fbpx Smiley face

After the climate summit

0

once held the climate summit, It is clear that the future holds dark times. The challenges are fierce. Even so, granite to granite, After the climate summit. fight for the sustainability restaurants on a front where it is worth acting.

The latest edition of Michelin highlights the environmental commitment of restaurants with a distinctive: green clover. applications Too Good to Go combat food waste by connecting restaurants and consumers before closing, so that the prepared dishes do not go unsold. Legislation in France prohibits supermarkets from dumping products close to their expiration date; instead, they should donate to non-profit organizations and food banks ...

Times are changing and each of us must decide if we want to be part of the solution or part of the problem. Recently, canadian coffee chain Tim Hortons has reaffirmed its decision.

Tim Hortons against single-use plastics

Founded in 1964 by Tim Horton y Jim Charade, the chain of cafeterias specialized in coffee, pastries, biscuits, cakes, ice cream and sandwiches has grown all over Canada (4000 establishments), U.S, Mexico and Spain, where it has stores in Madrid and Alicante.

On the occasion of Waste Reduction Week or, in Spanish, Waste reduction week, After the climate summit, Tim Hortons unveiled good news: your compostable drink cups, After the climate summit.

As part of the company's sustainability efforts, compostable cups have been developed within the plataforma Tims for Good, an initiative that aims to take the brand to new levels of sustainability, healthy nutrition, social responsibility and business ethics.

In its eco-responsible itinerary you can see how the presentation of compostable cups is just the latest milestone for the company. Plastic straws have previously been removed, they have ensured that the packaging of their sandwiches is recyclable, they have replaced paper napkins with others made from 100% recycled cellulose, have eliminated the double packaging procedure, have implemented a collaboration with the local recycling company TerraCycles and much more.

Así, el vaso compostable no ha sorprendido a muchos de los fanáticos de Tim Hortons. No solo porque su línea de trabajo haya quedado clara desde el pasado —no es greenwashing, se trata de genuino interés por el medio ambiente—, sino también porque el vaso que han presentado a finales de octubre es la última iteración de un proceso que les ha llevado por tapas reusables para los vasos, vasos ejecutados con un 30 % de material reciclado y diversas alternativas para las varitas o cucharillas.

De esta forma, la cadena canadiense se pone a la cabeza en la lucha contra los plásticos de un solo uso. A finales de 2021 habrán impedido que 1000 millones de piezas de plástico desechable hayan sido producidas. En 2022 prevén que este número se triplique, un logro nada desdeñable que otras empresas como Starbucks, Dunkin’ Donuts o McCafe deberían replicar.

El vaso: resultado de la colaboración entre Tim Hortons y WestRock

Tim Hortons, una empresa de restauración, poco ha tenido que ver con el desarrollo de la tecnología detrás del vaso. Ellos simplemente han sido los promotores de la creación. De la parte técnica se ha encargado la empresa fabricante de embalaje WestRock, un gigante del sector que opera a nivel internacional y demuestra un interés especial por el embalaje sostenible.

El vaso que han diseñado para Tim Hortons no solo es compostable y reciclable, además, está hecho en parte con material recuperado. Hasta un 20 % de la materia prima utilizada en la fabricación de los vasos ha sido extraída de otros artículos que ya han llegado al final de su vida útil. De esta manera, el ciclo de reciclaje comienza a tomar verdadero sentido, haciendo que los vasos puedan ser reusados una y otra vez, requiriendo para ello únicamente un pequeño aporte de energía en el proceso de repulpado.

Durante la conceptualización de este modelo de vaso compostable, los expertos en reciclaje de WestRock se han asegurado de que el vaso de Tim Hortons pueda ser aceptado en los diferentes programas de tratamiento de residuos sólidos disponibles a lo largo y ancho del país. Así, la cafetería tendrá la garantía de que tantas unidades como sea posible entren de nuevo al circuito de recuperación de materiales.

Tim Hortons no se contenta con lo que ha conseguido hasta el momento y sigue invirtiendo en la sostenibilidad de sus restaurantes. Otro proyecto piloto ya en funcionamiento pone en valor el potencial de la inteligencia artificial para informar y educar a los comensales que pasan por sus salones. En colaboración con Intuitive AI, doce de sus restaurantes han sido equipados con pantallas de identificación automática de envases, gracias a las cuales los visitantes pueden conocer cuál es la forma más apropiada de deshacerse de los residuos que tienen en mano.

Al mismo tiempo, Tim Hortons busca llevar su cooperación con la plataforma Loop de TerraCycles a un nuevo nivel. El objetivo ahora es recuperar tantos vasos compostables como sea posible para maximizar las oportunidades de reciclado.

5/5 - (1 vote)

Sobre el autor

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario