fbpx Smiley face

A Paris restaurant allows entry to dogs but not bankers

0

Alexandre Callet Own Richelieu's Stables, a gourmet restaurante in Rueil-Malmaison, less than 20 Km de París, where dogs are allowed entry but not bankers, unless they pay input 70.000 euros (Meal not included).

That is the price that has decided to Callet as a prerequisite for any banker who wants to enjoy his restaurant. The reasons that led to this thirtysomething to take such a decision striking, date back to 2008, when just 23 year old, Callet trying to get funding to open its first restaurant and again getting negative responses from restaurants.

Alexandre Callet is the owner of Les Ecuries de RichelieuLe Figaro

Despite these tough start, just two years later Alexandre Callet managed to bring his restaurant to the Michelin Guide and enjoy an unexpected success, at least for bankers who recently had been denied the opportunity to have a loan to start your business.

"The banker who wants to enter that place fours

Thanks to this brilliant start to his career in the hospitality industry, Callet cuantiosamente see how it expands its customer base allowing you to bring up your business. A few months ago, the Callet himself explained: "2015 was our best year in both turnover and profits". With these prospects, this young thirtysomething decides to launch into the pool with a second restaurant, and in November 2015 He had already found the perfect place and sent a request for bank financing 70.000 euros to launch this new challenge.

 Alexandre Callet managed to bring his restaurant to the Michelin Guide Richelieu Stables

Según Alexandre: “la concesión del crédito debería haber sido una mera formalidad, ya que mi restaurante puede asegurar la devolución del dinero dentro de los plazos que establezcan porque tenemos un buen margen de beneficios”. Pero no fue así, solamente obtuvo respuestas negativas por parte de los bancos, hasta ocho, y alguno incluso le negó el préstamo sin mayores explicaciones.

Restaurante Gourmet Les Ecuries de RichelieuEcuries Richelieu

En palabras del propio Alex al diario francés Le Figaro: “restauradores y empresarios, todos estamos en la misma situación. Cuando queremos emprender e iniciar un negocio, tenemos que ponernos a cuatro patas…” y añade con bastante enfado: “hoy en día los banqueros no están haciendo bien su trabajo, y con esta provocación lo que pretendo es denunciar el sabotaje permanente al que está sometido el tejido económico francés”.

“Es una simple cuestión de reciprocidad”

Bastante molesto, Alexander ha tirado la toalla por el momento con su segundo restaurante pero en la entrada del primero, sus clientes pueden ver una pizarra donde muestra claramente la prohibición de la entrada a los banqueros salvo pago de una entrada por valor de 70.000 euros, justo el importe que le denegaron hace unos meses los bancos.

El hostelero Alexandre Callet ha declarado que si por casualidad algún banquero accediera a pagar su entrada, donaría el dinero entre todos sus empleados. Aquí tenemos un curioso caso en el que un ciudadano ha decidido tomarse la justicia por su cuenta y responder a los banqueros con su propia medicina. Al fin y al cabo, para eso está el derecho de admisión.

Rate this post

Sobre el autor

Licenciado en Periodismo y redactor. Escribo desde antes de tener uso de razón. Me encanta investigar sobre gastronomía, restaurantes y nuevas tecnologías. Me olvido de poner en el suelo los pies y me siento mejor viendo una película o leyendo un libro. También me gusta hablar de cine.

Suscríbete

Deja un comentario