita a través de los códigos situados en mesas, paredes y lugares similares dentro y fuera de las paredes del restaurante.

Además, el uso de menús digitales en plena crisis del coronavirus puede ayudar al profesional de la restauración a llevar a su local a un nuevo nivel de transformación digital. Los menús digitales, especialmente los que se implementan directamente en apps móviles gestionadas por la propia casa, permiten una mayor integración con métodos de pago contactless como los ya mencionados monederos digitales y las criptodivisas, pero también abren la puerta a un servicio más personalizado, a la obtención de información sobre los hábitos de consumo de los comensales, no hay que olvidar que ahora se conoce toda la trazabilidad de los datos del cliente, que puede ser capitalizada a través del análisis de macrodatos y programas basados en inteligencia artificial y aprendizaje de máquina, así como a servir como embudo para convertir usuarios ocasionales en clientes recurrentes (las herramientas de fidelización de clientela nunca han estado tan de boga).

Todas estas ventajas, añadidas al mayor control sobre la salubridad, hacen que conseguir un restaurante contactless sea un gran activo que los hosteleros están estudiando pormenorizadamente ahora que el futuro que se cierne sobre el sector es, cuanto menos, incierto.

Rate this post

Sobre el autor

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario