fbpx Smiley face

Terraces in winter: This is how restaurants will keep the influx of diners in the cold

0

00The closures forced by the spikes in cases caused by the second wave of the SARS-2 and the capacity limitations established to ensure that the guidelines on social distancing are met, the Inclement weather, which in most of Spain appear as low temperatures and occasional showers.

With this panorama on the horizon, hospitality professionals are forced to sharpen their wits. And one of the ideas that are having the most success among restaurants are the glazed huts or iglúes located in the outdoor spaces of the restaurants.

In northern EE. THE. this type of prefabricated buildings have already been very successful in previous years. They usually serve the purpose of keep the exterior surface of the restaurant operational, so that the capacity of the premises is maintained at maximum values. But these rooms are also highly valued on certain dates. There are real pitched battles to watch the Super Bowl or say goodbye to the year in one of these select venues. Although these contests are not dealt with weapons, but with the portfolios of the interested parties. For a couple of years the advance reservation of the outdoor tables located in these glazed huts or igloos has been managed through a auction system to maximize economic performance and the return on investment of the restaurant.

This, As minimum, shows that there is a unusual demand from diners. Although in the past this demand was based on the novelty and modernity of the idea, in this 2020, mired in the midst of the coronavirus crisis, more than a curiosity to share later with friends it is a necessity.

Restaurants can use these igloos to extend their useful space in winter. When the usual terraces no longer protect against the weather, these structures help maintain a surface that is now critical. In some cases, hospitality professionals have even managed to allow them occupy public areas such as parking lots, sidewalks and pedestrian streets to be able to host more tables and combat the rest of the restrictions that are imposed on businesses from the administrative spheres.

According to a new study by the National Restoration Association US, These alternatives for consumption outside the premises are of vital importance for the restaurateur. Among the most important points that are distilled from the association's investigations, the following sections consist:

  • El 74% de los restaurantes que ofrecen servicio completo disponen en sus locales patios, terrazas o aceras. Estos datos se refieren a EE. UU., donde la climatología es muy variable, pasando de zonas mediterráneas como California, a climas subtropicales como en Florida y áreas continentales frías como Nueva York y otros estados norteños. Así pues, es previsible que este índice sea incluso mayor en España, donde el clima es mucho más benigno, exceptuando zonas de montaña.
  • El porcentaje previamente presentado decrece hasta el 60% en aquellos restaurantes en los que no se ofrece servicio completo. Por lo general, cuando falta el servicio de camarería es más infrecuente que el local esté dotado de espacios exteriores en los que atender a los consumidores.
  • Considerando estos dos puntos, no es de extrañar que el porcentaje de volumen de negocio total asociado a las ventas realizadas en el exterior varíe de un tipo de restaurante a otro. En los restaurantes con servicio completo el 44% del negocio procede de los espacios exteriores, mientras que en el resto este valor se sitúa en torno al 25 por ciento.
  • Los restaurantes con terrazas establecen el cierre de sus espacios exteriores en torno a mediados de noviembre. A partir de esa fecha se prevé que el clima impida por completo la atención a comensales en exteriores desprotegidos. He aquí que los iglúes y casetas acristaladas cobren suma importancia a partir de esta fecha.
  • El 49% de los profesionales que regentan restaurantes de servicio completo tomarán medidas para extender el periodo en el que sus espacios exteriores estarán en uso. En el resto de casos, solo el 25% de los hosteleros planean hacer lo mismo.
  • El 77% de los gerentes de restaurantes de servicio completo y el 65% de los demás se sienten interesados por posibles incentivos económicos, ayudas o reducciones sobre los tipos impositivos que les permitan hacer frente a compras de calefactores exteriores, iglúes y similares para prolongar las ventas en sus espacios exteriores.

La instalación de casetas exteriores e iglúes se posiciona de esta manera como una magnífica idea para hacer frente a la temporada de invierno en el establecimiento, más aun considerando que la crisis del coronavirus persiste y es necesario maximizar el rendimiento del establecimiento.

No obstante, montar este tipo de elementos en el exterior del local no es tan simple como sencillamente tomar la decisión. La ubicación del local es de suma importancia, así como lo es la existencia o no de espacios exteriores que se puedan emplear para erigir los habitáculos acristalados. En algunas ocasiones la problemática no deriva de la disponibilidad de superficie en sí, sino de normativas locales en materia de seguridad o del precio de alquiler o adquisición de estos prefabricados, que pueden suponer varios miles de euros incluso con los modelos más asequibles.

La climatización puede ser otra necesidad a atender. Las casetas e iglúes constan simplemente de una estructura, amarres, ventanas y el mobiliario más básico. Lo necesario para proteger a los visitantes contra las precipitaciones y el viento, así como para aislarlos de otros consumidores y evitar que contraigan la COVID-19. Sin embargo, el frío puede seguir disuadiendo a los comensales. En este caso se hace necesaria una inversión adicional en calefactores aptos para espacios exteriores, con sus consabidos consumos en energía eléctrica o fuel.

La cuestión que el restaurador tiene que responder es qué merece la pena en su caso: ¿hacer frente a la inversión inicial o perder ese suculento porcentaje de ventas diarias que se realiza en los espacios exteriores? Casa caso será diferente, pero para aquellos que suelan disfrutar de una terraza concurrida, sin duda las casetas acristaladas y los iglúes serán una solución a tener en consideración.

Rate this post

Sobre el autor

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario