fbpx Smiley face

Spyce, the robotized restaurant serves dishes with Michelin star 7 €

0

technology-enhanced culinary excellence“. With this interesting slogan, we are presented with the commitment of a team of students WITH, the restaurant Spyce. The local mixing the recipes a renowned chef as is Daniel Boulud, with the healthy menus that every university would be able to enjoy and automation in the kitchen.

The Spyce restaurant is one of the first establishments where dishes are entirely prepared by robots. A milestone for the city of Boston, but also for food processors, models for decorating the kitchen in the Spyce are the first capable of preparing complex dishes.

So far we have seen automate simple processes. Flip a burger, make and serve coffee, put food on the table ... The kitchen robots Spyce go further and are able to prepare tasty menus that have nothing to envy any assistant at MIT could wish. The responsible party, Kale formed by Rogers, Michael Farid, Braden Knight y Luke Schlueter; and nicknamed WITH Spyce Kitchen, It is fully satisfied.

The idea has not only made furor in the media, but it has helped young people get the prize Eat it. An honor that also entails an economic incentive 10.000 Dollars for participants for inventions in food technology.

Lejos de ser una experiencia piloto, el establecimiento pretende comenzar a generar beneficios en tiempo récord gracias a los mayores márgenes obtenidos a través de la automatización en la cocina.

Platos con una estrella Michelin, a 7 euros

El éxito es aún mayor si cabe al tener en cuenta que los sabrosos platos diseñados por el cocinero galardonado con una estrella Michelin se venden como churros. Con un precio que ronda los siete euros, los comensales del Spyce pueden quedarse boquiabiertos por el dominio de las artes culinarias que presentan los robots de cocina, y más tarde por el excelente sabor de los platos.

En cualquier caso, prescindir de los cocineros nunca ha sido la intención de los chicos detrás del Spyce. De hecho, aún hay personal trabajando en este local. Antes de que los ingredientes entren en los woks y se sirvan, dos cocineros los preparan adecuadamente. Otra persona se puede encargar de comprobar el resultado final y dar unos retoques si es necesario.

Ahora, con la vista en el horizonte, los jóvenes emprendedores buscan la aprobación de la Secretaría de Agricultura de Estados Unidos y de la Administración de Alimentos y Medicamentos para expansirse. Si estos organismos dan el visto bueno a la nueva tecnología alimentaria, el Spyce abrirá nuevos establecimientos en otras ciudades universitarias.

Mientras tanto, el local original de Boston seguirá reuniendo reseñas positivas en Yelp, donde los visitantes que ya han opinado inciden sobre el buen sabor de la comida y la presteza del servicio.

5/5 - (1 vote)

Sobre el autor

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario