Smiley face

Estudio sobre la influencia de la tecnología en los restaurantes en 2020

2

La tecnología es uno de los principales generadores de riqueza en la industria y en la sociedad. Es por ello que las grandes operaciones empresariales suelen invertir montos importantes en su implantación y desarrollo.

Como cualquier hostelero puede atestiguar, esto es también una realidad en los restaurantes de todo el mundo. Con la transformación digital han hecho acto de presencia terminales punto de venta, kioscos de autopedido, telecomunicaciones vía web e incluso gestionadas por chatbots, campañas promocionales en redes sociales y mucho más.

Sin embargo, también hay consenso entre los profesionales de este segmento en que la adopción de las nuevas soluciones tecnológicas se realiza de forma más lenta en el mundo de la restauración. Así tecnologías como la inteligencia artificial, el internet de las cosas o la robótica de cocina todavía se usan de forma muy tímida en los restaurantes.

Esto es problemático si tenemos en cuenta que estamos en un momento de gran aceleración de la tecnología humana. Los avances punteros que se observan hoy en los laboratorios poco tienen que ver con las bases que utilizan las herramientas disponibles en el mercado. Por ende, la tasa de sustitución tecnológica es abrumadoramente alta y los negocios experimentan dificultades para adaptarse a esta vorágine.

Para conocer cuáles son las impresiones de la industria de los restaurantes sobre esta realidad, el equipo de investigación de Restaurant Business se puso manos a la obra para levantar una pesquisa exhaustiva sobre las sensaciones del sector en lo que a tecnología e implantación tecnológica se refiere.

Estos son los principales puntos de interés que se destilan del estudio:

  • Los restaurantes experimentan un ritmo de adopción tecnológica medio. Solo un 7% de los encuestados se atrevieron a indicar que su ritmo de implementación tecnológica era superior a lo usual. Más de la mitad de los respondientes consideraron que se encontraban en la media. De hecho, este 54% es un valor halagüeño. No se puede decir lo mismo del 39% restante, quienes confiesan sentirse superados por el surgimiento de nuevas tecnologías para restauración y dicen estar retrasados respecto a los competidores.

  • El presupuesto destinado a implantación tecnológica aumenta. Solo un 3% de los gerentes que participaron en el estudio redujeron su inversión en tecnología entre 2018 y 2019. Ello puede deberse a que durante el ejercicio anterior sobrepasaron el gasto medio, o a malos resultados con las tecnologías previamente implantadas. En contraposición, un 45% mantuvieron la inversión en materia de tecnología para restauración y un abrumador 52% decidieron incrementar sus esfuerzos económicos en este campo.

  • Las dificultades a la hora de acometer reformas tecnológicas en el local son variopintas. Entre los óbices a la instauración temprana de nuevas soluciones tecnológicas está, en primer lugar y como no podría ser de otra forma, el coste de adquisición de dichas aplicaciones. Un 70% de los restaurantes coinciden en que esta es la gran barrera a superar. Con porcentajes en el rango del 20 al 35 por ciento, los operadores también mencionan los impedimentos para la integración con el POS existente en el establecimiento, la falta de infraestructura física para acometer los cambios requeridos, la necesidad de formar al personal en las nuevas tecnologías para restauración a instalar, el imprevisible nivel de aceptación por parte de la clientela, los costes de mantenimiento y reparación, así como aquellos referidos a la operación de los nuevos sistemas.

  • Hay cinco puntos que los restaurantes valoran positivamente al emplear tecnología innovadora. El aspecto más importante de todos es la mejora en la experiencia del usuario que se alcanza al satisfacer una demanda tecnológica del público. Otros valores seguros para el restaurador son el incremento en el control de los costes laborales, la capacidad de adquisición de información, la mejora de la productividad en el espacio de trabajo y del rendimiento global.

  • Pedidos remotos, integración POS y herramientas de terceros entre los principales objetivos a perseguir durante 2020. Cuentan con un lugar especial también los sistemas de recompensas y fidelización de clientela a través de aplicaciones móviles, la ampliación del abanico de opciones a la hora de pagar, la robótica de cocina y la automatización de procesos, el uso de vehículos autónomos o drones en el reparto de comida a domicilio, y el aprendizaje de máquina.

  • IoT, mobiliario inteligente, software de gestión de recursos humanos y sistemas automáticos de ajuste de precios se encuentran entre las tecnologías más deseadas. A este grupo le siguen aparatos como los kioscos de autopedido con pantalla táctil, los sistemas de gestión de información y almacenamiento de datos, la robótica de cocina, el aprendizaje de máquina y las redes de cámaras con reconocimiento facial.

Pero la actualidad no lo es todo. De los 170 operadores que participaron en la encuesta organizada por el medio especializado americano, muchos expresaron también un gran interés por los avances futuros.

Si bien esta tecnología no está disponible para el restaurador medio a día de hoy, es previsible que en 2020 o años venideros algunas de estas soluciones se vendan ya a través de empresas especializadas.

Las herramientas y modificaciones que más expectación causan entre los profesionales son:

  • Sistemas de preparación automática de ingredientes que hagan la presentación más loable y homogénea
  • Soluciones basadas en inteligencia artificial a precios asequibles al alcance de las operaciones individuales de menor entidad
  • Reducción de las tarifas que se pagan por la presencia en sistemas de reserva gestionados por empresas externas
  • Software de pronóstico de fallos, gestión de mantenimiento y emisión de advertencias más avanzado, que funcione de tal modo que permita reducir los costes asociados a las averías en el equipo especializado del restaurante y minimizar el tiempo que estos aparatos están fuera de servicio
  • Integración total de las plataformas de gestión de reservas, pedidos online, envíos de comida, CRM y similares con el terminal punto de venta del restaurante

La tecnología y la hostelería han sido aliados durante muchos años, y nada anticipa que esto vaya a dejar de ser así con el cambio de década. Los empresarios del sector, desde luego, lo descartan completamente.

Sobre el autor

Redacción

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

2 comentarios

Deja un comentario