Join the INNOVATION CLUB RESTAURANT biggest in the world

A UK report warns of food security in delivery companies

0

No hay ninguna duda de que Deliveroo Y Uber Eats son dos de las grandes empresas de reparto de comida a domicilio que ofrecen sus servicios en las principales las ciudades europeas, solo aventajadas por la más veterana Just Eat.

Nevertheless, el cariño que se han ganado entre los consumidores pronto podría tornarse en recelo y evasivas pues se ha sabido recientemente que los estándares de higiene y salubridad de estas dos empresas no son coherentes con el resto de integrantes del ecosistema compuesto por las compañías de reparto domiciliario de alimentos. ¿Derivarán estas estadísticas en el descontento del consumidor?

The consumidores de Londres tienen todo el derecho a sentirse así después de conocer los resultados de un estudio promovido por la Agencia de Estándares Alimentarios de Reino Unido (FSA).

El problema no tiene su origen en los repartidores, ni en cómo tratan estas dos empresas su carga. No. El problema está en la raíz. 23 de los restaurantes londinenses que aparecen en las aplicaciones móviles de estas dos empresas han recibido una puntuación nula en una escala de cinco puntos; that is to say, más de una veintena de locales presentan la más baja de las calificaciones posibles.

Entre los problemas detectados por el organismo durante las inspecciones que han tenido lugar recientemente se encuentran:

  • A incorrecta manipulación de los alimentos.
  • Ausencia de correctas medidas higiénicas entre la plantilla, incluyendo hasta las más básicas, como por ejemplo lavarse las manos antes de comenzar con el proceso de cocinado.
  • Presencia de animales considerados pestes, vectores de enfermedades e indicadores de condiciones de salubridad impropias de un alto nivel de seguridad alimentaria.

Al extenderse la noticia ambas compañías se han visto obligadas a atender las consultas de los periodistas o a emitir comunicados de prensa para calmar a sus usuarios.

A) Yes, Deliveroo, la más afectada pues colabora con 22 de los restaurantes que aparecen en la lista negra, se apresuraba a indicar en un comunicado oficial: “En el minúsculo número de casos en el que los restaurantes con los que trabajamos no alcanzan los elevados estándares que esperamos tanto nosotros, Deliveroo, como nuestros usuarios, les apoyamos para que eleven sus estándares cerciorándonos de que tiene acceso a consejos de expertos independientes”.

Para Deliveroo, esta noticia llega en el peor momento posible pues hace poco recibía 480 millones de dólares de sus inversores para potenciar su presencia en el mercado de Europa.

UberEats se encuentra en una posición mucho más ventajosa. Además de haber sido azotada con menor intensidad por la plaga de restaurantes con bajo nivel de seguridad alimentaria, la compañía dispone de un protocolo mediante el cual intenta evitar este tipo de problemas y que es una muestra clara de su preocupación por el bienestar de sus usuarios. Para que un restaurante pueda aparecer en las aplicaciones móviles de Uber Eats, éste debe haber alcanzado una puntuación mínima de dos puntos en las calificaciones de la FSA.

El restaurante necesita una valoración mínima para aparecer en la app

¿Cómo es posible que aparezcan entonces restaurantes con una valoración inferior al del límite de acceso? Esto aún no se ha esclarecido completamente. El comunicado presentado por la rama dedicada al reparto de comida a domicilio de Uber permite intuir que estos restaurantes han visto su puntuación revisada y rebajada por la FSA después de haber pasado la criba establecida por la app.

De la misma manera, se puede adivinar que Uber no tiene una forma automática de detectar si la valoración de la seguridad alimentaria del establecimiento ha cambiado, por lo que la eliminación de los negocios que no cumplen con la normativa depende completamente de que alguien les informe.

Y claro está, no serán los propios dueños del establecimiento, que en todo caso se verían afectados negativamente por desaparecer de la base de datos del software. Generalmente se tratará de algún comensal alarmado.

Tampoco se pueden descartar casos más bizarros como por ejemplo la falsificación de documentos por parte de algún restaurador con vistas a beneficiarse de la herramienta. Recordemos que para un negocio de este tipo, aparecer en UberEats puede triplicar el volumen de pedidos para llevar, algo nada desdeñable.

En cualquier caso lo que sí está claro, para desmayo de los usuarios de Deliveroo y UberEats, es que están en riesgo. Si alguien se decía para sí «que no es tan grave», permitan que la FSA disienta: la calificación de cero puntos está reservada para aquellos locales en los que son absolutamente necesarios cambios que mejoren las condiciones higiénicas y de salubridad, y además se insta a que las correcciones oportunas se acometan con la máxima urgencia possible.

Si a algún lector le parece surrealista la supervivencia de un negocio que se tome la seguridad alimentaria tan a la ligera, teniendo en cuenta la estricta normativa local, nacional e incluso europea a la que se ven sometidos los negocios de restauración; y considerando también las, a menudo incómodas pero siempre necesarias, inspecciones; todo ello tiene una explicación.

Una cuestión peliaguda para el sector de la restauración

Los locales ingleses no están obligados a mostrar la puntuación alcanzada en las evaluaciones de la FSA (ni en lugar bien visible, ni en ningún lugar, in fact). Los clientes entran a ciegas jugándose su bienestar a no ser que consulten de antemano la página web de la Agencia de Estándares Alimentarios, donde sí aparecen listados los negocios junto con la puntuación recibida y los motivos por la cual esta ha sido la que ha sido y no otra.

Nowadays Deliveroo ofrece sus servicios en las principales capitales de Europa, while UberEats está disponible en más de 200 ubicaciones solo en este continente. Los efectos de la noticia aún no se han observado, pero cabe esperar que ambas empresas se aquejen, o por la menor confianza de sus usuarios, o por las dudas que este problema despierte en los inversores.

En el caso de Deliveroo, que ha abierto varios puntos de preparación conocidos como dark kitchens, siempre queda el alivio de saber que estas cocinas propias cuentan con los más altos estándares, de acuerdo también a la propia FSA.

A UK report warns of food security in delivery companies
5 (100%) 1 vote

About the Author

Drafting

Article by the editorial team of DiegoCoquillat.com. It has professionals both in the field of hospitality, gastronomy and tourism, and new technologies and innovation.

Subscribe

Leave a comment