fbpx Smiley face

Do you tatuarías the logo of your restaurant if they improve their results?

0

A bet is a bet and Denny Mary Post, CEO chain burgers Red Robin, I knew it. For that reason, as well as a professional is a woman of her word, now you have a burger tattooed on his shoulder, to the delight of the entire workforce. And is that this directive chain Red Robin He bets with employees of your organization if they were able to improve scores that measured customer satisfaction in a given period of time, she would tattoo.

Over the past year They have been receiving the opinions of diners across devices present at the tables. They should vote on a scale of 0 al 10 if they would recommend the restaurant to a friend. Last year they got a increase 30% in the number of opinions, which left not being a good indication.

An outstanding restaurant of customer feedback

And is that that customer satisfaction has been more than tangible, as it has been demonstrated in the accounts of the restaurant chain. To the surprise of Post, total revenue rose Red Robin 1,8% in the fourth quarter of 2016, while the average income of other similar restaurants fell into a 4,3%. In that year revenue grew 3,1% against falling 3,3% industry.

Post se confiesa orgullosa y sorprendida al mismo tiempo, ya que no se esperaba una subida tan fuerte. “Propuse una meta que me parecía un verdadero reto. No me parecía que estuviera vendiendo mi brazo”, confesaba la directiva.

Y precisamente en esa extremidad es donde ahora la CEO de la compañía puede mostrarnos su nuevo tatuaje. Tras acotar la elección a 3 opciones, Post dejó que sus empleados votaran con aplausos el diseño final. El ganador fue una Billy Burger sosteniendo un corazón donde estaba Red Robin escrito.

Votos para escoger el diseño del tatuaje

La directiva confiesa que el proceso fue menos doloroso de lo que pensaba, aunque ahora ha puesto el listón muy alto en cuestión de motivación extra para sus empleados. Una vez hecho, Post contemplaba el dibujo grabado con tinta sobre su piel pensando en tener que asistir a una entrevista en el futuro, aunque en su fuero interno, la CEO tiene la idea de jubilarse en Red Robin. Esta compañía, que le ha ascendido 3 veces desde su ingreso en 2011, es su pasión y más ahora con el crecimiento de los restaurantes fast casual.

Según Post, la decisión de asistir a Red Robin por parte de los clientes en un 50% de las ocasiones es fruto de la improvisación, pero con tendencias como el delivery o entrega a domicilio, así como la ya mencionada potencialidad de los restaurantes fast casual, la directiva ve una enorme posibilidad de crecimiento en su compañía.

Estaremos pendientes para ver qué otras ingeniosas recompensas se le ocurren para motivar a sus equipos porque seguro que no tienen desperdicio.

Rate this post

Sobre el autor

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario